Panorama Católico

12 de diciembre – Nuestra Señora de Guadalupe

La Virgen de Guadalupe, la Inmaculada, con su milagrosa aparición y más maravillosa señal de autenticidad, la tilma milagrosa que se venera en la Basílida de Guadalupe, México DF, inaugura un período de rápida conversión de los indígenas americanos. En pocas décadas abrazaron el catolicismo con tanto fervor que el hecho mismo constituye un verdadero milagro moral.

La Virgen de Guadalupe, la Inmaculada, con su milagrosa aparición y más maravillosa señal de autenticidad, la tilma milagrosa que se venera en la Basílida de Guadalupe, México DF, inaugura un período de rápida conversión de los indígenas americanos. En pocas décadas abrazaron el catolicismo con tanto fervor que el hecho mismo constituye un verdadero milagro moral. 

La poderosa influencia de la Santísima Virgen en esta obra evangelizadora sin parangón sigue siendo, aún hoy, en plena crisis de apostasía y avance de las sectas, el mayor obstáculo para el avance descristianizador. 

Hoy, en el día de su fiesta litúrgica, nos es grato recordar con la obra del P. Iraburu, Hechos de los Apóstoles de América, el comienzo de esta incomparable gesta espiritual. Por lo que adjuntamos un archivo para descargar que contiene los primeros capítulos de esta obra, hasta la historia de Guadalupe inclusive.

Recomendamos en particular la lectura del relato de los milagros, recogidos en la crónica que se conoce como “Nican Mopohua, texto náhuatl, la lengua azteca, escrito hacia 1545 por Antonio Valeriano (1516-1605), ilustre indio tepaneca, alumno y después profesor y rector del Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, Gobernador de México durante treinta y cinco años”.

Los ruegos de la Señora aparecida en el monte Tepeyac, una niña de 15 años, las excusas de Juan Dieguito, a la sazón un indio cristiano viudo de 55 años, famoso por su piedad. Las reticencias del obispo, que como suele ocurrir, pone obstáculos y pide pruebas antes de dar señales de aprobación de una aparición mariana… y el milagro de la tilma, cuya imagen prodigiosa grabada de un modo inexplicado aún, se venera desde hace siglos.

Hoy, 12 de diciembre de 2014, ocurrirá un hecho auspicioso: se consagrará la Arquidiócesis de México a los Sagrados Corazones de Jesús y María frente a la tilma milagrosa, en la Basílica. Según otras noticias se realizará un exorcismo sobre la ciudad para expulsar de esa castigada región la influencia del Demonio, que parece haber vuelto a reinar en donde tenía su capital el antiguo imperio azteca, con crímenes que recuerdan sus horribles ritos satánicos.

Quiera Dios bendecir esta piadosa iniciativa, difundirla en toda la querida nación mexicana y en toda América. Rogamos otro tanto para la Argentina, en un camino ruinoso similar, para que Dios nos aparte de los crímenes, las blasfemias, los infanticidios, la corrupción moral y nos devuelva al espíritu que impregnó a la Argentina durante el congreso eucarístico interncacional de 1934, cuyo 75º aniversario fue completamente ignorado, inclusive bajo el reinado de un papa argentino.

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *