Los obispos argentinos y el Papa

CARTA ENVIADA POR EL EPISCOPADO ARGENTINO AL SANTO PADRE EN EL DÍA DE LA FECHA.(23-04-2010)

En el marco de la 99º Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino, que se desarrolla en la Casa de Retiro El Cenáculo-La Montonera, los obispos enviaron al Santo Padre Benedicto XVI una carta, en la que lo saludan por su quinto aniversario de pontificado y manifiestan la adhesión a su persona y magisterio.

El Episcopado, en el Año Sacerdotal, agradece la iniciativa de Su Santidad porque les ha permitido revalorizar “el don incomparable del sacerdocio, que al decir del Apóstol es un tesoro que llevamos en vasija de barro”. Los obispos hacen memoria también “de tantos sacerdotes santos que han marcado el camino de la Iglesia, muchos de ellos desconocidos, pero gratos a los ojos de Dios que ve en lo escondido”. Así mismo, los pastores expresan: “nos sentimos interpelados a crecer en fidelidad al los dones recibidos, y al compromiso de ser ejemplo de vida evangélica en medio del pueblo de Dios”.

Finalmente, hacen llegar al Santo Padre sus saludos de hijos y hermanos, y el del pueblo argentino, y confía su persona a la Virgen María.

La Asamblea Plenaria, que comenzó el día lunes 19 con la celebración de la Misa en la Catedral Metropolitana, concluirá este sábado 24 al mediodía.

 

Comentario: Presumimos que la carta será más larga y habrá en ella muestras más fervorosas de adhesión y desagravio de la persona del Papa y de la Iglesia toda. ¿Por qué será que los documentos de la CEA son tan austeros en materia de adhesión a la Santa Sede? Tal vez por temor de sobreactuar en esto de los sentimientos. Los obispos reunidos en El Cenáculo son un gozosa banda de hermanos... tímidos... No se preocupen, excelencias, sabemos que en el fondo de su corazón están en contra de las calumnias difundidas contra el Santo Padre y lo apoyan fervorosamente.

Twittet

Marcelo González

El siguiente texto es tan verdadero como verosímil el lector lo quiera considerar.

Editor y Responsable

No es posible hablar de "las dos caras de Francisco", él ha superado largamente esta metáfora. Francisco tiene múltiples caras, y uno de los momentos en los que se pueden observar es cuando recibe a personas o los regalos que estas personas le ofrecen. Claro que es imposible establecer un juicio a partir de un gesto.

Marcelo González

Retomamos el tema ya comenzado en un artículo anterior: “La Misa Nueva bien rezada vs. la Misa Tradicional”. El objeto, naturalmente, es establecer las diferencias del Novus Ordo con respecto a la Misa Tridentina, Gregoriana, Vetus Ordo o como se le quiera llamar.

Editor y Responsable

Entrevista (audio) subtitulada en español. Breve y muy esclarecedora sobre la opinión del P. Malachi Martin, autor de novelas tan renombradas como "El Último Papa", "Vaticano", y otras obras sobre la crisis de la Iglesia tras el Concilio Vaticano II. El fue secretario del Card. Bea, en época de Juan XXIII y afirmó conocer el "Tercer Secreto de Fátima". Murió repentinamente en condiciones todavía no aclaradas, según sus amigos más cercanos.

Editor y Responsable

Ayer conocimos la noticia: el teólogo más importante de la Conferencia Episcopal de los EE.UU. envió a Francisco una carta demandando el cese de sus actos de confusión doctrinal y persecución a los católicos fieles. Naturalmente, tuvo que renunciar a su cargo. Tomamos el texto en español que publica Sandro Magister junto con sus comentarios.

Editor y Responsable

No temamos, amigos católicos, con esto de la celebración de Lutero y la Reforma Protestante. Todo es una broma. El 28 de diciembre próximo la Santa Sede enviará a las iglesias luteranas, a todas ellas, confederadas, disgregadas, re-reformadas y ultraevolucionadas; obispos, obispas y [email protected], clero LGBTetc. un telegrama oficial con el texto: “Que la inocencia les valga, Francisco”

Editor y Responsable

Pidiendo el papa León XIII a Dios que todos se acojan a su misericordia para ser un solo rebaño bajo un solo pastor, aclara que para ello deberán salir de la bruma de las falsas creencias, reconcililarse con la verdadera Fe, deponer el odio cismático y, en otro caso, dejarse bautizar por la sangre que contra sí reclamaron en el día de la Pasión de Cristo.