Hemos recibido datos alarmantes acerca de un fallo judicial en el fuero de Familia, con el que concluye un juicio de divorcio. En dicho juicio la parte agraviada por infidelidad (el marido) acusa a XX de ser el amante de su mujer. El marido gana la acción legal. La mujer es condenada por injurias y con ella el amante estable. Desgraciadamente, se trataba de un sacerdote católico, con destino, en ese momento, en una importantísima parroquia. Hoy es obispo.
En la jornada que anunciáramos tiempo atrás realizada ayer en la UCA (Universidad Católica Argentina) cuyo nombre ya inducía a un error gravísimo, cual es la aceptación de que existe un “matrimonio homosexual” se han dicho cosas todavía más graves, si es posible.
Como anticipamos en observación episcopal anterior, el asunto Mercau se recalienta. El sacerdote, que estaba alojado en el monasterio benedictino de Los Toldos, será trasladado a prisión. Los monjes ya no desean tenerlo allí. La defensa sugirió enviarlo a un "hogar para jóvenes" (?). ¡El zorro entre las gallinas! Este asunto amenaza costarle al obispado de San Isidro varios millones de pesos.
Nuestros lectores conocen ampliamente los episodios de la Capilla del Sagrado Corazón, de la Parroquia Santa Francisca Javier Cabrini de la Arquidiócesis de Buenos Aires. La feligresía de la capilla clausurada, ajustándose a sus derechos y conforme a lo expresado por el Motu Proprio Summorum Pontificum, han solicitado al Párroco la instauración de la Misa Tridentina, hoy también conocida como Forma Extraordinaria del Rito Romano, avalado por más de 100 firmas. Ante la negativa verbal del Párroco, P. Antonio Panaro, la siguiente carta fue elevada al Cardenal Arzobispo de Buenos Aires.
El obispo de San Luis, monseñor Jorge Luis Lona, y el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Pedro Daniel Martínez, advirtieron en un comunicado que “por el camino de la injusta discriminación contra el niño, se propone el asesinato del niño”.      Tras exhortar a una urgente defensa de los derechos de los niños, lamentaron que “frente a la cultura de la vida, se elija la cultura de la muerte. Se elije la cultura de la promoción legal del aborto”.
Recordarán los memoriosos seguidores de estos temas que en la Diocesis de San Isidro, al norte de la Arquidiócesis de Buenos Aires, cuyo titular es el influyente obispo Jorge Cassaretto, han ocurrido innumerables hechos de triste índole: párrocos suicidas, evanescentes fondos solicitados a entidades bancarias, grande acopio de clero sospechado de malas costumbres y finalmente, el escándalo, tampoco debidamente reflejado por la prensa local, de abusos de menores en el hogar “San Juan Diego”.
Nos hace llegar un lector el anuncio de una jornada auspiciada por la Facultad de Derecho Canónico "Santo Toribio de Mogrovejo", de la UCA, universidad pontificia católica argentina, cuyo Gran Canciller es el Arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, Mons. Jorge Bergoglio. Los nombres de las exposiciones y de los expositores anticipan, casi unánimemente, un acto de apostasía.
La Diócesis de Catamarca celebró el centenario de su creación con la presencia de un legado pontificio, Mons. Francisco Javier Errázuriz, Cardenal Arzobispo de Santiago de Chile. En la ocasión fue ofrecida a la imagen de la Virgen del Valle la Rosa de Oro, con que los papas distinguen desde hace varios siglos a personalidades católicas o lugares sagrados
Varios matutinos locales de estos días dan cuenta de lo que ha reflejado el vocero de la CEA sobre la reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina. A saber, que la Iglesia argentina percibe un alejamiento de la sociedad, la gente se aleja de la Iglesia. Esto ya lo sabíamos, pero resulta interesante que los reconozcan los pastores.
El influyente matutino “La Nación” dice hoy (18.8) que esa Comisión está reunida para debatir sobre la inseguridad y el aborto; agregando que según fuentes eclesiásticas serán tres días de discusiones internas "caldeadas" y "de pase de facturas". Sobre todo, continúa, por la forma de oponerse a la norma que impulsó el gobierno permitiendo el casamiento homosexual. Donde se revelaron discrepancias entre el cardenal Bergoglio, más dispuesto a posturas moderadas y el arzobispo Héctor Aguer (La Plata), quien siguió expresando discursos duros “contra una ley que la Iglesia califica de ‘inicua’”.

Twittet

Editor y Responsable

Parece necesario recordar este excelente artículo sobre las promesas del Sagrado Corazón (devoción de los nueve primeros viernes de mes) que ya hemos publicado. Y recordar también que junto con las promesas del Inmaculado Corazón de María (devoción de los cinco primeros sábados de mes) constituyen un mismo mensaje de Misericordia Divina a la humanidad descarriada.

Editor y Responsable

Las perspectivas de un fin exitoso del Pontificado de Francisco (según sus propios criterios de éxito) parecen complicarse mucho.

Editor y Responsable

Como es público, en los últimos meses ha habido una serie de debates dentro de la FSSPX. El tema es, más allá de ciertas cuestiones ocasionales, la diferencia de criterios sobre la legitimidad de aceptar una regularización canónica y sobre la oportunidad de hacerlo en este momento.

Editor y Responsable

Si se lee atentamente la Secuencia de la misa de Corpus Christi uno se sorprende de oír a Santo Tomás de Aquino refutando Amoris Laetitia.

Marcelo González

La crítica es un necesario ejercicio de la razón, en cuanto se haga según la prudencia. No sobre materias o personas que nos exceden en rango o calidad intelectual. No sobre intenciones ocultas. No basados en nuestra propia autoridad. Sino más bien, sobre temas en los que tenemos la obligación de discernir, allí donde tenemos competencia y nuestro juicio puede ayudar.

P. Jean-Michel Gleize

Dos puntos hay que distinguir en esta discusión: la licitud de cooperar con un papa modernista y la oportunidad de recibir un reconocimiento canónico de él. Aquí un artículo del P. Jean-Michel Gleize en que toma posición fuertemente en el debate.

Marcelo González

Cualquier aparato doméstico contemporáneo hubiera causado una sorpresa enorme a un hombre medieval. Debemos perdonarles su ingenuidad. A la inversa, cualquier catedral medieval debería causar una enorme conmoción al hombre moderno. No es tan fácil perdonarle su indiferencia.

Es que la catedral es un lugar edificado con un propósito que el hombre moderno, en su presunta sabiduría, ignora. Es un lugar de culto. El ignora qué es un lugar de culto porque ignora qué es el culto. Algo debido a Dios, pero ¿qué es Dios, si acaso existe?