Moral Cristiana

Una catedrática residente en Australia, fiel de la Iglesia greco-católica de Rumania, ha expuesto ante una importante audiencia clerical y seglar sus objeciones a A.L., luego publicadas en el sitio de la parroquia Beato John Henry Newman, cercana a Melbourne. Otro síntoma de una naciente reacción.

Hace poco publicamos una alocución del papa Pío XII en la que describe y condena los errores de la moral de situación. A pesar de que el discurso de Pío XII fue dirigido a jóvenes seglares de Francia, hoy el público católico en general no tiene los elementos para comprender sin mucho esfuerzo aquello que el papa afirma “hasta un niño de catecismo lo puede entender”. Deseamos con esta glosa ayudar a la superación de algunos obstáculos de los lectores que parten de un catecismo deficiente o inexistente, caso tan común hoy en día.

Hace un tiempo, mi amigo el Cura ya no puede colaborar con Panorama Católico. Pero sus sermones no pierden vigencia. Imaginemos lo que dijo en su brevísima homilía del 13 de mayo de 2012, recordando la primera aparición de la Virgen a los pastorcitos de Fátima. Allí Nuestra Señora habló de una joven que estaría en el purgatorio hasta el fin de los tiempos.

El P. Barthe, entrevistado por el Prof. de Mattei, trazan un panorama sereno y realista de la gravedad de este documento

"Queremos, pues, hablar de lo que hay de más profundo e intrínseco en el hombre: su conciencia. A ello nos ha inducido el hecho de que algunas corrientes del pensamiento moderno comienzan a alterar su concepto y a impugnar su valor. Por consiguiente, trataremos de la conciencia como objeto de la educación.

Las obligaciones fundamentales de la ley moral están basadas en la esencia, en la naturaleza del hombre y en sus relaciones esenciales, y valen, por consiguiente, en todas partes donde se encuentre el hombre; las obligaciones fundamentales de la ley cristiana, por lo mismo que sobrepasan a las de la ley natural, están basadas sobre la esencia del orden sobrenatural constituido por el divino Redentor.

Detallada revisión de la Amoris Laetitia de Christopher Ferrara, columnista de The Remnant. 

Todo comenzó cuando la era moderna nacía. Un tal Martín Lutero, muy homenajeado en estos tiempos, hombre teatral, con excelentes condiciones para hacer carrera política en el Conurbano bonaerense, decidió que los votos -religiosos, aclaremos- en especial el de castidad, resultan demasiado gravosos. 

Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren”. Amoris Laetitia parágrafo 298 

Es un placer leerlo. Lo único que en estos días de recorrer notas y documentos me ha causado verdadero gozo espiritual. Es un artículo estupendo, tanto para entender con ejemplos la revolución que trae esta exhortación como que quien no lo haya leído aún, conozca a un magnífico novelista inglés, converso al catolicismo, Evelyn Waugh. 

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.

Marcelo González

Pero no quiero discutir el derecho de cada uno de estudiar temas, pero las consecuencias más terribles de sostener estas teorías, sobre todo cuando se las lleva al extremo de no asistir a misa, a ninguna misa tradicional, son letales para las almas. 

P. Jean-Michel Gleize

Entrevista con el Padre Gleize, autor de la serie de artículos "El Papa Hereje"

Marcelo González

Ciertamente tendrán que lidiar con parientes y amigos. Con presiones de algunos sacerdotes. Siempre se puede vencer esta hostilidad con mansedumbre, y si hemos encontrado el campo donde está escondido el tesoro, ¿no vamos a vender todo lo que tenemos para comprarlo?