Papa Francisco

Mark Zuckerberg en Roma: la "Nueva Evangelización" ya es imparable.

En octubre de 1942, el papa reinante, Pío XII, realizó un acto de consagración del género humano al Corazón Inmaculado de María. Dicha consagración fue renovada el 8 de diciembre del mismo año. Estas consagraciones fueron los primeros “intentos” de cumplir con el pedido de Nuestra Señora a Sor Lucía: “vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado”. 

El enojo de los católicos “conservadores”, que venimos a ser casi todos -en el lenguaje inclusivo de Francisco- sube la temperatura. Hace tiempo vimos en la EWTN, “canal conservador” hasta por ahí (no precisamente un órgano de la crítica tradicionalista) un programa en el cual se criticó durísimamente a Francisco.no solo por errores doctrinales, sino por el maltrato al clero y fieles más conservadores.

El difícil determinar cuales sean los músculos más importantes en las disciplinas olímpicas, pero a ojo de buen cubero, y según se ha visto muchas veces, multiplicado al infinito en Brasil, parecen ser los glúteos.

 

Francisco es el dueño de la pelota: ahora las intenciones de oración ya no tienen ninguna relación con la Fe, la Esperanza o la Caridad, lo cual tiene su ventaja, si bien se lo mira. En septiembre podrían ser "para que florezcan las mil flores" primaverales del hemisferio sur, o produzcan mucho fruto los árboles en el norte. 

Francisco, superándose a sí mismo, dijo algo difícil de imaginar: existe una "violencia católica", que nos perdona denunciar, porque le sería moralmente obligatorio hacerlo si hablase de la "violencia islámica". 

El fenómeno autodestructivo es la marca más característica del siglo XX y se prolonga en el actual, más grave y expandido. Grandes guerras, aniquilamiento masivo de civiles en bombardeos, migraciones, hambrunas, persecuciones ideológicas, en particular por causas religiosas. Idolatrías que piden su cuota de sacrificios humanos para satisfacer a sus dioses.

"La Divina Providencia no abandona a su Iglesia, cuya cabeza es el Papa, vicario de Jesucristo. Por ello, un signo incontestable de esta restauración será la voluntad manifestada por el Sumo Pontífice de proporcionar los medios para restablecer el orden del sacerdocio, de la fe y de la Tradición".

Después de la declaración de Mons. Fellay, al término de una reunión de Superiores Mayores de la FSSPX, se dio a conocer un comunicado que reprodujimos sin comentarios. El texto parece suficientemente claro. Aunque los en días posteriores se conocieron diversas interpretaciones. A propósito de lo cual Mons. Fellay predicó una homilía de carácter doctrinal explicitando lo que en la brevedad del comunicado aparece como enunciado.

 

"Por eso predijo ese mismo Dios que vendrían a tierra los dioses múltiples y falsos y mandó derrocar sus ídolos. Porque nada hay que haga a los hombres tan insociables y perversos en su conducta como la imitación de esos dioses", San Agustín

 

Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Hace algunos meses, en preparación de este año del Centenario de Fátima escribí un texto titulado “Francisco a Vuelo de Pluma”. Quisiera ahora reflejar en éste las impresiones que me ha causado una larga lectura de textos y trabajos dedicados a la mayor y más longeva de los videntes de la Cova da Iría en 1917.

El mensaje de Fátima es, sí, un mensaje de amor, pero a la vez y por lo mismo es un mensaje de rigor, de severidad, de seriedad. Después de la aparición, los pastorcitos de Fátima dejaron de jugar. Dejemos entonces de jugar.

Editor y Responsable

¿A quién se le ocurre convocar una jornada de oración a lo largo de toda su frontera, apenas 3000 kms.? ¿A quién se le ocurre anunciar que un millón de personas va a responder a ese llamado? 

Editor y Responsable

¿Es que perdió su rumbo
la nave de la Iglesia? ¿Es que a porfía
se nos ha puesto a andar de tumbo en tumbo
ebria y alzada la marinería?

Marcelo González

Lo único claro es la confusión.

Prof. Roberto de Mattei

La Correctio filialis no es sino la punta de un inmenso iceberg de descontento por la desorientación que impera actualmente en la Iglesia. 

Editor y Responsable

¿Por qué hacemos esto? Lo hacemos porque hay evidencias científicas indiscutibles y, además, porque Nuestro Señor Jesucristo fue un niño por nacer, formado virginalmente por la acción del Espíritu Santo en el seno de la Virgen María.