El CALIR en favor de las sectas

Pide que se retire a la Iglesia Católica su condición de religión sostenida por el Estado

Reforma del Código Civil Argentino genera declaraciones religiosas

Buenos Aires, Argentina, ASN, por Darío Bruno, 20/7/2012 – Debido al nuevo proyecto de ley que unificara y reformará el Código Civil y Comercial Argentino, en un acuerdo interconfesional, aprovechando el día de la Bandera en la Argentina (20 de junio), emitieron sendas declaraciones con aportes y preocupaciones, varias confesiones entre las que se destacan la ]]>Iglesia Bautista(ABA)]]>, la ]]>Conferencia Episcopal Argentina]]> y la ]]>Iglesia Adventista del Séptimo Día]]>.  Posteriormente también se sumaron las asociaciones evangélicas ACIERA y ]]>FAIE]]>

Todas las declaraciones apuntaron a defender el concepto de familia tradicional, preocupaciones y reparos respecto a temas como la libertad de expresión, fecundación asistida, manipulación genética, identidad y protección infantil, selección o exclusión de personal religioso, aborto no punible, divorcio exprés, filiación, adopción, fertilización asistida, patria potestad, alquiler de vientre, transferencia embrionaria, personería jurídica para las iglesias como tales, etc.

El 4 de julio, los embajadores Guillermo Oliveri y Juan Landaburu, Secretario y Subsecretario de Culto de la Nación recibieron a las autoridades del CALIR, Juan Navarro Floria, Waldo Villalpando, Octavio Lo Prete y Ricardo Docampo para conversar sobre varios temas entre ellos los artículos que hacen referencia a las Iglesias en el anteproyecto de modificación del Código Civil.

El CALIR solicitó a la Presidenta la incorporación de las Iglesias y Comunidades Religiosas como las personas que pueden obtener personería jurídica exclusiva, la regulación jurídica de las asociaciones religiosas, normas sobre los bienes de las entidades religiosas y el tema de la inembargabilidad, la supresión del término sectas del CC y la necesidad de una ley de reconocimiento de la personalidad jurídica de las Iglesias. Aportó asimismo un proyecto anexo a la ley de derogación con una regulación sobre las mismas. En éstos días se formará la comisión bicameral con 30 diputados y senadores para tratar el proyecto. Habrá Audiencias Públicas. Hasta ahora solo ABA, FAIE, la Iglesia Católica y la Iglesia Adventista se han pronunciado sobre el anteproyecto.

Fuente: ]]>CALIR]]>

Comentario Druídico: "El CALIR solicitó a la Presidenta la incorporación de las Iglesias y Comunidades Religiosas como las personas que pueden obtener personería jurídica exclusiva, la regulación jurídica de las asociaciones religiosas, normas sobre los bienes de las entidades religiosas y el tema de la inembargabilidad, la supresión del término sectas del CC y la necesidad de una ley de reconocimiento de la personalidad jurídica de las Iglesias".

Esto significa, lisa y llanamente, la igualdad de todo culto con la Iglesia Católica y la destrucción del último vínculo que queda en la legislación argentina por donde puede decirse que nuestra nación jurídicamente es un Estado católico. 

Imaginen, solamente, lo que supone la supresión de la figura de "secta" de la legislación. Ya, en la práctica, estamos anegados por sectas de todo pelo y marca, desde los repugnantes umbandas a todo delirio orientalista o pseudocristiano.  El CALIR pide no solo que se los deje actuar libremente, como hasta ahora se lo hace en la práctica, sino que se borren todas las trabas legales para su funcionamiento, dejando sin instrumentos a futuros gobernantes que quieran poner coto a estas demasías, fanatismos o, en muchísimos casos, asociaciones ilícitas. Bajo cuya apariencia "religiosa" se esconde con frecuencia la perversión, la manipulación de la gente más abandonada espiritualmente, y casi como norma, empresas muy lucrativas.

Bien, el CALIR nació al amparo de católicos seglares y clérigos, y son los católicos que lo conforman, sus principales autoridades y promotores. Tienen como objetivo destruir todo vestigio de la ]]>realeza social de Jesucristo ]]>y como principal argumento "doctrinal" los dichos del Concilio Vaticano II. 

Y aquí no hay hermenéutica que lo arregle. 

Twittet

Editor y Responsable

Publicado hoy en un portal de gran alcance, este artículo supone una gran victoria para los que luchan contra la legalización del aborto en la Argentina. Allí se da cuenta del resultado de la exposición de Mónica del Río, incansable batalladora en estos temas, que es nada más ni menos que el reconocimiento oficial del Ministerio de Salud de la Nación sobre las cifras reales de muerte por abortos registrados en el país en 2016. Fueron 31 casos. Y de estos 16 que se describen como "abortos no especificados". 

Adelante la Fe

¿No fue durante ese pontificado que notorios y confesos homosexuales a quienes Montini conocía personalmente fueron elevados al episcopado, circunstancia que llevaría a incluso un circunspecto neocón poco sospechoso de cualquier integrismo como George Weigel a reconocer el desgobierno y absoluta incuria a la hora de nombrar a obispos ineptos moralmente durante ese pontificado?

Marcelo González

Uno tiene la impresión, al leer la declaración final y habiendo repasado las entrevistas y los resúmenes de las conferencias, que estos clérigos quieren dar un paso adelante con el pie derecho en la restauración de la Iglesia. Pero a la vez se pisan el zapato con el pie izquierdo.

Editor y Responsable

Hoy 7 de abril ha tenido lugar en Roma la muy esperada conferencia “Iglesia Católica, ¿adónde vas?”. La conferencia fue inspirada por el cardenal Carlo Caffarra (uno de los cuatro cardenales de las dubia), que falleció el pasado septiembre. Al final de la conferencia se publicó una Declaración Final en el nombre de los participantes, religiosos y seglares.

Marcelo González

No que sea un descubrimiento, sino más bien una verdad que cada tanto se nos impone con una evidencia que aplasta. Nos consideramos buenos cristianos y con razón. Porque en un tiempo de persecución y apostasía estamos del lado de la Iglesia y tratamos de ser fieles a Cristo.

Editor y Responsable

Margarita Barrientos, nacida en Añatuya, Santiago del Estero, la diócesis más pobre del país, expresa estas sorprendentes impresiones. Su educación, en el interior profundo de la Argentina, la muestra heredera de la Fe tradicional y asoma en su modo de expresarse. Pero también es importante recordar quienes fueron los obispos de su ciudad, cabeza del obispado, durante su vida.

 

Juan Lagalaye

La primera Misa en el actual territorio argentino fue celebrada en el Domingo de Ramos del 1520, circunstancia litúrgica que entonces asignaba de manera peculiar el reconocimiento de la Realeza de Nuestro Señor Jesucristo.