Moral Cristiana

"Queremos, pues, hablar de lo que hay de más profundo e intrínseco en el hombre: su conciencia. A ello nos ha inducido el hecho de que algunas corrientes del pensamiento moderno comienzan a alterar su concepto y a impugnar su valor. Por consiguiente, trataremos de la conciencia como objeto de la educación.

Las obligaciones fundamentales de la ley moral están basadas en la esencia, en la naturaleza del hombre y en sus relaciones esenciales, y valen, por consiguiente, en todas partes donde se encuentre el hombre; las obligaciones fundamentales de la ley cristiana, por lo mismo que sobrepasan a las de la ley natural, están basadas sobre la esencia del orden sobrenatural constituido por el divino Redentor.

Detallada revisión de la Amoris Laetitia de Christopher Ferrara, columnista de The Remnant. 

Todo comenzó cuando la era moderna nacía. Un tal Martín Lutero, muy homenajeado en estos tiempos, hombre teatral, con excelentes condiciones para hacer carrera política en el Conurbano bonaerense, decidió que los votos -religiosos, aclaremos- en especial el de castidad, resultan demasiado gravosos. 

Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren”. Amoris Laetitia parágrafo 298 

Es un placer leerlo. Lo único que en estos días de recorrer notas y documentos me ha causado verdadero gozo espiritual. Es un artículo estupendo, tanto para entender con ejemplos la revolución que trae esta exhortación como que quien no lo haya leído aún, conozca a un magnífico novelista inglés, converso al catolicismo, Evelyn Waugh. 

Esta exhortación es el resumen de los dos sínodos sobre el matrimonio. Es muy larga y muchas cosas allí son correctas, bellas, pero después de la construcción,, se diría, de un hermoso edificio, un hermoso barco, el Soberano Pontífice perforó un agujero en el casco bajo la línea de flotación… todos saben lo que sucederá luego.

Lamentablemente, antes de lo esperado, como si con una maliciosa urgencia se debiera aplicar este "discernimiento expres" de los obispos y sacerdotes surgido de la Exhortación Amoris Laetitia, la Conferencia Episcopal de Filipinas, en un documento que firma su presidente, invita a dar la comunión a todos, no importa su situación matrimonial.

«La ley natural no debería ser presentada como un conjunto ya constituido de reglas que se imponen a priori al sujeto moral, sino que es más bien una fuente de inspiración objetiva para su proceso, eminentemente personal, de toma de decisión".

Desde diversos sectores se advierte sobre la Exhortación apostólica Amoris Laetitia

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

"Hoy, 25 de Noviembre, queremos salir a proclamar a Cristo como Rey de nuestras vidas y de nuestra sociedad. Frente a las numerosas negaciones e intentos de hacer desaparecer la Fe en Jesucristo, salimos hoy a las calles para cantar la Gloria de Nuestro Señor, para reconocerlo frente al mundo: Él es nuestro Salvador, Él es nuestro Señor, Él es nuestro Rey."

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.