Panorama Católico

11 de Noviembre, San Martín de Tours

11 de Noviembre
San Martín de Tours
Obispo y Confesor
Patrono principal de las Arquidiócesis de Buenos Aires y La Plata
(Argentina)

11 de Noviembre
San Martín de Tours
Obispo y Confesor
Patrono principal de las Arquidiócesis de Buenos Aires y La Plata
(Argentina)

Los Santos de los tres primeros siglos fueron mártires, hasta San Martín de Tours, primer Confesor a quien la Iglesia ha honrado en Occidente. San Martín de Tours nació en Sabaria (Hungría) y vino a las Galias como soldado. Siendo aun catecúmeno y junto a las puertas de Amiens, rasgo su vestidura y dio parte de ella a un pobre que le pedía limosna en nombre de Cristo. De ahí que la noche siguiente se le apareció en mismo Cristo vestido con el trozo de su manto y le dijo “Martín, aunque simple catecúmeno me ha cubierto con este vestido”.

A los dieciocho años recibió el bautismo y se hizo discípulo de San Hilario, el gran Obispo de Poitiers. Entonces levantó en sus cercanías y en el desierto de Ligulé un monasterio, retirándose a él con algunos discípulos, y siendo así el fundador del monacato en Francia.

Mas no quería Dios que luz tan esplendorosa quedara escondida como dice el evangelio de la misa del día, y fue creado obispo de Tours. Por entonces fundó el Marmoutier, o sea, el gran monasterio, donde solía retirarse a fin de vivir menos con el mundo.
Murió en el año 397 cuando contaba más de ochenta años, todos ellos gastados en procurar la gloria de Dios y la salvación de las almas. En su sepulcro se obraron innumerables milagros entre las gentes que se acercaban. Pocos santos han sido tan populares como él. Sólo en Francia ha tenido dedicadas 4000 iglesias parroquiales y 485 pueblos llevan su nombre en todo el mundo.

Es el santo patrono de la ciudad de Buenos Aires desde el 20 de Octubre de 1580, según constan las Actas del Cabildo. El santo, cuya fiesta se celebra el 11 de noviembre, es venerado con un altar de la Catedral Metropolitana y con la iglesia de San Martín de Tours, ubicada en la calle del mismo nombre. La devoción de los porteños de antaño se demostraba no solamente en esta fecha, sino que también se realizaban novenas y rezos de las cuarenta horas cuando casos de sequías, epidemias o guerras hacían que se pidiera su intercesión.

Oración
Deus, qui cónspicis quia ex nulla nostra virtute subsístimus, concéde propítius, ut, intercessióne beáti Martíni Confessóris tui atque Pontíficis, contra ómnia advérsa muniámur. Per Dóminum…


Oh Dios, que ves nos es imposible subsistir por nuestras propias fuerzas, pedimoste nos concedas defensas contra todo lo adverso, por la intercesión de San Martín, tu Confesor y Pontifice. Por nuestro Señor Jesucristo…

Proposito: Oremos a San Martín de Tours en este día a fin de conseguir mediante su protección sus dos virtudes más claras; su caridad bondadosa y su conformidad con el beneplácito del Señor, cualidades claramente manifestadas en su paso por esta tierra para ejemplo nuestro.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *