Culmina el año jubilar en Jujuy

Con una peregrinación que partió desde la iglesia Catedral en las primeras horas de la mañana de ayer rumbo al Santuario dedicado a Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya, la feligresía jujeña acompañó a la Diócesis de Jujuy en su “Acontecimiento Redentor”, celebración con la que la iglesia de Jujuy clausuró el período de celebraciones jubilares por los 75 años de la Diócesis e inició una nueva etapa pastoral, con el envío de los grupos bíblicos.

La ceremonia fue presidida por el obispo de Jujuy, Marcelo Palentini, quien estuvo acompañado por el obispo de la Prelatura de Humahuaca, Pedro OlmedoMonseñor José María Rossi, obispo de Concepción de Tucumán y Monseñor Mario Antonio Cargnello, del Arzobispado de Salta, quienes se trasladaron a esta provincia para formar parte activa del Acontecimiento Redentor.

La procesión fue encabezada por la imagen de Nuestra Señora del Rosario de Río Blanco y Paypaya, patrona de la provincia. También estuvieron en el lugar las imágenes del Santísimo Salvador, santo patrono de la ciudad capital y la Virgen de Punta Corral, que fue llevada al predio por gran cantidad de bandas de sikuris.

En el antiguo templete, con cierto retraso, a las 10.00, comenzó la santa misa oficiada por Mons. Marcelo Palentini junto a los obispos visitantes, ante cientos de fieles que viajaron desde distintos puntos de la provincia.

Durante la jornada, caracterizada por las demostraciones de religiosidad, profunda devoción y la activa participación de los diferentes grupos parroquiales, el obispo Marcelo Palentini procedió al envío de los grupos bíblicos, invitándolos a renovar “la manera de obrar de la iglesia primitiva, cuando, llena de gozo, enviaba a algunos de sus hijos a ayudar a los hermanos en la fe o a los que aún no conocían a Cristo.

Instó a todos los presentes a orar a Dios “para que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, para que sea anunciado el evangelio a todos, para que la fe sea compartida y para que juntos, sostenidos por la palabra de vida, podamos instaurar el reino de justicia y de paz en la provincia y en el país”.

Pidió para todos los que participan de los grupos bíblicos “el entusiasmo de los primeros discípulos misioneros, para que entre vecinos, en los lugares de trabajo y en todos los ámbitos de la vida, podamos anunciar tu mensaje de amor y ser signo de esperanza para un mundo nuevo”:
Antes de la bendición final, el obispo solicitó a los presentes su compromiso a renunciar al individualismo “que nos divide y nos frena en la promesa de ser verdaderos discípulos misioneros”, a dar un nuevo impulso a la misión continental mediante la formación de grupos bíblicos que trabajen en distintos ámbitos y a alimentar la palabra de Dios en cada realidad cotidiana.

La ceremonia culminó con la bendición final del obispo en la que expresó que “Dios, que en Cristo ha manifestado su verdad y su amor, los haga mensajeros del evangelio”.

Fuente: ]]>El Pregón]]>, de Jujuy

 

Comentario: No queda claro. El reino ¿es de este mundo o no?

Twittet

Marcelo González

La restauración católica será por la vía del culto y del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo. Dios ha resguardado el sacerdocio y el culto por medio de una obra minúscula en sus orígenes que hoy es de importancia crucial para el destino del catolicismo. La restauración que debemos realizar día a día se nutre del fruto de ese resguardo.

Editor y Responsable

Y 335º aniversario de la liberación de Viena del asedio turco: recordando la liberación de Viena.

Sofía González Calvo

la Peregrinación pone en lugar principal el conocimiento y amor a la misa tradicional. La misa se convierte en el centro de los tres días de peregrinación. Misa de campaña, rezada bajo la lluvia y el frío, sobre el suelo de barro. Acompañada de cánticos en latín y castellano que ayudan a la devoción. La devoción era otro elemento patente entre los caminantes.

Marcelo González

Si Bergoglio es depuesto, si acaso esto es posible, se lo debería acusar por su evidente intención de heretizar. Pero los cardenales sobrevivientes de las famosas dubia siguen dudando. Entiendo que políticamente esta circunstancia es más eficaz, pero si queremos restaurar la santidad del Pontificado y de los miembros de la Iglesia y limpiar su Rostro inmaculado necesitamos algo más que política.

Marcelo González

Pasó algo maravilloso, que no todos han entendido. El pueblo argentino, democráticamente se alzó contra la oligarquía mundial abortista. El pueblo argentino reaccionó, como dijo el periodista Mariano Obarrio, actor principal en esta victoria, y produjo otra Reconquista, como en las Invasiones Inglesas. Es un hecho político extraordinario, como lo fue Malvinas o 2001.

Marcelo González

Mañana puede ocurrir un milagro. Pero, a decir verdad, el milagro ya ocurrió. El pueblo argentino, generalmente apático salvo en cuestiones relativas a su bienestar o seguridad, se levantó contra la conspiración internacional abortista que busca reducirnos a la miseria moral absoluta.

Editor y Responsable

Declaración de Mons. Lefebvre del 21 de noviembre de 1974. "Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad" ...