Liturgia

El obispo asiático declaró que el Vaticano recibe "cada día (...) numerosas cartas, en las que la gente se lamenta de numerosos abusos: sacerdotes que hacen lo que quieren, obispos que se desentienden o que incluso justifican lo que hacen los sacerdotes en nombre de la "renovación"... Al final, la gente va a la misa tridentina y nuestras iglesias se vacían".


La primera y más dura batalla que los fieles católicos debemos dar para que se produzca una verdadera renovación de la vida de la Iglesia, es la recuperación de una liturgia digna y sacra.

Los modernos liturgistas sostienen las bondades de la concelebración. Sin embargo, ¿cuántas misas se celebran cuando se concelebra? Una. Y si los concelebrantes son 100, ¿no hemos perdido 99 misas? "Bueno, que más da una misa más o menos...", dirá alguno. Sobre esto, escuchemos el testimonio de San Leonardo de Porto Mauricio en su Tesoro Escondido de la Santa Misa.

Después de una carta de tono duro que publicamos en su momento durante esta semana, Catalina Miranda, lectora de PCI Digital desde México nos ha enviado un correo amable y ahora estas interesantes preguntas que creemos será de utilidad responder públicamente.

Escribe Agustín Moreno Wester

No es novedad la preocupación pontificia por el tema litúrgico. Sin embargo no siempre se comprende bien el tema ni su importancia. Y hasta se ve como un acto de altanería la insistencia de muchos católicos en que se de libertad completa al rito Tridentino. A propósito de una noticia de Le Figaro, unas reflexiones sobre la cuestión litúrgica.

Este breve comentario del P. Leonardo Castellani en “Las Parábolas de Cristo”, nos perfila con claridad los fundamentos substanciales del Primado Petrino y rebate los errores de sus principales enemigos, los protestantes.

Nicola Bux, teólogo, escritor, consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe y amigo del prefecto Francis Levada ha declarado recientemente (...) "la liturgia del papa Benedicto XVI será más espiritual, sin los abusos postconciliares. Después del Concilio Vaticano II hubo una confusión en la liturgia. Mucha responsabilidad es de los obispos diocesanos, que no cuidan con vigor. Opino que Benedicto XVI devolverá valor al latín, idioma que nunca fue cancelado, y al repertorio gregoriano".

El Domingo 18 de junio de 2006 a las 10.30 hs. el Excmo. Sr. Obispo Castrense, Mons. Antonio Baseotto, celebrará una Misa solemne en el rito tridentino tradicional (San Pío V), con coro gregoriano, seguida de la procesión de Corpus Christi. Avisar a todas las personas interesadas.
 
Lugar de la celebración: Catedral Castrense (Stella Maris), Comodoro Py 1925, a cuatro cuadras de la Torre de los Ingleses (Retiro) hacia el Río de la Plata.
 

Ciudad del Vaticano, 8 May. 06 ]]>(AICA)]]>
 

“Comenzando en el seminario, los sacerdotes deben estar preparados para celebrar la Misa en Latín, y apreciar el valor del Canto Gregoriano. Los fieles mismos deben ser educados a ese respecto”.

El Padre Romano Thommasi demuestra en un análisis punto por punto que la reforma litúrgica que dio como resultado la nueva misa está muy lejos de retornar a las fuentes patrísticas romanas, como asegura uno de sus coautores, el arzobispo Piero Marini.

 

Por el P. Romano Thommasi
Tomado de Church Organ

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Leemos en Adelante la Fe un interesante artículo del Dr. César Félix Sánchez que complementa otro, reproducido en Panorama Católico. Recomendamos la lectura de ambos. A su vez nos trajo a la curiosidad recordar qué había publicado sobre estos temas tiempo atrás, en la era de la "gran esperanza benedictina". Y nos parece prudente rememorarlo. El autor peruano recorre hacia atrás el barroso camino de Francisco. Resulta que, como siempre sostuvimos, hace mucho tiempo que la derrota papal está enfangada. 

Marcelo González

Lo más pornográfico que leí en mi vida es el libro “Teología Moral para Seglares” de Royo Marín. La parte contra sexto. Me creó una verdadera incomodidad. Las personas bien criadas tenemos una repugnancia natural por lo indecente, lo obsceno. Pero estamos fuera de época, porque lo obsceno se hace público todo el tiempo

Marcelo González

El caso de Alfie Evans, como otros, aunque no tan resonados, hace emerger una realidad que no todos advierten, por fuerza de hábito y atavismo: la vida se ha convertido en la variable de ajuste del mundo moderno, posmoderno o lo que sea. Del mundo de hoy. Si queremos un mundo mejor, no podemos estar fijándonos en un niño más o menos.

Editor y Responsable

Publicado hoy en un portal de gran alcance, este artículo supone una gran victoria para los que luchan contra la legalización del aborto en la Argentina. Allí se da cuenta del resultado de la exposición de Mónica del Río, incansable batalladora en estos temas, que es nada más ni menos que el reconocimiento oficial del Ministerio de Salud de la Nación sobre las cifras reales de muerte por abortos registrados en el país en 2016. Fueron 31 casos. Y de estos 16 que se describen como "abortos no especificados". 

Adelante la Fe

¿No fue durante ese pontificado que notorios y confesos homosexuales a quienes Montini conocía personalmente fueron elevados al episcopado, circunstancia que llevaría a incluso un circunspecto neocón poco sospechoso de cualquier integrismo como George Weigel a reconocer el desgobierno y absoluta incuria a la hora de nombrar a obispos ineptos moralmente durante ese pontificado?

Marcelo González

Uno tiene la impresión, al leer la declaración final y habiendo repasado las entrevistas y los resúmenes de las conferencias, que estos clérigos quieren dar un paso adelante con el pie derecho en la restauración de la Iglesia. Pero a la vez se pisan el zapato con el pie izquierdo.

Editor y Responsable

Hoy 7 de abril ha tenido lugar en Roma la muy esperada conferencia “Iglesia Católica, ¿adónde vas?”. La conferencia fue inspirada por el cardenal Carlo Caffarra (uno de los cuatro cardenales de las dubia), que falleció el pasado septiembre. Al final de la conferencia se publicó una Declaración Final en el nombre de los participantes, religiosos y seglares.