Francisco nos pasó por encima

Una penosa visita de Francisco a Chile

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo los muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Viaje a Chile

Los medios laicos tomaron a sorna la constatación de lo que parecía un número exageradamente abultado de visitas previstas, provenientes del país natal de Francisco. Durante las horas previas a la llegada, el principal paso de la cordillera, el del Cristo Redentor, tenía ]]>actividad normal]]>.

El “millón y medio de argentinos” que iba a colapsar los pasos trasandinos nunca se hizo ver. Y la misa apoteósica del Parque O’Higgins tuvo una asistencia estimada en 400.000 personas. No es poco, pero si es mucho menos de lo que se esperaba.

Habitualmente miles de argentinos viajan a Chile por diversas rezones. Una de ellas es hacer compras, porque allí los precios son muy convenientes para nosotros. Las provincias fronterizas tienen más tránsito automovilístico por razones obvias. Y hay mucho flujo por vía aérea. Digamos que esta visita no generó más expectativas que un “black friday”. Posiblemente menos.

He visto en vídeos a algunos de los “millones” de argentinos que viajarían a Chile a ver al Papa. El grado de excitación de esta gente me puso nervioso. Coreando a grito pelado consignas futboleras, sentí pena por eso en lo que su fe se ha convertido. No más que un fanatismo irracional. Probablemente azuzado por los organismos eclesiásticos presionados para “meter gente” en la visita.

Pero los signos más ominosos fueron los incendios de varias iglesias católicas, y una hostilidad violentísima de grupos chilenos que hubo de ser reprimida por fuerzas antimotines. Entre estos sin duda están los “habitantes ancestrales” que reclaman la “liberación de territorio” del sur, tanto de Chile como de la Argentina y que tienen ya un prolífico prontuario. Atentados diversos, homicidios y muchas “quemas de iglesias”. Francisco prevé encontrarse con algunos de ellos.

El repudio de los familiares de víctimas de abusos, pese al “sua culpa” de Francisco en un acto oficial con la presidenta de la república, lugar muy poco apropiado -per se inapropiado- y además un reclamo en el mismo sentido en presencia del episcopado chileno, tres de cuyos miembros ahí presentes están acusados de cargos de abuso sexual, desató un profundo malestar.

Se suponía que se los iba a “renunciar” discretamente antes de la visita, pero la cosa salió mal y los tres se plantaron allí sin vergüenza alguna. Ver ]]>detalles en el artículo de Sandro Magister]]> que reprodujéramos en su momento. Por algún extraño motivo el vídeo que allí se enlaza muestra a Francisco defendiendo al obispo de Osorio, y cargando las culpas a los “zurdos” (léase, izquierdistas) que “hacen lío” y ahora va a visitar. Menuda paradoja. Finalmente, “la violencia de arriba genera la violencia de abajo”, viejo lema setentista revolucionario se ha transformado en “la violencia de la bonitas palabras que matan la esperanza” que genera “la violencia de lo que aniquilan al otro”. Así se lo oye en un vídeo de su discurso ante “decenas de miles” que deben estar detrás de la cámara, porque delante no se ven. (]]>Ver aquí]]>)

Ahora tendrá que ver como pilotea el problema con el frente “social”. ]]>A pesar de los buenos oficios del asesor oficial papal Juan Grabois]]>, dirigente de movimientos sociales que movilizan mucha tropa piquetera argentina, en Chile parece que estos grupos no le tienen tanta devoción por Francisco. El señor Grabois aparece en diversas fotos abrazando a Francisco con gran cariño, como si fuera su abuelito. Y tal es la confianza que tiene con el actual pontífice que influye en la designación de cargos en la Asamblea de la Conferencia Episcopal Argentina. Lo que ha generado las iras de Mons. Arancedo, ex presidente del organismo. Mons. Lugones, actual encargado del área social de la Conferencia, jesuita, fue marcado por Grabois como el preferido del Papa, y del mismo Grabois, ciertamente. Tras lo cual fue electo.

Comentarios doctrinales

Ahora sabemos también que los fieles no tienen que repetir como loros lo que dice la jerarquía de la Iglesia la cual no es ni una élite separada ni una aristocracia, ni dueña de la Iglesia. Esto es una síntesis de dichos de Francisco en Chile. No pierde oportunidad en cada ocasión que se le presenta de demostrar su asombrosa capacidad para confundir todo.

Naturalmente no debemos repetir como loros todo lo que dice el clero. En particular en estos tiempos. Ahora bien, ¿qué sentido tiene la autoridad del clero y sus funciones específicas para las cuales han recibido autoridad, santificar, regir y enseñar?

El clero sí es una porción “separada” (eso significa “clero”) de los fieles comunes para constituir la jerarquía visible de la Iglesia, aunque no sea “propietaria” de Ella, porque la Iglesia es de Cristo. Hay que lamentar, además del uso vulgar de los términos y el batido de conceptos (o ingredientes de conceptos) tan perniciosos para la claridad de los fieles y del mismo clero, que Francisco hace gala nuevamente su otra asombrosa capacidad: la de hacer lo contrario de lo que dice. Su manejo de los asuntos de la Iglesia es tiránico, su ejercicio de la autoridad, irracional, como bien saben los obispos y en particular los miembros de la Curia Romana. De donde su poder, además del apoyo de los grandes centros mundiales de influencia, radica en su popularidad. La cual decrece.

Esto explica por qué va a Chile pasando literalmente por encima de la Argentina. Pero no viene a la Argentina. Aunque vive influyendo en la política argentina. Y ha recibido con sonrisas y notable familiaridad a un pelotón de dirigentes, muchos de los cuales ya está presos por diversos delitos: fraude, lavado de dinero, tráfico de drogas y hasta homicidios.

Tal vez no por razones “de Fe”, en la Argentina la figura de Francisco no es muy apreciada sino más bien repudiada por muchos, y es común que los comentarios de las noticias vinculadas a él sean muy agresivos.

No hace falta investigar demasiado porqué no viene a la Argentina, porqué nos ha pasado por encima.

Twittet

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.

Editor y Responsable

Declaración de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974. "Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad" ...

Editor y Responsable

 

Primera entrevista al nuevo Superior General de la FSSPX, don Davide Pagliarani.

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.