Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio (2011)

(The Adventures of Tintin )

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio (2011)
(The Adventures of Tintin)

   MV5BNDE5MDExNTQ1OF5BMl5BanBnXkFtZTcwMDIxMTM5Ng@@._V1._SY317_

A riesgo de incurrir en la iras de algún sitio web, quisiera comentar elogiosamente la puesta cinematográfica del célebre cómic del belga Hergé, Tintín, que ha sido alimento de la imaginación de mis hijos desde su más tierna infancia y que reconozco haber leído sin excesivo entusiasmo, ya en mi edad adulta.

Tintín es un producto infantil, digo, dedicado a un público infantil, que no ha podido, a mi parecer, trascender al gusto adulto. Uno lo lee y tiene la impresión de que es de una ingenuidad solo apta para niños. Al contrario, otros cómics coetáneos de calidad, como Asterix o Lucky Luke, por su ironía y agudo sentido crítico aceptan los dos registros de lectura perfectamente.

Hace poco leí por primera vez “Titín en el País de los Soviets”, en edición facsimilar en conmemoración de los 50 años de su salida. Más allá de cierta tosquedad de estos primeros diseños, luego corregida, el estilo argumental y las características de los personajes ya estaban definidos en ese dibujo fundacional.

Pero lo que le falta al cómic como tal le sobra en potencial para la pantalla (contrariamente a Asterix, cuyas versiones cinematográficas han sido patéticas). Esto lo ha visto Spielberg, que es un hombre de gran talento, y lo ha explotado maravillosamente.

Lo ingenuo e increíble del cómic es extraordinariamente apto para la fantasía de la animación cinematográfica. Y la fusión de las historias vinculadas al tesoro del Unicornio, que ocupan varios títulos en la versión de Hergé, se ha hecho con muy buen criterio, con final abierto, por lo que esperamos una secuela. Los personajes son fieles, pero a la vez están potenciados, mejorados diría, particularmente Tintín. Y se ha respetado la limpieza moral y la ausencia de groserías propias del cómic original, algo muy poco frecuente hoy en los productos americanos.

Tuve que verlo en 3D y doblado al castellano, por obligación de las circunstancias. A lo primero, opino que es una pérdida de dinero y para personas con ciertas dificultades de visión, una incomodidad. A lo segundo, y contrariando mi gusto por ver todos los filmes en sus lenguas originales (so riesgo de perder buena parte del valor artístico de las actuaciones), reconozco que el doblaje es excelente.

Recomendado con entusiasmo para toda la familia, todas las edades (tal vez no los muy chiquitos por el volumen con que se emite el sonido en las salas y el riesgo de que se impresionen demasiado con las imágenes, rapidísimas).

No voy a entrar en la discusión sobre si Hergé era boyscout…

Director: Steven Spielberg

Guionistas:  Steven Moffat y Edgar Wright

Actores: Jamie Bell, Andy Serkis y Daniel Craig

Duración: 107 min  

Twittet

Marcelo González

Ningún lector regular de Panorama Católico puede dudar de mi posición ante Francisco, el papa Bergoglio. Y esto no lo digo porque mi opinión tenga alguna importancia, sino solo para orientar a quien tenga ganas de leer lo que sigue.

P. José María Mestre Roc FSSPX

La divina Providencia no había acabado la obra encargada a los pastorcitos. La Virgen dijo a Lucía que, «con el fin de prevenir la guerra, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes». Recordemos, pues, las principales comunicaciones con que el Cielo pidió a Sor Lucía ambas cosas.

 

Marcelo González

Como en todo el orbe católico los grandes santuarios marianos convocan multitudes, se necesita al menos estar prevenido. Si el 13 de mayo próximo se reuniesen en Fátima dos millones de personas (en realidad no cabrían) eso no haría más verdaderas las apariciones, ni más urgentes los mensajes.

Editor y Responsable

La pequeña pieza retórica que sigue fue dedicada a su primera renuncia y guardada por prudencia, con la esperanza de que en su intención estuviese la de restituir el derecho y apoyar la buena causa. Pero como demostró más de lo mismo, creemos se puede, sin cargo de conciencia, condenar en vez de condonar su falta.

Marcelo González

Lo bueno de estar allí cuando hay poca gente y menos distracciones es percibir con impactante evidencia que no hay nada extraordinario que ver en orden a la naturaleza. Es un destino que defrauda a quien no va con espíritu sobrenatural. 

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.