Ser tradi hoy

Leía recientemente una exhortación del P.  Superior de la FSSPX  en Francia. “Abstinencia de Internet”, bajar los foros de discusión.

Por cierto, es un pedido de ocasión, por los  sucesos que todos conocemos (¿todos conocemos..?  hmm). Pero es un consejo sano también en  aquello que tiene de permanente y no solo de ocasional.

Meditando sobre la obediencia tropecé con este artículo que me ha parecido una pieza valiosísima. No es breve sin ser demasiado largo, pero además nos ilustra con un video de animación, sobre la primacía de la caridad por sobre la obediencia humana. Del blog donde encontramos el texto nos ha gustado también un epígrafe que lo preside, con una cita del Card. Newman: 
"La galaxia tradi espera una revelación este domingo; veremos", me escribe un amigo bien informado desde Europa. Sin que esté en nuestra intención crear expectativas, recomendamos estar atentos.

Se ha vuelto a debatir en  nuestros foros de comentarios –es un tema recurrente- las causas  de la  cuestión tradicionalista. El solo planteo del tema pone nerviosos a  muchos. ¿Cómo es posible que se ponga en duda el valor magisterial de un  concilio ecuménico que han avalado dos papas y aplicado otros tres más a lo  largo de 50 años?

Invitación a la Misa de los Mártires de la Tradición, el domingo 4 de marzo, Estancia San Genaro, Pichi Mahuida, La Pampa. A 80 kms. de la ciudad de Rio Colorado.

Ayer me desayuné de una “carta abierta”  dirigida a mí por el P. Basilio Méramo. No tan abierta, porque yo no me enteré  de ella sino dos semanas después de publicada, es decir, no se me envió copia.

Bueno, esto lo aclaro porque mi silencio se  debe a lo antedicho y no a una concesión (“el que calla otorga”) o carencia de  argumentos.

Querido Peregrino,

Le escribo para hacerle una invitación e informarle que los días 28, 29 y 30 de abril se llevará a cabo la 3ª Peregrinación anual a Luján, bajo el amparo de Nuestra Señora de la Cristiandad. Los Peregrinos parten de Rawson (Prov. Bs. As.), recorriendo en 3 días un poco menos de 100 km.

El Sr. Alelandro Bayer se ha tomado la molestia de hacer una reseña de lo que llama mis “contradicciones”. He dudado sobre publicar o no este largo post. Obviamente, el publicarlo me obliga a una respuesta y siendo tan largo y además de carácter personal temo aburrir a los lectores o colocarme como centro de una discusión que no tiene importancia alguna. En lo personal, las contradicciones en las que incurra no creo tengan interés para nadie.
El problema es que nadie entiende el problema. Como en el famoso relato, cinco ciegos palpando diversas partes de un elefante no llegarán nunca a entender lo que es un elefante. Para uno será un trompa larga, para otro un colmillo gigantesco, o una pata como columna, un rabo corto nervioso o una superficie enorme cubierta de cuero duro y pelos hirsutos. Todos tienen razones, pera nadie tiene la razón.
La aparición de la Instrucción Universae Ecclesiae (y previamente la beatificación de Juan Pablo II) han hecho eclosionar el sectarismo reinante en el seno de la Iglesia. Una mirada sobre este fenómeno ayudará a comprender la situación del tradicionalista hoy.PerP
Distribuir contenido

Twittet

Editor y Responsable

Pagaba poco porque era una fija. El caballo del comisario. Sorprende por sabido. Muchos no terminaban de creer que este personaje, abismalmente por debajo de los requisitos básicos para ocupar el cargo, podría finalmente ser elevado a esta dignidad. Una verdadera indignidad. Aguer, a su lado, es San Pío X. No es una comparación exagerada. Lo sería si le quitáramos “a su lado”.

El líder cocalero Evo Morales, presidente -con aspiraciones a la eternidad- de la República de Bolivia acaba de felicitar el neocardenal designado por Francisco, nacido, criado y ejercido en esa tierra altiplana. Se trata de Mons. Toribo Ticona, retirado ya y gozando de la paz familiar con su esposa, hijos y nietos.

Prof. Roberto de Mattei

Querer convertir a aquella Iglesia valerosa, dispuesta siempre a vivir al pie del cañón, en una sociedad de cobardes que viven escondidos por vergüenza o por pusilanimidad, sería un ultraje a su virtud. Eran plenamente conscientes de su deber de conquistar el mundo para Cristo, de transformar según la doctrina y la ley del Divino Salvador la vida privada y la pública, donde debía nacer una nueva civilización, surgir otra Roma sobre los sepulcros de los dos Príncipes de los Apóstoles. Y lograron su objetivo.

Juan Lagalaye
Hace dos meses, en esta misma página, aludí a la fundación de la Argentina, señalándola en la primera misa celebrada en su actual territorio -Bahía San Julián- el Domingo de Ramos del 1520. Hoy, en la fiesta de la Santísima Trinidad, entiendo que es necesario evocar la fundación de nuestra ciudad ubicándola en la circunstancia litúrgica en que lo fue en el 1580 y que de de ella recibió el nombre, auspicio que a pesar de todas sus miserias mantiene vigencia.
Marcelo González

En un artículo titulado “La Gran Comedia de “la Vida” publicado el 27 de febrero de este año expresé mis reservas a lo que creo es como mínimo un enfoque equivocado al desafío de las ideologías feministas, abortistas, de género, etc. En particular contra el aborto, cuando se anunciaba una marcha que resultó multitudinaria, extraordinaria y sorprendente, una marcha que demostró que el rechazo al aborto es muy fuerte en la sociedad argentina. 

Marcelo González

Leemos en Adelante la Fe un interesante artículo del Dr. César Félix Sánchez que complementa otro, reproducido en Panorama Católico. Recomendamos la lectura de ambos. A su vez nos trajo a la curiosidad recordar qué había publicado sobre estos temas tiempo atrás, en la era de la "gran esperanza benedictina". Y nos parece prudente rememorarlo. El autor peruano recorre hacia atrás el barroso camino de Francisco. Resulta que, como siempre sostuvimos, hace mucho tiempo que la derrota papal está enfangada. 

Marcelo González

Lo más pornográfico que leí en mi vida es el libro “Teología Moral para Seglares” de Royo Marín. La parte contra sexto. Me creó una verdadera incomodidad. Las personas bien criadas tenemos una repugnancia natural por lo indecente, lo obsceno. Pero estamos fuera de época, porque lo obsceno se hace público todo el tiempo