La Razón de Nuestra Fe

Para mover voluntades tan atrofiadas, para calentar corazones tan helados, el divino Maestro unió a la manifestación de su insondable Amor, promesas sorprendentes. No se sabe quien hizo la recopilación de las famosas doce promesas del Sagrado Corazón. Pero este atento devoto procuró cuidadosamente que en todas las palabras de Nuestro Señor a Santa Margarita María las promesas que hizo fueran asociadas a la devoción que enseñaba y las presentó en una única lista.

A lo largo del mes de junio se celebra al Sagrado Corazón de Jesús. Esta devoción es considerada "moderna" por algunos católicos, quienes sin embargo no han profundizado en sus orígenes reales y su sentido profundo. No nace por medio de las revelaciones a Santa Margarita María, que recibe de el Señor una cantidad de promesas para quienes practiquen especialmente esta devoción. 

 

Una joven siria da un impresionante testimonio de la fe de los cristianos en Medio Oriente, bajo el yugo musulmán, en especial en estos tiempos de persecución.

Este mandamiento de la Ley de Dios, que es un efecto del primero, prescribe recta y ordenadamente el culto externo que debemos a Dios. Y como estos actos del culto externo no pueden practicarse fácilmente si se está muy ocupado con las labores de la vida material, se determinó cierto tiempo en que deban cumplirse.

El conocimiento de este artículo es necesario para que los fieles, movidos por el recuerdo de tan gran beneficio, se entreguen a la contemplación del amor y bondad de Dios para con nosotros.

Sé liberal con el hombre de bien y no apoyes al pecadorHaz bien al humilde, y no concedas dones al impío, impide que se le dé de comer para que no se alce sobre ti con lo mismo que le das.

¿Por qué el clero oficialmente ha asumido que debe trabajar para “promover la erradicación de la pobreza” cuando su deber es promover la salvación de las almas? ¿Por qué ha asumido esta convicción materialista de que el paraíso está o debe estar en la tierra, como piensan los liberales o los marxistas?

La piedad de la Edad Media celebraba en otro tiempo, por una solemne procesión que precedía a la Misa de este gran día, la partida de Jesús y de sus discípulos al Monte de los Olivos. También se bendecía solemnemente en este día el pan y los frutos nuevos, en memoria de la última comida que el Salvador tomó en el Cenáculo con sus discípulos.

La idea de un Sínodo consagrado a un examen profundo de estos temas parecía en sí misma perfectamente útil y oportuna. Pero ¿cómo no sentirse espantado al ver el modo en que, de hecho, se desarrolló el Sínodo de octubre de 2014, que debería sancionar en 2015 las propuestas introducidas?

Los tres preceptos de la primera tabla, referentes al amor de Dios, consideran los tres principales deberes que tenemos respecto de nuestro Creador y Padre, según los actos propios del hombre: adorarlo, reverenciarlo, darle culto.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Signos del cielo y de la tierra: si los tiempos no se abreviasen hasta los justos perecerían

Mons. Bernard Fellay

Pretender hablar de conversión excluyendo que sea a la Iglesia católica, es burlarse de la gente. Dios, que es todopoderoso, ha puesto en las manos de María esta gracia, este poder de hacer milagros; no sólo el del sol, sino un milagro aún más asombroso: la conversión de un país entero mediante una sencilla consagración hecha por el Santo Padre, al que se unirían los obispos del mundo entero. Ese país, desde ese momento, quedará entregado a la Santísima Virgen.

Editor y Responsable

Continuemos la lucha con todas nuestras fuerzas como siervos inútiles que somos, pero pongamos nuestra esperanza, más que nunca, en la todopoderosa intercesión de Santa María, la Madre de Dios siempre Virgen, pues es ella quien, una vez más, vencerá la herejía.

Editor y Responsable

Cuando ahora leo en el Nuevo Testamento esas escenas tan encantadoras del paso del Señor por Palestina, recuerdo éstas que, tan niña todavía el Señor me hizo presenciar en esos pobres caminos y carreteras de Aljustrel a Fátima y a Cova de Iría. 

Jorge Ferro

La persona de Lefebvre es remansada, acogedora. No estamos frente a un energúmeno. Bastaba mirar sus ojos, a los que veo todavía hoy como claros y serenos. Una voz tranquila, no declamatoria, sensata. Su palabra mesurada y esperanzadora. 

Editor y Responsable

Los otomanos avanzaban sobre Europa. Juan (Jan III) Sobieski, rey de Polonia, decidió liderar la coalición, abandonando su patria marchó al mando del ejército. Al llegar a Viena los turcos doblaban a los cristianos. El enviado papal, Marco D’Aviano, consiguió unir a todo el ejército bajo el mando del rey polaco.

Marcelo González

Recientemente hizo algo de ruido una pastoral del obispo de Mercedes-Luján, Mons. Radrizzani, que es un personaje muy pintoresco. Su rol mediático más reciente tuvo lugar cuando cierto ex funcionario público decidió esconder unos 10 millones de dólares en billetes en cierto convento bajo su jurisdicción.