-A +A

Obispo adúltero: arranca la investigación


“El celo de tu casa me devora y los baldones de los que te ultrajan cayeron sobre Mí” (Ps. 68,10)

Como anunciáramos en nota anterior, tenemos la promesa de que la Santa Sede investigará la situación del obispo al que nos hemos referido en todas las notas relativas al caso. Tenemos no solo la compromiso de que no será promovido, sino de que su situación y la de sus encubridores será debidamente investigada.

Además, y esta es una novedad de última hora, altísimas instancias de la jerarquía católica, han tomado el compromiso de gestionar ante el Arzobispo Primado de Buenos Aires, la aplicación efectiva del Motu Proprio Summorum Pontificum.

Este no solo de un modo general, sino que se han propuesto iglesias para el rezo dominical de la misa tridentina y será celebrada por sacerdotes de toda confianza, cuyos nombres conocemos. Claro, que esta, en definitiva, es decisión del Arzobispo de Buenos Aries.

Por eso, suspendemos momentaneamente la publicación de las cartas elevadas a los dicasterios romanos para el Clero y para los Obispos, que contienen un resumen sustancial de la sentencia judicial, aunque varios lectores nos avisan que hay muchas personas familiarizadas con dicha sentencia en el mundillo católico.

Resulta necesario recapitular un poco para que se comprenda nuestra decisión. En el artículo “Cuando la Paciencia se acaba” pedimos, sin mencionar expresamente la Arquidiocesis en ese momento, que se nos concediera un gesto de buena voluntad.  Decíamos textualmente:

Solicitamos también de la autoridad eclesiástica competente pruebas de buena voluntad, de disposición a tomar seriamente el caso, y dar a los tantos curas amacebados o abusadores de que tenemos noticia, señales de que se pondrá énfasis en restituir la disciplina eclesiástica por el bien de sus almas y de las almas de los feligreses.

Quede claro: queremos pruebas concretas de buena voluntad  de los superiores. Pruebas tangibles de que no solo se pondrá coto a la impunidad de los malos sacerdotes , sino también a la persecución de los buenos y piadosos .

Este es uno de los gestos de buena voluntad que nos parece aceptable y que deberá concretarse en pocos días, a riesgo de que  debamos interpretar que el Arzobispado de Buenos Aires no tiene la menor intención de cumplir con lo establecido por la Santa Sede, ni se aviene a las tratativas de las autoridades eclesiásticas que lo están gestionando.

De todos modos, el nombre del obispo implicado en el caso de adulterio es de dominio semipúblico, y cualquier mínima investigación lo puede descubrir en minutos. La causa consta en la justicia civil,  y ya está en manos de Curia Romana. No es mucho lo que podemos aportar hoy, más allá de mantener una actitud vigilante del cumplimiento de las promesas recibidas.

Quede expresamente aclarado que nuestras preocupaciones han recibido buena acogida en las diversas instancias a las que podíamos recurrir salvo, de momento en la Curia Arzobispal, que tiene la clave del asunto. De ella depende que sigamos adelante.

Hacemos el sacrificio periodístico de postergar la publicación aun cuando sabemos que la mirada de muchos medios y lectores está puesta en nuestra web. Hoy tenemos cifras record de visitas. Nuestro “negocio” sería lanzar la primicia. Pero nuestro deber de católicos es hacer hacer una pausa, que hoy, estamos convencidos ante Dios, es lo mejor para el bien de la Iglesia.

Rogamos a todos nuestros lectores que sigan atentamente el caso en los días por venir.

Twittet

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.

Marcelo González

La primera impresión, impresión cada vez más difundida, es la de una catástrofe en vías de empeorar, si cabe esta posibilidad. No son ya solamente los católicos que militan en el así llamado “tradicionalismo” ni los que comúnmente se reconocen “conservadores”. Ahora hasta sus aliados le temen.

Christopher Ferrara

Francisco dijo a la congregación general de jesuitas reunidos en Roma el octubre pasado que Amoris Laetitia representa nada más y nada menos que un cambio radical en la visión de la Iglesia sobre “toda la esfera moral,” que cuando él era seminarista “se restringía a ‘tú puedes,’ ‘tú no puedes,’ ‘hasta aquí sí, pero hasta allá no.’ Era una moral muy lejana al discernimiento.”

Editor y Responsable

El presente artículo es una buena síntesis con interesantes novedades sobre como llegó y como puede irse Bergoglio del papado. Más allá de diferencias con el juicio del autor sobre los papados precedentes, es una lectura necesaria en estas vísperas del quinto año de su pontificado.

Editor y Responsable

Reproducimos una serie de artículos que ha comenzado a difundir Adelante la Fe, publicados en Si Si, No No a principios de los años '90. Como lo explica muy bien la nota introductoria del sitio español, aquí se muestran las raíces bien lejanas en el tiempo de lo que muchos solo quieren o pueden ver hoy como un fenómeno aislado y anormal: el pontificado de Francisco.

Marcelo González

En estos días estuvimos expectantes o “suspendidos”, como diría Cervantes, ante las noticias sobre el “inminente” –ahora viene la parte difícil- “acuerdo” o “regularización” canónica de la FSSPX. Y el “o” en este caso manifiesta oposición. Uno u otro. ¿Se trata de un “yelmacuerdo” o de una “baciregularización”