Noticia

 

Con los estómagos serenos por unos día de oración, aceptemos que esto también es posible bajo el reinado de Francisco. ¿Para qué? sería la pregunta. La respuesta, simplemente, es el capricho patológico que tantas veces ha demostrado en Buenos Aires. Esta entrevista le ha ganado un aluvión de repudios.

El sitio Infovaticana acaba de publicar esta noticia. Es un indicio más en el sentido de que queda algún texto por dar a conocer. Coincide con otras expresiones en las que el Cardenal Ratzinger, y siendo luego Papa Benedicto XVI habló de que la tercera parte hace referencia a una crisis de Fe, pero no de los fieles solamente sino de la jerarquía, desde su más alta instancia.

 

 

El que está en el púlpito en esta iglesia de Detroit es el arzobispo de la ciudad. Es una parroquia muy conservadora, según parece. Lo que no impide que Mons. Donald Hunchon toque el ukelele durante una ceremonia de confirmaciones. Su canción preferida es "This little light of mine". La ciudad está quebrada por la crisis de la industria automotriz, se necesita un poco de alegría.

Se ha hecho pública una carta de fieles paraguayos de Ciudad del Este a Mons. Steckling, sucesor de Mons. Livieres, el obispo que en su momento obró una verdadera resurrección de la diócesis y la creación de un exitoso seminario. 

 

La prensa televisiva dio gran repercusión a este vídeo y a las personas allí mencionadas. En días posteriores la repercusiónen la prensa escrita parece haber querido bajar la atención sobre el tema.

Lamentablemente, antes de lo esperado, como si con una maliciosa urgencia se debiera aplicar este "discernimiento expres" de los obispos y sacerdotes surgido de la Exhortación Amoris Laetitia, la Conferencia Episcopal de Filipinas, en un documento que firma su presidente, invita a dar la comunión a todos, no importa su situación matrimonial.

Desde diversos sectores se advierte sobre la Exhortación apostólica Amoris Laetitia

Se puede decir, con cierta razón, que esta vez es menos dañino que cuando igualaba las religiones y hasta una no-religión con la Iglesia de Cristo. Evidentemente. Pero no menos mentiroso.

El Papa Francisco recibió a Mons. Fellay, Superior General de la Fraternidad San Pío X, acompañado del R. P. Alain-Marc Nély, segundo Asistente General, en la Casa Santa Marta, este viernes 1° de abril de 2016, a las 17 hs.

Se cumplen hoy, 25 de marzo de 2016, los 25 años de la muerte de Mons. Marcel Lefebvre, fundador de la FSSPX

Distribuir contenido

Twittet

Editor y Responsable

Parece necesario recordar este excelente artículo sobre las promesas del Sagrado Corazón (devoción de los nueve primeros viernes de mes) que ya hemos publicado. Y recordar también que junto con las promesas del Inmaculado Corazón de María (devoción de los cinco primeros sábados de mes) constituyen un mismo mensaje de Misericordia Divina a la humanidad descarriada.

Editor y Responsable

Las perspectivas de un fin exitoso del Pontificado de Francisco (según sus propios criterios de éxito) parecen complicarse mucho.

Editor y Responsable

Como es público, en los últimos meses ha habido una serie de debates dentro de la FSSPX. El tema es, más allá de ciertas cuestiones ocasionales, la diferencia de criterios sobre la legitimidad de aceptar una regularización canónica y sobre la oportunidad de hacerlo en este momento.

Editor y Responsable

Si se lee atentamente la Secuencia de la misa de Corpus Christi uno se sorprende de oír a Santo Tomás de Aquino refutando Amoris Laetitia.

Marcelo González

La crítica es un necesario ejercicio de la razón, en cuanto se haga según la prudencia. No sobre materias o personas que nos exceden en rango o calidad intelectual. No sobre intenciones ocultas. No basados en nuestra propia autoridad. Sino más bien, sobre temas en los que tenemos la obligación de discernir, allí donde tenemos competencia y nuestro juicio puede ayudar.

P. Jean-Michel Gleize

Dos puntos hay que distinguir en esta discusión: la licitud de cooperar con un papa modernista y la oportunidad de recibir un reconocimiento canónico de él. Aquí un artículo del P. Jean-Michel Gleize en que toma posición fuertemente en el debate.

Marcelo González

Cualquier aparato doméstico contemporáneo hubiera causado una sorpresa enorme a un hombre medieval. Debemos perdonarles su ingenuidad. A la inversa, cualquier catedral medieval debería causar una enorme conmoción al hombre moderno. No es tan fácil perdonarle su indiferencia.

Es que la catedral es un lugar edificado con un propósito que el hombre moderno, en su presunta sabiduría, ignora. Es un lugar de culto. El ignora qué es un lugar de culto porque ignora qué es el culto. Algo debido a Dios, pero ¿qué es Dios, si acaso existe?