Sabíamos que vivía en un Country, sabíamos que dirigió una institución de caridad muy sospechada de corrupción. Sabíamos que tenía uno de los peores cleros del país y que era tolerante con las malas costumbres además de promover la peor doctrina. Ahora sabemos que practica ambas. Verdaderamente, no nos alegra, pero creemos que ayuda a destapar una olla podrida y suponemos que el Nuncio no tendrá más remedio que promover su destitución.
El Papa ha designado.... -Miembros de la Congregación para la Educación Católica a los cardenales Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa (Honduras); Peter Kodwo Appiah Turkson, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz; Jean Pierre Ricard, arzobispo de Bordeaux (Francia); Oswald Gracias, arzobispo di Bombay (India) ; Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales ; a los arzobispos Luis Antonio G. Tagle, de Manila (Filipinas); Alfredo Horacio Zecca, de Tucumán (Argentina); a los obispos Gerhard Ludwig Müller, de Regensburg (Alemania) y Charles Morerod, de Lausanne, Genéve et Fribourg (Suiza).
El mensaje del arzobispo de Mendoza, monseñor José María Arancibia; el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Alfonso Delgado; el obispo de San Rafael, monseñor Eduardo María Taussig; el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez; y el obispo auxiliar de Mendoza, monseñor Sergio Buenanueva, dice lo siguiente:
“En algunos países en los que, desde hace años, rige el acceso legal al  aborto se vienen verificando movimientos de opinión e iniciativas dirigidos a aminorar, si es posible, los efectos funestos de semejante disposición. Tengo registros interesantes acerca de Italia donde crecen los  objetores de conciencia que se niegan a intervenir aplicando la ley que permite  el aborto desde 1978. Son ginecólogos y personal sanitario en gran número”.
El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, manifestó su sorpresa por la información publicada hoy en un medio de prensa que anuncia que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolverá, mediante un fallo que sentará jurisprudencia, que no es punible el aborto por violación, sean las mujeres violadas normales o insanas.
Los prelados desearon que "el comienzo del nuevo año nos encuentre reunidos alrededor de la mesa con el deseo de la paz, pero que este deseo se concrete en las acciones del día a día".
En una ocasión me dijo: "Vos provenís de Maimónides, de Spinoza, de Einstein, de Kafka y de Freud". Le pregunté: "¿Porque fueron judíos?". Agregó: "No sólo por eso: fueron racionalistas que aceptaban la existencia de un infinito al que el hombre no consigue dominar". No supe si quedarme callado o pensar un aditamento. Me limité a hacer algo mejor: abrazarlo.
José Ignacio López nos da una semblanza del nuevo Presidente de la CEA. Es elogiosa, naturalmente, y viene del ex-vocero de Raúl Alfonsín, y padre de la actual vocera de Mons. Jorge Casaretto. Leer con atención.
En la misa del sabado ¿es verdad que Mons. Aguer, que la celebró a las 12,30 hs. en la parroquia San Luis Gonzaga), mandó decir por por altoparlante que  no se iba a poner el reclinatorioo que no se iba a dar la comunión de rodillas por una cuestión de "practicidad"?
Sobre el escrache a la Catedral, avaluó que “la sacamos barata” y comprendió que la actitud no se justifica pese a puede haber aspectos de la institución e “incoherencias de los cristianos” que “irritan”. También dijo no estar de acuerdo con el perfil que en los encuentros se le está otorgando al aborto, la educación sexual, la composición de la familia y el matrimonio.

Twittet

Marcelo González

Con un pie ya en el estribo para ira a visitar los lugares sagrados de Fátima, quisiera compartir con los amigos de Panorama Católico unos apuntes escritos a vuelo de pluma. Son reflexiones sobre la figura de Francisco Marto, el vidente varón de Fátima.

Editor y Responsable

Los que piensan que «han vencido» son los neomodernistas fieles a la línea (si así puede llamarse) de los padres fundadores de la «nouvelle théologie» o «nueva teología» y, especialmente, a la línea (tortuosa y oscura) trazada por el jesuita Henri de Lubac y por el ex-jesuita Hans Urs von Balthasar. «Se exaltan los exponentes de la nueva teología como si fueran ellos la piedra angular de la Iglesia» escribió con razón el pensador don Julio Meinvielle.

Marcelo González

La primera impresión, impresión cada vez más difundida, es la de una catástrofe en vías de empeorar, si cabe esta posibilidad. No son ya solamente los católicos que militan en el así llamado “tradicionalismo” ni los que comúnmente se reconocen “conservadores”. Ahora hasta sus aliados le temen.

Christopher Ferrara

Francisco dijo a la congregación general de jesuitas reunidos en Roma el octubre pasado que Amoris Laetitia representa nada más y nada menos que un cambio radical en la visión de la Iglesia sobre “toda la esfera moral,” que cuando él era seminarista “se restringía a ‘tú puedes,’ ‘tú no puedes,’ ‘hasta aquí sí, pero hasta allá no.’ Era una moral muy lejana al discernimiento.”

Editor y Responsable

El presente artículo es una buena síntesis con interesantes novedades sobre como llegó y como puede irse Bergoglio del papado. Más allá de diferencias con el juicio del autor sobre los papados precedentes, es una lectura necesaria en estas vísperas del quinto año de su pontificado.

Editor y Responsable

Reproducimos una serie de artículos que ha comenzado a difundir Adelante la Fe, publicados en Si Si, No No a principios de los años '90. Como lo explica muy bien la nota introductoria del sitio español, aquí se muestran las raíces bien lejanas en el tiempo de lo que muchos solo quieren o pueden ver hoy como un fenómeno aislado y anormal: el pontificado de Francisco.

Marcelo González

En estos días estuvimos expectantes o “suspendidos”, como diría Cervantes, ante las noticias sobre el “inminente” –ahora viene la parte difícil- “acuerdo” o “regularización” canónica de la FSSPX. Y el “o” en este caso manifiesta oposición. Uno u otro. ¿Se trata de un “yelmacuerdo” o de una “baciregularización”