Gente Feliz

El sorprendente carácter de quienes no han sido alcanzados por el mundo moderno

Ciertamente no vamos a proponer a nadie que vaya a vivir a Siberia. Ni tampoco creemos en el mito del buen salvaje. Sin embargo, la gente retratada en este filme es un extraordinario ejemplo de la vida humana en la pre-modernidad. Vida durísima, y sin embargo feliz, como el título de la película señala. No porque le falten penas, sino porque le sobran motivos para dar sentido a su existencia. Tamperos, cazadores, pescadores, leñadores, constructores de canoas y cabañas, entrenadores de perros, agricultores y granjeros. Son todo eso a la vez en una extraordinaria y variadísima forma de vida. Viven en la aldea llamada Bakhtia, sobre el río Taiga, en Siberia. Algunos son tártaros, otros rusos.

Abandonados por los auxilios de la religión (entíendase, el clero) viven una vida según la naturaleza de la especie humana, ciertamente caída y pecadora, pero respetuosa del orden natural. Son puro sentido común. Melancólicos, pacientes, sentimentales, duros como raíces de árboles, estos hombres y mujeres no tienen dudas sobre su identidad de género ni creen necesario respetar el "orgullo gay", algo que difícilmente les parezca motivo de alabanza. No parecen agobiados por el estrés ni dependen de los psicofármacos. Parecen tener una salud de hierro, afrontan temperaturas de hasta -55º en invierno mientras trabajan en los bosques cazando martas, armiños y alguna otra especie peletera. No sufren por exceso de colesterol (ni malo ni bueno). No son indiferentes a la muerte de los animales, tienen una particular relación de respeto hacia ellos, porque saben que están para su servicio y sobrevivencia. Los cazan racionalmente, porque dependen de ellos. Talan árboles para sus necesidades: calor, construcción, herramientas. Si hay algo razonable en Laudato Si, ellos lo practican.

Esto solamente para recomendar la maravillosa película Happy People, una producción de un director alemán y otro ruso.

NO, reitero, no es una alabanza del buen salvaje de Rousseau. Más bien un ejemplo de la vida incontaminada por la modernidad.

Pueden verse los créditos técnicos y artísticos ]]>en este vínculo.]]> Está en Netflix

 

 

Trailer del filme

Twittet

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina. 

Marcelo González

Leemos en Adelante la Fe un interesante artículo del Dr. César Félix Sánchez que complementa otro, reproducido en Panorama Católico. Recomendamos la lectura de ambos. A su vez nos trajo a la curiosidad recordar qué había publicado sobre estos temas tiempo atrás, en la era de la "gran esperanza benedictina". Y nos parece prudente rememorarlo. El autor peruano recorre hacia atrás el barroso camino de Francisco. Resulta que, como siempre sostuvimos, hace mucho tiempo que la derrota papal está enfangada. 

Marcelo González

Lo más pornográfico que leí en mi vida es el libro “Teología Moral para Seglares” de Royo Marín. La parte contra sexto. Me creó una verdadera incomodidad. Las personas bien criadas tenemos una repugnancia natural por lo indecente, lo obsceno. Pero estamos fuera de época, porque lo obsceno se hace público todo el tiempo