Los obispos argentinos y el Papa

CARTA ENVIADA POR EL EPISCOPADO ARGENTINO AL SANTO PADRE EN EL DÍA DE LA FECHA.(23-04-2010)

En el marco de la 99º Asamblea Plenaria del Episcopado Argentino, que se desarrolla en la Casa de Retiro El Cenáculo-La Montonera, los obispos enviaron al Santo Padre Benedicto XVI una carta, en la que lo saludan por su quinto aniversario de pontificado y manifiestan la adhesión a su persona y magisterio.

El Episcopado, en el Año Sacerdotal, agradece la iniciativa de Su Santidad porque les ha permitido revalorizar “el don incomparable del sacerdocio, que al decir del Apóstol es un tesoro que llevamos en vasija de barro”. Los obispos hacen memoria también “de tantos sacerdotes santos que han marcado el camino de la Iglesia, muchos de ellos desconocidos, pero gratos a los ojos de Dios que ve en lo escondido”. Así mismo, los pastores expresan: “nos sentimos interpelados a crecer en fidelidad al los dones recibidos, y al compromiso de ser ejemplo de vida evangélica en medio del pueblo de Dios”.

Finalmente, hacen llegar al Santo Padre sus saludos de hijos y hermanos, y el del pueblo argentino, y confía su persona a la Virgen María.

La Asamblea Plenaria, que comenzó el día lunes 19 con la celebración de la Misa en la Catedral Metropolitana, concluirá este sábado 24 al mediodía.

 

Comentario: Presumimos que la carta será más larga y habrá en ella muestras más fervorosas de adhesión y desagravio de la persona del Papa y de la Iglesia toda. ¿Por qué será que los documentos de la CEA son tan austeros en materia de adhesión a la Santa Sede? Tal vez por temor de sobreactuar en esto de los sentimientos. Los obispos reunidos en El Cenáculo son un gozosa banda de hermanos... tímidos... No se preocupen, excelencias, sabemos que en el fondo de su corazón están en contra de las calumnias difundidas contra el Santo Padre y lo apoyan fervorosamente.

Twittet

Editor y Responsable

 

Primera entrevista al nuevo Superior General de la FSSPX, don Davide Pagliarani.

Marcelo González

Don Davide (con acento en la a), o sea el P. Pagliarani, es el nuevo Superior General de la FSSPX. Mucha gente se pregunta de dónde salió. ¿Qué significa esta promoción inesperada de un cura raso a la máxima jerarquía? Otros, menos informados todavía, señalan un desorden inaceptable: ¿desde cuándo un simple presbítero va a ser superior de obispos? Estos lefebristas están todos locos.

Marcelo González

Se percibe un cierto temblor de mitras. El optimismo y la componenda comienzan a desdibujarse. Parece que no alcanza con dejarles el campo libre y ponerse a un costado. Cuando ocupen el campo vendrán a degollar a los que estén mirando resignados al discurrir inevitable de los tiempos. Es de manual: los tibios le venden la soga a los revolucionarios, que los van a linchar con esa misma soga (Lenin dixit).

Editor y Responsable

En pocas palabras: Pilatos era un pagano, o sea que había en él semillas de verdad, y de hecho se interesó en el tema, porque le preguntó a Jesús “¿qué es la verdad?” Y Jesús no le contestó. No le contestó… no quiero criticar, pero… Encima después lo amenazó con mandarle no se cuántas legiones de ángeles. Tampoco Pilatos podía dejar que atropellen así como así su autoridad. El tema es complejo. Jesús no se dejó ayudar, puso peros todo el tiempo.

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.