El Tío Hans nos da una mano: “Desobediencia inducida por el Papa”

 5Tanto en las actividades  oficiales como en las alternativas del Mannheim Katholikentag, el sentimiento  dominante ha sido el resentimiento y la frustración por las reformas de la Iglesia que han quedado en  el camino. En marcado contraste con esto, el Papa Benedicto XVI prepara,  aparentemente para Pentecostés, una reconciliación final de la Iglesia Católica con la tradicionalista  Fraternidad Sacerdotal San Pío X, con sus obispos y sacerdotes. Esto ocurriría  incluso aunque la FSSPX  mantenga su rechazo a documentos claves del Concilio, teniendo que ser  incorporada a la Iglesia  mediante el uso de hábiles  tácticas canónicas  . Antes de que el Papa haga esto, él debe ser debidamente advertido,  por los obispos al menos, de lo siguiente:

1. El papa estaría incluyendo  en la Iglesia  a obispos y sacerdotes que están ordenados si duda alguna de un modo inválido. De  acuerdo con la Constitución Apostólica  del Papa Paulo VI  “Pontificalis Romani recognitio”,   del 18 de julio de 1968, la ordenación de los obispos y sacerdotes  realizada por el Arzobispo Lefebvre no es solo ilegal sino también inválida. Este  punto de vista es compartido entre otros por un relevante miembro de la “Comisión  Doctrinal“, Kart Josef Becker, SJ, actualmente cardenal.

2. Con tan escandalosa decisión,  el Papa Benedicto debería, en su lamentable y completo aislamiento, quedar  inclusive más separado aún del Pueblo de Dios. Debería tomar advertencia de la doctrina  clásica sobre el cisma. De acuerdo a ella, un cisma en la Iglesia sucede cuando alguien  se separa del Papa, pero también cuando este último  se separa a sí mismo del cuerpo de la Iglesia. “Inclusive el Papa puede ser cismático, si él  no guarda la unidad y comunión propia de todo el conjunto del cuerpo de la Iglesia”. (Francisco  Suárez, mayor teólogo español de los siglos XVI-XVII).

3. Un papa cismático pierde su cargo, de acuerdo con la misma enseñanza sobre la constitución de la Iglesia. Al menos, no puede  esperar obediencia. El Papa Benedicto estaría   por lo tanto impulsando el ya difundido movimiento popular de “desobediencia”  contra la jerarquía que es, a su vez, desobediente al Evangelio. Él debería  asumir solo la carga de la responsabilidad por  la ruptura grave y el conflicto creado en el interior de la Iglesia. En lugar de  reconciliarse con  los ultra  conservadores, antidemocráticos y antisemitas de la FSSPX, el Papa debería más  bien preocuparse por la mayoría de los católicos de mente reformada y  reconciliarse con la iglesias de la   Reforma y el movimiento ecuménico en su totalidad. Esto uniría  y no dividiría.

[Nota  de Rorate: la conferncia de Católicos alemanes que usualmente tiene lugar cada  dos años, la 2012 Katholikentag, se llevó a cabo en Mannheim el pasado fin de  semana/ ** Esto, obviamente no tiene sentido y el Cardenal Becker  jamás habría dicho una cosa así. / Fuente: Südwest  Presse, en alemán. Tomado el Distrito aleman de la FSSPX].

Fuente: ]]>Rorate Caeli]]>

Comentario Druídico: Lo bueno del Tío Hans es su franqueza. Nos da una buena mano para comprender el momento.

Dice  lo que le viene en ganas. Citar a Suárez y su doctrina sobre la posibilidad de un  papa cismático es en él una caradurez suprema, pero audaz. O un acto de desesperación.  

Sabe Dios en que irá a parar todo esto, pero queda  claro que a los progres extremos, que son muchos y poderosos, esto no les gusta  nada.

Y que el Papa pagará un alto costo por ello.

Twittet

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.