La Razón de Nuestra Fe

Amaría ciertamente un don de su esposo; pero si dijese: «Me basta este anillo, y ya no quiero ver más a mi esposo», ¿qué amor sería éste? ¿Quién no reprobaría locura semejante? ¿Quién la excusaría de un afecto adulterino?

Reproducimos a continuación el artículo del Prof. Roberto de Mattei sobre el combate de un santo monje griego contra la aprobación del adulterio realizada por un Sínodo de obispos, bajo la presión del emperador o basileus bizantino, a fines del siglo octavo.

En estos tiempos, hijos del Neomodernismo parasitado en la estructura de la Iglesia, se han cometido toda clase de abusos. Muchos han sido de las palabras más genuinamente católicas. Una de ellas, profecía, ha resultado particularmente enlodada.

Ante todo, si se cumplen bien y santamente los deberes de este precepto, cabe esperar que los hombres vivirán unidos por la perfecta conformidad de sentimientos, y conservarán en sociedad la paz y la concordia.

En la Hojita de Fe en que iniciamos la explicación de los preceptos del Decálogo, según la exposición que de ellos hace el Catecismo de Tren­to, señalamos la división de los preceptos del Decálogo en dos grupos, correspondientes cada uno a una tabla

El Evangelio nos cuenta cómo la gracia trabajó lenta, pero eficazmente, en el alma de María la pecadora. Recogida en su casa, y desentendida ya de su vida anterior, María sólo suspiraba por el mo­mento en que el Salvador se dignaría perdonarla. Mientras tanto, la fe de María Magdalena se purificaba y fortalecía.

"Admito y reconozco como signos certísimos del origen divino de la religión cristiana los argumentos externos de la revelación, esto es, hechos divinos, y en primer término, los milagros y las profecías, y sostengo que son sobremanera acomodados a la inteligencia de todas las edades y de los hombres, aun los de este tiempo".

Francisco acaba de terminar una gira internacional en las vecindades de la Argentina: Ecuador, Bolivia y Paraguay. Realizó durante este paseo una cantidad de actos político-religiosos y otros meramente políticos.

Después de considerar la glorificación de Cristo por su gloriosa resurrección, el Credo expone su glorificación a través de su admirable ascensión a los cielos.

Las ayudas a la familia de parte del Estado “no son una forma de limosna sino una verdadera ‘deuda social’ respecto a la institución familiar, que tanto aporta al bien común de todos”, ha dicho Francisco.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Antonio Caponnetto

Gracias te doy Dios mío porque siendo un grumete me has dejado ser parte de esta fiel romería...

Juan Carlos Monedero (h)

El año se abrió con estos dos claros ejemplos de Corrección Política, estasdemostraciones de fuerza del lobby abortista, cuya naturaleza se comprende a la luz de otros casos anteriores, no tan lejanos en el tiempo.

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.