Abel Albino, ciudadano ilustre de San Miguel

Se ha lanzado una iniciativa para que ese municipio le conceda este merecido honor

Como es sabido, la heroica defensa de la vida, de la verdad científica y de la moral que el Dr. Abel Albino hizo en su exposición ante el Senado de la Nación le valió, entre otros agravios miserables, el retiro de su condición de ciudadano ilustre de Guaymallén. Desde San Miguel, prov. de Buenos Aires, un municipio que en esta materia ha dado ejemplo, se promueve que las autoridades locales concedan al Dr. Albino ese honor, tan merecido. Nos llega este pedido de difusión:

 

El Dr. Abel Albino es un argentino ilustre, de esos que la Patria pocos tiene pero de los cuales muchos -o por lo menos unos cuantos- necesitaría para enderezar su camino. Lo es por reunir en su persona las calidades del hombre público, en la excelsa -clásica- acepción del término: el hombre ocupado, preocupado, en el bien de la polis, cuidando de manera especial el presente de aquellos que aseguran su pervivencia, atendiendo las necesidades de los cuerpos y de las almas. Así la acción es una docencia y ésta, en circunstancias extremas, debe manifestarse claramente, firmemente, tal como lo hizo en sus exposiciones ante las comisiones legislativas al debatirse el malhadado proyecto del aborto. Y si bien hay cuestiones que jamás deberían alcanzar dicho tratamiento, porque la verdad no se debate, cuando la maldad o la frivolidad le dieron esa posibilidad, él se hizo presente librando el buen combate; sabía a qué se exponía pero no lo rehuyó, recibiendo de vastos y publicitados sectores, lo que sin exageración podemos calificar como una lapidación moral.

"Vendrá tiempo en que no podrán soportar la sana doctrina ... se amontonarán maestros conforme a sus concupiscencias y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas" (II Tim. IV, 3-5). Ante la previsión de tal desconcierto, que puede convenir por su cruda descripción a nuestra, en cierta manera, desahuciada actualidad, el apóstol San Pablo exhortaba a su más querido discípulo, a predicar con ocasión y sin ella -oportuna e inoportunamente-, puesto que, cuando campea el desvarío producido por el tumulto de las pasiones y el predominio de la sinrazón, es preciso acudir a la correctiva advertencia.

Y el verdadero maestro -en ejercicio de la caridad- debe estimular, ante el peligro que conductas descarriadas significan para un proyecto social con ansias de permanencia, a recorrer el camino de la virtud: no otra cosa se dispone en el preámbulo de nuestra Constitución, al manifestar el propósito de asegurar los beneficios de la libertad, es decir, ordenar tan preciada facultad humana en el sentido del bien, de la ley impresa en los corazones por el Dios fuente de toda razón y justicia, cuyos preceptos es menester atender si pretendemos no invocar su santo nombre en vano.

Aludimos a la tarea constante y prolongada del Dr. Albino en aquellas situaciones afligentes que se vinculan a su competencia profesional -el ejercicio de la pediatría-, concretada, a modo de ejemplo, en las acciones dirigidas a la erradicación de la desnutrición infantil con la instalación de más de cincuenta centros CONIN, uno de ellos en el barrio Mitre de nuestro partido, en el que, por lo demás, ha sido fuente de inspiración de las políticas de primera infancia puestas en ejecución por la Municipalidad de San Miguel, a través de la Secretaría de Salud y Bienestar Familiar, del Programa Mil Días. Cabe destacar, con relación a los centros CONIN que, además del enunciado, realizan un abordaje integral et interdisciplinario de los problemas sociales, sustentado en tres pilares: docencia, asistencia e investigación.

Lo expuesto sirve para ilustrar las cualidades excepcionales que adornan la personalidad de nuestro distinguido compatriota y fundar la solicitud dirigida a las autoridades municipales, a efectos de que se lo nombre ciudadano ilustre de San Miguel, reconociéndosele así los beneficios recibidos como consecuencia de su noble actividad y tratando, con no menor énfasis, de reparar los agravios injustamente recibidos.

 

Quienes deseen conocer ]]>su exposición ante el Senado de la Nación lo puede hacer clicándo aquí]]>.

 

Twittet

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.

Editor y Responsable

Declaración de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974. "Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad" ...