Panorama Católico

Antes del receso

Estaremos en receso en estos días de Semana Santa, hasta el martes 25, día de la Encarnación de Divino Redentor. Antes, unos comentarios y nuestro más cordial saludo.

Estaremos en receso en estos días de Semana Santa, hasta el martes 25, día de la Encarnación de Divino Redentor. Antes, unos comentarios y nuestro más cordial saludo.

Hemos mantenido silencio en las últimas semanas sobre algunos hechos dolorosos. La derrota española (no que el PP nos generara grandes esperanzas) confirmada con la reelección de Rodríguez Zapatero. Sin dejar de valorar el esfuerzo de algunos obispos y de organizaciones civiles, nos queda un regusto amargo. Uno tiene la impresión, después de haber visto las campañas de Hazte Oir y aún las declaraciones de los propios prelados, de que se jugó en el terreno del enemigo, buscando imitar sus tretas, confiados en la “astucia” más que en la ayuda del cielo. En fin, Ex-paña, dicho esto con el mayor dolor.

Aún así, si el episcopado argentino se hubiera movilizado como el español, Cristina Kirchner probablemente no gobernaría hoy esta satrapía en que se ha convertido la Argentina. Pero por aquí casi nadie moviliza a nadie. El último gran gesto católico fue la espontánea acción de desagravio de la Catedral Metropolitana, con sede vacante por desaparición del titular, que reapareció para señalarnos que “Cristo nos manda a callejear” y que “no nos verduguea”. (Ver La Nación del domingo de marzo). Da vergüenza ajena…

Deo volente volveremos a las renovaciones semanales la semana entrante. Invitamos nuevamente a todos los lectores de Panorama Católico Digital que no lo han hecho a suscribirse a una de las listas de correos que les ofrecemos. Si no se suscriben NO les podemos enviar más la gacetilla, porque los servidores de correo solo aceptan los correos solicitados. Por lo tanto, NO depende de nosotros que Uds. pierdan contacto con la web de Panorama. Depende de un minuto de su tiempo para inscribirse y otro tanto para confirmar la inscripción respondiendo al correo que les enviará el servidor de correos.

Como siempre, no se olviden de que este sitio vive de donaciones. Y cuando estas escasean el trabajo se vuelve mucho más difícil y por momentos imposible. En las últimas semanas hemos tenido récords históricos de visitas y esto con una modesta oferta informativa. ¿Es posible que de entre todos los lectores amigos no se pueda formar una base de donativos pequeña en monto pero amplia en cantidad? Tal vez sea nuestra connatural incapacidad para los negocios lo que nos hace fallar siempre y sistemáticamente en las propuestas en este sentido.

De todos modos vamos por el Reino de Dios. La añadidura la dejamos Sus manos. Y en sus manos.

Feliz y Santa Pascua de Resurrección.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *