Cuando los obispos hablan como políticos progres

Comunicado de la Arquidiócesis de Montevideo

Montevideo, domingo 8 de abril de 2012.-

Al haber terminado estos días de oración y reflexión de  la Semana Santa, el Departamento de Comunicación de la Arquidiócesis de Montevideo, quiere expresar su absoluto rechazo a la referencia  sobre Nuestro Señor Jesucristo manifestada por el Sr. Ministro de Defensa Nacional Eleuterio Fernández Huidobro el miércoles 29 del pasado mes, así como a las ofensas hacia la Iglesia y el Sr. Arzobispo, contenidas en la  carta de respuesta que el Sr. Ministro dirigió al Sr. Obispo de Minas Jaime Fuentes, publicada en la mañana del  Jueves Santo.

También quiere rechazar la calificación de “ideas fundamentalistas” expresadas por el Sr. Subsecretario de Salud Pública acerca de las declaraciones del Sr. Arzobispo el Jueves Santo, en las que Mons. Nicolás Cotugno reiteró que: la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su muerte natural, es un elemento esencial de  la doctrina de la Iglesia. En definitiva es la tutela del primer derecho humano que es el derecho a la vida.

El lenguaje usado por los mencionados integrantes del Poder Ejecutivo, fuera de tono, ofensivo y discriminatorio,  en nada contribuye a la sana convivencia social, responsabilidad esencial de un gobernante.


Comentario Druídico: ¿Por qué "discriminatorio"? ¿Por qué usamos los términos ideológicos del enemigo? ¿No es conforme a las enseñanzas evangélicas decir "un gravísimo pecado", que "atenta contra la Ley de Dios"? 

Si mal no recuerdo, el obispo en cuestión también condenó la homosexualidad, como corresponde a un cristiano y a todo hombre de recta moral. De esto, ni mú. 

Twittet

Marcelo González

Sin la pretensión de ser literal en las citas, quisiera resumir algunas de las palabras y conceptos que Mons. Bernard Fellay expresó en su extendida conferencia el domingo 8 de octubre, como culminación de una jornada celebratoria de los 40 años del viaje de Mons. Lefebvre a la Argentina.

Marcelo González

Hace algunos meses, en preparación de este año del Centenario de Fátima escribí un texto titulado “Francisco a Vuelo de Pluma”. Quisiera ahora reflejar en éste las impresiones que me ha causado una larga lectura de textos y trabajos dedicados a la mayor y más longeva de los videntes de la Cova da Iría en 1917.

El mensaje de Fátima es, sí, un mensaje de amor, pero a la vez y por lo mismo es un mensaje de rigor, de severidad, de seriedad. Después de la aparición, los pastorcitos de Fátima dejaron de jugar. Dejemos entonces de jugar.

Editor y Responsable

¿A quién se le ocurre convocar una jornada de oración a lo largo de toda su frontera, apenas 3000 kms.? ¿A quién se le ocurre anunciar que un millón de personas va a responder a ese llamado? 

Editor y Responsable

¿Es que perdió su rumbo
la nave de la Iglesia? ¿Es que a porfía
se nos ha puesto a andar de tumbo en tumbo
ebria y alzada la marinería?

Marcelo González

Lo único claro es la confusión.

Prof. Roberto de Mattei

La Correctio filialis no es sino la punta de un inmenso iceberg de descontento por la desorientación que impera actualmente en la Iglesia.