La Bronca de Ñañez: más datos

¿QUIÉN ELIGE AL OBISPO Y PARA QUÉ?

“Ningún obispo impuesto…” Con aquella frase de Celestino, comenzábamos nuestra carta antes de conocer la designación de nuestro Obispo Carlos Ñañez.

Las cartas fueron enviadas al Sr. Nuncio y a cada uno de los Obispos. Ninguna respuesta.

Ahora, el 25 de Marzo, en nuestra catedral, será consagrado obispo el presbítero Marcelo Cuenca, contando con la presencia del Nuncio Apostólico y de Monseñor Marcelo Martorell.

No podemos dejar de señalar con estupor que, otra vez, desde el más alto poder eclesial jerárquico y monárquico, se fortalece una línea conservadora, restauradora, derechosa, afín a corrientes como el Opus Dei. No es la primera vez, no sucede sólo en estos pagos.

Queremos hacernos eco de aquella consigna que desplegaron en carteles numerosas comunidades de base en el año 1971, cuando fue consagrado obispo en la catedral de Bogotá, López Trujillo, otro exponente del control, de la censura, del autoritarismo, en este caso para la Iglesia Latinoamericana: ¡QUEREMOS OBISPOS PARA EL PUEBLO!

Y no estamos inventando nada, el documento de Puebla de la Iglesia Latinoamericana, reconocía, entre otros muchos signos de esperanza, ”la presencia de los obispos, mayor y mas sencilla, en medio de su pueblo” (1309). De esto se trata.

Por esto, este nuevo nombramiento episcopal, ¿tiene en cuenta los procesos, las expectativas, la dignidad de esas comunidades trabajadas por años, con historias propias, con necesidades de ser reconocidas? (Recordemos la dolorosa experiencia más reciente de tantos hermanos de la Iglesia de Puerto Iguazú, donde Marcelo Martorell fue a remplazar nada mas ni nada menos que a Monseñor Piña).

¿Es válido callar, por un supuesto respeto o prudencia, ante tan evidente retroceso de nuestra iglesia, que deja de lado no sólo la orientación primera del Vaticano II, Medellín, Puebla… sino también la generosa y a veces martirial entrega de comunidades y pastores, mucho más teniendo en cuenta que este nombramiento está en flagrante contradicción, con el camino desplegado por la comunidad diocesana en su Plan Pastoral?

En un mundo plural, que intenta democracias cada vez mas participativas, en definitiva, “sin monarquías”, ¿qué sentido tiene este mantener, sostener, y hasta intentar defender teológicamente, este anti-signo no sólo del Reino, sino de la historia y de la vida misma? ¿Con qué autoridad moral luego exigimos a otros sectores de la vida nacional, actitudes de diálogo, respeto, apertura, sinceridad, transparencia?

Córdoba (Argentina), 19 de marzo de 2010

GRUPO SACERDOTAL ENRIQUE ANGELELLI,
COMUNIDADES CRISTIANAS,
GRUPO SACERDOTES CASADOS,
SEMINARIO CATEQUÉTICO ARNULFO ROMERO

Fuente: ]]>La Miarrita]]>

Comentario: La bronca, como se ve, es contra Cuenca, Martorell y naturalmente contra el Nuncio. Las demasías de Ñañez contra Cuenca (de quien fuese amigo, lo mismo que de Martorell) parecen tener cierta explicación en una posición más serena, menos ultraprogresista de ambos. Inclusive hemos recibido algunas referencias (a confirmar) sobre una razonable lucidez doctrinal del intonso obispo del Alto Valle. Veremos.

Lo cierto es que el progresismo extremo, tanto que incluso llega a caerse de la Iglesia, destila, en nombre de una "democracia eclesial" y de la "primera orientación del Concilio Vaticano II, de Medellín y de Puebla" un patente odio contra los titulares de Puerto Iguazú y el Alto Valle, pero pasa sobre plumas la gestión de Ñañez y pone ]]>en el pináculo de la perfección las andanzas del obispo Piña]]>, el que formara un frente político con la izquierda y los protestantes con la bendición del Cardenal Primado, para desalojar al gobernador de la provincia y a quien se le quedaran pegados algunos fondos de Cáritas y cosillas por el estilo.

En fin, menos santificar, regir y enseñar, algunos obispos están para todo...

Twittet

Marcelo González

Uno tras otro, los hechos que produce la agenda de Francisco y los escándalos que estallan en derredor de su persona nos superan, debemos confesarlo. Este es un pontificado insalubre. Si los tiempos no se abrevian, terminaremos todo muertos o dementes. Por uno u otro motivo.

Antonio Caponnetto

Gracias te doy Dios mío porque siendo un grumete me has dejado ser parte de esta fiel romería...

Juan Carlos Monedero (h)

El año se abrió con estos dos claros ejemplos de Corrección Política, estasdemostraciones de fuerza del lobby abortista, cuya naturaleza se comprende a la luz de otros casos anteriores, no tan lejanos en el tiempo.

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.