Ser tradi hoy

  Me siento tentado de pensar que la serie anunciada sobre los Filo-lefebvrianos  del Padre José Ma. Iraburu es una respuesta a “Ser tradi-hoy”. El P. Iraburu, a quien tengo el gusto de conocer personalmente y haber entrevistado para Panorama Católico Internacional, representa lo que en algún tiempo se llamó, al menos en la Argentina, la “línea media” y creo yo es más fácil de definir como el sector de los católicos incoherentes.

El Sr. Dardo Calderón observa en mi artículo “El neo-tradi” una paradoja ya desde el título. No la explicita, dándola por obvia, de modo que asumo el riesgo de interpretarla: neo en contraposición de tradi. Esta sería la paradoja. Otro lector, que firma MAB, aprueba la teoría del Sr. Calderón de que no tiene razón de ser el prefijo “neo” cuando el tradi en realidad es el católico. De modo que cuando un no-tradi se hace tradi en realidad está volviendo a casa.

El neo-tradi es una figura compleja, que admite, bajo la misma denominación subtipologías muy diversas. No es hijo de tradi, puede pertenecer a distintas generaciones, desde sexagenarios a veinteañeros, rondando los 30 – 40 la edad en que el discernimiento del neo-tradi ha padecido todas las experiencias necesarias como para alistarse en la filas de los descastados.
Como diéramos cuenta en su momento, el obispo de Evreux, Mons. Nourrichard destituyó contra derecho al párroco de Thiberville, el P. Michel. Causa alegada: el rezo de la Misa Tridentina. ¿Pero no está permitida? Más, nunca abrogada. Sin embargo, luego de tres pedidos ante la Signatura Apostólica (Suprema Corte de la Iglesia), el P. Michel ha visto confirmada su destitución. ¿Ud entiende?

Ser tradi hoy significa, entre otras cosas, estar en la semi clandestinidad religiosa. Es cierto, el Papa Benedicto ha hecho mucho por quitar el mote de "apestados" de los tradis, en especial los de la línea FSSPX, que es el tradicionalismo en su visión más abarcativa y exigente. Abarcativa porque no depone ningún elemento ni negocia convivencias pacíficas sobre puntos que otros tradicionalistas consideran "negociables". Exigente, por lo mismo que al postergar todo acomodamiento o regularización canónica si antes no se resuelven las cuestiones de la Fe, forma una comunidad muchas veces excluida y tachada prejuiciosamente. Es verdad, alberga en su seno elementos que no contribuyen a hacer una realidad aquello de veritatem facientes in caritate. Pero otros muchos que sí. 

Inauguro sección: Ser tradi hoy . Verá el lector el producto de reflexiones de más de 30 años de militancia, cada vez más convencida, a pesar de muchos tradicionalistas, de que la Iglesia sin la Tradición no es posible. Es más, me atrevo a decir: Fuera de la Tradición no hay salvación , lo cual el lector sensato sabrá como interpretar debidamente.  Por otra parte, creo que es la hora del testimonio personal: Me ofrezco a dar ese testimonio de esta experiencia a modo de charla, conferencia, curso o lo que cuadre. 
Distribuir contenido

Twittet

Marcelo González

Como hijos de los gentiles, “reconozcamos en los magos adoradores las primicias de nuestra vocación  y de nuestra fe, y celebremos con corazones dilatados por la alegría los comienzos de esta dichosa esperanza, pues desde este momento se inicia nuestra entrada en la celestial herencia de los hijos de Dios”.  San León Magno, Papa.

Marcelo González

Se ha dicho con frecuencia: Fátima es una epifanía, una manifestación luminosa que prepara a los creyentes para vivir los tiempos más oscuros de la era cristiana. Así como la fiesta del 6 de enero celebra la revelación de Dios, en su Persona encarnada, a representantes de los gentiles.

Editor y Responsable

En este año cargado de noticias tristes y humanamente desesperanzadoras sobre la marcha de los asuntos eclesiásticos, nos ha parecido prudente insistir poco en las noticias, sino más bien opinar con una cierta pretensión de análisis, alentar la esperanza y recordar (también a nosotros mismos) los deberes de un buen católico en todo momento.

Sandro Magister

Navidad de tensión este año en el Vaticano, justamente mientras el papa Francisco, en el discurso de saludos a la curia, se la tomó con los que el definió como "traidores" y "aprovechadores" – los primeros ya "delicadamente" despedidos por él y los segundos amenazados con ser despedidos –, le han caído encima nuevos clamorosos goles en contra. Al menos tres.

Marcelo González

Pero no quiero discutir el derecho de cada uno de estudiar temas, pero las consecuencias más terribles de sostener estas teorías, sobre todo cuando se las lleva al extremo de no asistir a misa, a ninguna misa tradicional, son letales para las almas. 

P. Jean-Michel Gleize

Entrevista con el Padre Gleize, autor de la serie de artículos "El Papa Hereje"

Marcelo González

Ciertamente tendrán que lidiar con parientes y amigos. Con presiones de algunos sacerdotes. Siempre se puede vencer esta hostilidad con mansedumbre, y si hemos encontrado el campo donde está escondido el tesoro, ¿no vamos a vender todo lo que tenemos para comprarlo?