Moral Cristiana

Esta exhortación es el resumen de los dos sínodos sobre el matrimonio. Es muy larga y muchas cosas allí son correctas, bellas, pero después de la construcción,, se diría, de un hermoso edificio, un hermoso barco, el Soberano Pontífice perforó un agujero en el casco bajo la línea de flotación… todos saben lo que sucederá luego.

Lamentablemente, antes de lo esperado, como si con una maliciosa urgencia se debiera aplicar este "discernimiento expres" de los obispos y sacerdotes surgido de la Exhortación Amoris Laetitia, la Conferencia Episcopal de Filipinas, en un documento que firma su presidente, invita a dar la comunión a todos, no importa su situación matrimonial.

«La ley natural no debería ser presentada como un conjunto ya constituido de reglas que se imponen a priori al sujeto moral, sino que es más bien una fuente de inspiración objetiva para su proceso, eminentemente personal, de toma de decisión".

Desde diversos sectores se advierte sobre la Exhortación apostólica Amoris Laetitia

 

Lamentablemente, lo que muchos han previsto se ha vuelto una realidad

Preparando una serie de notas sobre la Exhortación Apostólica fruto de los sínodos contra la familia, presentamos el comentario de Roberto de Mattei. Es necesario que las palabras que describan este documento sean mesuradas, porque para espanto y está la propia realidad.

El pontífice nos exhorta a difundir y defender las verdades de la Fe en todos los órdenes, no como maestros a quienes no lo somos, sino como comunicadores de las verdades recibidas de los maestros. Y para el cabal entendimiento de esas verdades es necesario estar unidos.

Para que un documento sea malo no hace falta que sea formalmente herético. Basta que sea intencionadamente ambiguo y que, en su oscuridad, se acerque a la herejía o conduzca hacia ella.

Hay una tolerancia buena y necesaria, que no implica “respetar” creencias, ideas o prácticas que sabemos malas, sino más bien sufrirlas por inevitables, cuando inevitables. Con paciencia. Hasta donde el cuerpo aguante. Pero eso que se sufre no es bueno, es malo, y por lo tanto no es respetable. Ni quienes lo practican, en tanto lo practican, son personas respetables.

Es triste no encontrar en boca de Francisco ni una palabra sobre el carácter sagrado de la familia, cuyo concepto de familia parece ser tratado apenas desde un punto de vista sociológico, como bien afirmó en el pasado: “La familia es una realidad social, de cultura. No podemos calificarla con conceptos de naturaleza ideológica, que tienen fuerza sólo en un momento de la historia y después decaen. No se puede hablar hoy de familia conservadora o familia progresista: la familia es familia.”

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.

Marcelo González

Pero no quiero discutir el derecho de cada uno de estudiar temas, pero las consecuencias más terribles de sostener estas teorías, sobre todo cuando se las lleva al extremo de no asistir a misa, a ninguna misa tradicional, son letales para las almas. 

P. Jean-Michel Gleize

Entrevista con el Padre Gleize, autor de la serie de artículos "El Papa Hereje"

Marcelo González

Ciertamente tendrán que lidiar con parientes y amigos. Con presiones de algunos sacerdotes. Siempre se puede vencer esta hostilidad con mansedumbre, y si hemos encontrado el campo donde está escondido el tesoro, ¿no vamos a vender todo lo que tenemos para comprarlo?