El Tío Hans nos da una mano: “Desobediencia inducida por el Papa”

 5Tanto en las actividades  oficiales como en las alternativas del Mannheim Katholikentag, el sentimiento  dominante ha sido el resentimiento y la frustración por las reformas de la Iglesia que han quedado en  el camino. En marcado contraste con esto, el Papa Benedicto XVI prepara,  aparentemente para Pentecostés, una reconciliación final de la Iglesia Católica con la tradicionalista  Fraternidad Sacerdotal San Pío X, con sus obispos y sacerdotes. Esto ocurriría  incluso aunque la FSSPX  mantenga su rechazo a documentos claves del Concilio, teniendo que ser  incorporada a la Iglesia  mediante el uso de hábiles  tácticas canónicas  . Antes de que el Papa haga esto, él debe ser debidamente advertido,  por los obispos al menos, de lo siguiente:

1. El papa estaría incluyendo  en la Iglesia  a obispos y sacerdotes que están ordenados si duda alguna de un modo inválido. De  acuerdo con la Constitución Apostólica  del Papa Paulo VI  “Pontificalis Romani recognitio”,   del 18 de julio de 1968, la ordenación de los obispos y sacerdotes  realizada por el Arzobispo Lefebvre no es solo ilegal sino también inválida. Este  punto de vista es compartido entre otros por un relevante miembro de la “Comisión  Doctrinal“, Kart Josef Becker, SJ, actualmente cardenal.

2. Con tan escandalosa decisión,  el Papa Benedicto debería, en su lamentable y completo aislamiento, quedar  inclusive más separado aún del Pueblo de Dios. Debería tomar advertencia de la doctrina  clásica sobre el cisma. De acuerdo a ella, un cisma en la Iglesia sucede cuando alguien  se separa del Papa, pero también cuando este último  se separa a sí mismo del cuerpo de la Iglesia. “Inclusive el Papa puede ser cismático, si él  no guarda la unidad y comunión propia de todo el conjunto del cuerpo de la Iglesia”. (Francisco  Suárez, mayor teólogo español de los siglos XVI-XVII).

3. Un papa cismático pierde su cargo, de acuerdo con la misma enseñanza sobre la constitución de la Iglesia. Al menos, no puede  esperar obediencia. El Papa Benedicto estaría   por lo tanto impulsando el ya difundido movimiento popular de “desobediencia”  contra la jerarquía que es, a su vez, desobediente al Evangelio. Él debería  asumir solo la carga de la responsabilidad por  la ruptura grave y el conflicto creado en el interior de la Iglesia. En lugar de  reconciliarse con  los ultra  conservadores, antidemocráticos y antisemitas de la FSSPX, el Papa debería más  bien preocuparse por la mayoría de los católicos de mente reformada y  reconciliarse con la iglesias de la   Reforma y el movimiento ecuménico en su totalidad. Esto uniría  y no dividiría.

[Nota  de Rorate: la conferncia de Católicos alemanes que usualmente tiene lugar cada  dos años, la 2012 Katholikentag, se llevó a cabo en Mannheim el pasado fin de  semana/ ** Esto, obviamente no tiene sentido y el Cardenal Becker  jamás habría dicho una cosa así. / Fuente: Südwest  Presse, en alemán. Tomado el Distrito aleman de la FSSPX].

Fuente: ]]>Rorate Caeli]]>

Comentario Druídico: Lo bueno del Tío Hans es su franqueza. Nos da una buena mano para comprender el momento.

Dice  lo que le viene en ganas. Citar a Suárez y su doctrina sobre la posibilidad de un  papa cismático es en él una caradurez suprema, pero audaz. O un acto de desesperación.  

Sabe Dios en que irá a parar todo esto, pero queda  claro que a los progres extremos, que son muchos y poderosos, esto no les gusta  nada.

Y que el Papa pagará un alto costo por ello.

Twittet

Editor y Responsable

Publicado hoy en un portal de gran alcance, este artículo supone una gran victoria para los que luchan contra la legalización del aborto en la Argentina. Allí se da cuenta del resultado de la exposición de Mónica del Río, incansable batalladora en estos temas, que es nada más ni menos que el reconocimiento oficial del Ministerio de Salud de la Nación sobre las cifras reales de muerte por abortos registrados en el país en 2016. Fueron 31 casos. Y de estos 16 que se describen como "abortos no especificados". 

Adelante la Fe

¿No fue durante ese pontificado que notorios y confesos homosexuales a quienes Montini conocía personalmente fueron elevados al episcopado, circunstancia que llevaría a incluso un circunspecto neocón poco sospechoso de cualquier integrismo como George Weigel a reconocer el desgobierno y absoluta incuria a la hora de nombrar a obispos ineptos moralmente durante ese pontificado?

Marcelo González

Uno tiene la impresión, al leer la declaración final y habiendo repasado las entrevistas y los resúmenes de las conferencias, que estos clérigos quieren dar un paso adelante con el pie derecho en la restauración de la Iglesia. Pero a la vez se pisan el zapato con el pie izquierdo.

Editor y Responsable

Hoy 7 de abril ha tenido lugar en Roma la muy esperada conferencia “Iglesia Católica, ¿adónde vas?”. La conferencia fue inspirada por el cardenal Carlo Caffarra (uno de los cuatro cardenales de las dubia), que falleció el pasado septiembre. Al final de la conferencia se publicó una Declaración Final en el nombre de los participantes, religiosos y seglares.

Marcelo González

No que sea un descubrimiento, sino más bien una verdad que cada tanto se nos impone con una evidencia que aplasta. Nos consideramos buenos cristianos y con razón. Porque en un tiempo de persecución y apostasía estamos del lado de la Iglesia y tratamos de ser fieles a Cristo.

Editor y Responsable

Margarita Barrientos, nacida en Añatuya, Santiago del Estero, la diócesis más pobre del país, expresa estas sorprendentes impresiones. Su educación, en el interior profundo de la Argentina, la muestra heredera de la Fe tradicional y asoma en su modo de expresarse. Pero también es importante recordar quienes fueron los obispos de su ciudad, cabeza del obispado, durante su vida.

 

Juan Lagalaye

La primera Misa en el actual territorio argentino fue celebrada en el Domingo de Ramos del 1520, circunstancia litúrgica que entonces asignaba de manera peculiar el reconocimiento de la Realeza de Nuestro Señor Jesucristo.