Papa Francisco

Un signo de los tiempos. Desde Hungría, nación de origen de George Soros, se activan proyectos legislativos para impedir la acción de las ONGs que financia el hipermillonario más conocido del Nuevo Orden Mundial.

Solo un ciego puede negar, que en la Iglesia existe una gran confusión, incertidumbre, inseguridad, causada por algunos párrafos de Amoris Laetitia

No hay modo de tomarse un descanso con Francisco. En estos días se conocieron medidas de intimidación al Card. Müller que surtieron su efecto, aparentemente, cuando el Prefecto de la Fe hizo una declaraciones a cierto canal italiano de noticias en defensa del silencio de Francisco ante el requerimiento de las dubia.

El mundo católico está hirviendo tras la publicación el 19 de septiembre de la carta de cuatro cardenales (Carlo Caffarra, Walter Brandmuller, Joachim Meisner y Raymond Burke) al Papa Francisco. La carta solicita que el Papa aclare declaraciones, al parecer heterodoxas, de su Exhortación Apostólica Post-Sinodal, Amoris Laetitia.

La información es de Infovaticana, que la toma de diarios italianos. El comentario también: podría ser una advertencia para que el cardenal norteamericano cejara de su intención de presentar una corrección fraterna a Francisco por su silencio ante los temas de doctrina que requieren respuesta, las ya famosas "dubia".

El Santo Padre ha definido estas resistencias como aquellas que “brotan de las mentes distorsionadas y se ocultan detrás de las palabras justificadas refugiándose en las tradiciones, en las apariencias y en la formalidad”

Cuanto más se ahonda, más se advierte que Fátima es la inauguración de los tiempos finales de la historia. Inclusive si en La Salette las profecías fueron crudas y explícitas: “Roma perderá la Fe y se convertirá en la sede del Anticristo”

Francisco y sus ocurrencias poco magisteriales

Para ir completando el panorama sobre la crisis del pontificado de Francisco, que gana velocidad de un modo alarmante, transcribimos una nota del periodista Edward Pentin, quien da su testimonio sobre el estado de cosas en la Curia Romana, la actitud de la mayoría de los cardenales sobre las "Dubia" presentadas y el clima de tensión insoportable que da indicios de un conflicto mayor.

Es posible que en breve haya un cisma en la Iglesia. Pero los acusados de cismáticos, como ha ocurrido antes, no serán quienes lo provoquen sino quienes lo enfrenten.

Distribuir contenido

Twittet

Editor y Responsable

Parece necesario recordar este excelente artículo sobre las promesas del Sagrado Corazón (devoción de los nueve primeros viernes de mes) que ya hemos publicado. Y recordar también que junto con las promesas del Inmaculado Corazón de María (devoción de los cinco primeros sábados de mes) constituyen un mismo mensaje de Misericordia Divina a la humanidad descarriada.

Editor y Responsable

Las perspectivas de un fin exitoso del Pontificado de Francisco (según sus propios criterios de éxito) parecen complicarse mucho.

Editor y Responsable

Como es público, en los últimos meses ha habido una serie de debates dentro de la FSSPX. El tema es, más allá de ciertas cuestiones ocasionales, la diferencia de criterios sobre la legitimidad de aceptar una regularización canónica y sobre la oportunidad de hacerlo en este momento.

Editor y Responsable

Si se lee atentamente la Secuencia de la misa de Corpus Christi uno se sorprende de oír a Santo Tomás de Aquino refutando Amoris Laetitia.

Marcelo González

La crítica es un necesario ejercicio de la razón, en cuanto se haga según la prudencia. No sobre materias o personas que nos exceden en rango o calidad intelectual. No sobre intenciones ocultas. No basados en nuestra propia autoridad. Sino más bien, sobre temas en los que tenemos la obligación de discernir, allí donde tenemos competencia y nuestro juicio puede ayudar.

P. Jean-Michel Gleize

Dos puntos hay que distinguir en esta discusión: la licitud de cooperar con un papa modernista y la oportunidad de recibir un reconocimiento canónico de él. Aquí un artículo del P. Jean-Michel Gleize en que toma posición fuertemente en el debate.

Marcelo González

Cualquier aparato doméstico contemporáneo hubiera causado una sorpresa enorme a un hombre medieval. Debemos perdonarles su ingenuidad. A la inversa, cualquier catedral medieval debería causar una enorme conmoción al hombre moderno. No es tan fácil perdonarle su indiferencia.

Es que la catedral es un lugar edificado con un propósito que el hombre moderno, en su presunta sabiduría, ignora. Es un lugar de culto. El ignora qué es un lugar de culto porque ignora qué es el culto. Algo debido a Dios, pero ¿qué es Dios, si acaso existe?