Fátima, una ciudad tradicionalista

Por dos días, miles de peregrinos y un centenar y medio de sacerdotes transformaron Fátima

La peregrinación de la FSSPX a Fátima los días 19 y 20 de agosto fue tal vez la más numerosa de la historia de esta institución. Se estima que participaron unos 10.000 fieles. Más de 150 sacerdotes además de seminaristas, hermanos y religiosas. Esto fue un reto de organización, ya que cada día los sacerdotes rezan la misa, y no concelebran, porque es una práctica ajena al Rito Romano tradicional. De modo que salvo los celebrantes de las misas centrales, todos los demás rezaban sus misas a lo largo del día.

Por testimonios muy directos sé que se vivieron estas jornadas, tremendamente calurosas (hasta 40º c.) con mucha alegría. Algunas de estas personas me han referido el encuentro con una sobrina de la Hermana Lucía. La anciana les manifestó que su tía le ha asignado la tarea de cuidar la casa paterna de la familia Dos Santos y manifestar a los visitantes este testimonio de parte de la vidente mayor: “El infierno existe, yo lo vi”. Un encargo que la sobrina de Lucía sigue cumpliendo fielmente. Esa necesidad de recordar la existencia del infierno, tan propia de Fátima y fielmente realizada por Lucía durante toda su vida, es un acto de misericordia del Cielo, para mover a las almas a rezar por la salvación de los pecadores. “Muchos se condenan porque no hay nadie que rece por ellos”.

Otro testimonio juvenil sobre esos días: “Fátima parecía un pueblo tradicionalista”. En cierto modo, se concentró por pocas horas un porcentaje enorme de católicos a la vieja usanza. Otra joven, conmovida por el uso de la lengua universal de la Iglesia latina, en las oraciones y ritos, se sorprendía a la vez de la necesidad del predicador de expresarse en cinco idiomas para hacer comprender sus palabras dada la diversidad de precedencia de los peregrinos. Pero en el culto por excelencia, la liturgia, todos fueron uno.

Los obispos realizaron una consagración de Rusia al Corazón Inmaculado. Un gesto que manifiesta el deseo de cumplir con lo pedido por la Virgen, aunque la consagración que solicitó la Virgen deberá ser realizada por el Papa en unión con todos los obispos de la Iglesia. Esa será la consagración que desate el final de esta terrible crisis y reencamine a la jerarquía y a los fieles. Y también devuelva la paz al mundo por un tiempo.

Ahora viene la perseverancia en la oración y la mortificación. La perseverancia en la Fe y en los ritos de la Iglesia. El incremento de la Esperanza y de la Caridad. Hasta el cumplimiento final de las profecías: “Finalmente, mi Corazón Inmaculado triunfará”.

Twittet

Marcelo González

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Antonio Caponnetto

Gracias te doy Dios mío porque siendo un grumete me has dejado ser parte de esta fiel romería...

Juan Carlos Monedero (h)

El año se abrió con estos dos claros ejemplos de Corrección Política, estasdemostraciones de fuerza del lobby abortista, cuya naturaleza se comprende a la luz de otros casos anteriores, no tan lejanos en el tiempo.

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.