Panorama Católico

1 de noviembre: Fiesta de Todos los Santos: Textos litúrgicos

1 de Noviembre

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

Introito

1 de Noviembre

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

Introito

egocijémonos todos en el Señor, al celebrar esta fiesta en honor de todos los Santos, con cuya solemnidad se alegran los ángeles y ensalzan al Hijo de Dios. (Ps. 32) Regocijaos, oh justos, en el Señor; a los justos corresponde el alabarle.

Gloria Patri.
Oratio
Omnipotente y sempiterno Dios, que nos has concedido venerar los meritos de todos los Santos en una misma festividad: te suplicamos que, con tan numerosos intercesores, nos concedas la deseada abundancia de tu bondad. Por nuestro Señor Jesucristo…

Lección del Libro del Apocalipsis del Apóstol San Juan

Apoc. 7, 2-12

En aquellos días: Yo, Juan, vi un Ángel que subía del Oriente, y tenía el sello de Dios vivo; el cual clamó con gran voz a los cuatro Ángeles encargados de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis mal a la tierra ni al mar, hasta que señalemos en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. y oí el número de los señalados: ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de los hijos de Israel(1): de la tribu de Judá, doce mil señalados(2); de la tribu de Rubén, doce mil señalados; de
la tribu de Gad, doce mil señalados; de la tribu de Aser, doce mil señala dos;
de la tribu de Neftalí, doce mil señalados; de la tribu de Manasés, doce mil
señalados; de la tribu de Simeón, doce mil señalados; de la tribu de Leví, doce
mil señalados; de la tribu de Isacar, doce mil señalados; de la tribu de
Zabulón, doce mil señalados; de la tribu de José, doce mil señalados; de la
tribu de Benjamín, doce mil señalados. Vi después una gran muchedumbre que
nadie podía contar, de todas las gentes, linajes, pueblos y lenguas, que
estaban ante el trono en presencia del Cordero, presencia del Cordero, vestidos
de ropas blancas, con palmas en sus manos: y clamaban con gran voz, diciendo:
¡Gloria a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero! Y todos los
Ángeles, de pie, rodeaban el trono y a los ancianos y a los cuatro animales; y
se postraron delante del trono, rostro por tierra, y adoraron a Dios diciendo:
"¡Amén! ¡Bendición, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y
fortaleza a nuestro Dios por los siglos de los siglos! ¡Amén!"

Graduale

Temed al Señor sus Santos,
porque nada falta a los que le temen. A los que buscan al Señor, no les faltara
bien alguno. (Ps. 33)

Aleluya, aleluya. (Math. 11)Venid a mi todos los que estais cansados y agobiados, y yo os aliviare. Aleluya.

Continuación del Santo Evangelio según San Mateo

Math. 5, 1-12

En aquel tiempo: Viendo Jesús la muchedumbre. subióse a un monte, y sentándose, se llegaron a El sus discípulos y abriendo su boca, los enseñaba
diciendo: Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán hartos. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando por mi causa os maldijeren y os persiguieren, y, mintiendo, dijeren de maldades: gozaos y alegraos, porque sabed que grande es vuestra recompensa en los cielos

Credo.

Offertorium

Las
almas de los justos están en la mano de Dios, y no llegara a ellas el tormento de la muerte; a los ojos de los insensatos pareció que morían; mas ellos viven en paz. (Sap. 3)

Secreta

Señor, te ofrecemos los dones de nuestra devoción, deseando que, por el honor
de todos los justos, te sean agradables a Ti y, por tu misericordia, nos sean a
nosotros provechosos para nuestra salvación. Por nuestro Señor Jesucristo…

Communionem

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los pacíficos, porque serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque de ellos es
el reino de los Cielos. (Math. 5)

Postcommunio

Te rogamos, Señor, concedas a tu pueblo fiel que la festividad de todos tus santos sea para él fuente de alegría, y que sea fortalecido con su continua intercesión. Por nuestro Señor Jesucristo…

Curador de esta Seccion, Nicolás Adrián Peirone

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube