La Razón de Nuestra Fe

el papa contó lo que había visto un trance a la potestades infernales pidiendo a Dios permiso para tentar a la humanidad con una especial libertad por un períodos cercano a un siglo. San Miguel, según el testimonio de León XIII, al cabo de esos años de espantosa crisis, intervendría para destruir el poder infernal.

En el libro del génesis, cap.6°, dícese que Dios, viendo que era mucha la malicia de los hombres, decidió exterminarlos de sobre la faz de la tierra.

Nuestro Señor Jesucristo, como recompensa de su Pasión y muerte, recibió de su Padre una triple glorificación, de la que tratan en adelante los restantes artículos del Credo referentes a la segunda Persona de la Trinidad.

"¿Buscáis lo que Jesucristo ha comprado? Ved lo que Él dio y sabréis lo que compró: La sangre de Cristo es el precio de la compra. ¿Qué otro objeto podría tener tal valor? ¿Cuál si no es el mundo entero? ¿Cuál sino todas las naciones? ¡Por el universo entero Cristo pagó un precio semejante!" (San Agustín, Tract., XX in Joan.)

La Iglesia ha querido poner como evangelio en la fiesta del Sagrado Corazón el episodio de la lanzada que recibe Jesús en la cruz después de haber muerto, lanzada que le abrió el Corazón y dejó salir sangre y agua. Todos los Padres de la Iglesia ven en ese acontecimiento un sentido típico de altísima importancia: el nacimiento de la Iglesia a partir del Costado o del Corazón de Nuestro Señor Jesucristo.

Después de la solemnidad de Pentecostés y de su Octava, la sucesión del Año Litúrgico nos introduce en un nuevo período. Desde el principio del Adviento, preludio de la fiesta de Navidad, hasta la venida del Espíritu Santo, hemos asistido al conjunto de los misterios de nuestra salvación. 

Esta gran fiesta, cuya liturgia fue escrita por el propio Santo Tomás de Aquino, es uno de los jueves del año "que brillan más que el sol", según el dicho popular español. Comparte esa gloria con el Jueves Santo y el jueves de la Ascención

¿Por qué no hablar de la finalidad religiosa del dolor, que es, en definitiva, el camino al Cielo del cual tampoco el papa les habla a los niños enfermos, y de los grados de amor al sufrimiento cuyos ejemplos vivos y patentes se han dado en toda la historia cristiana por medio de la acción transformadora de la gracia divina

Aunque parezca paradójico, en el mismo ECLESIASTES, Cap. VIIº se asevera que “es mejor el día de la muerte, que el día del nacimiento”.

Para mover voluntades tan atrofiadas, para calentar corazones tan helados, el divino Maestro unió a la manifestación de su insondable Amor, promesas sorprendentes. No se sabe quien hizo la recopilación de las famosas doce promesas del Sagrado Corazón. Pero este atento devoto procuró cuidadosamente que en todas las palabras de Nuestro Señor a Santa Margarita María las promesas que hizo fueran asociadas a la devoción que enseñaba y las presentó en una única lista.

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.

Editor y Responsable

Declaración de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974. "Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad" ...