Panorama Católico

Beatificaciones de mártires no significa opción por un bando, dice Obispo español

Mons. José Sánchez


Mons. José Sánchez

.- Al beatificar mártires la Iglesia "no hace una determinada opción por uno u otro bando, confrontados en guerra civil", sino que reconoce "la virtud, el testimonio y la ejemplaridad de unos cristianos que, ajenos a todo enfrentamiento, fueron injusta y violentamente llevados a la muerte", aclaró el Obispo de Sigüenza-Guadalajara, Mons. José Sánchez.

Al referirse en una carta a sus feligreses a la próxima beatificación de 498 mártires de la persecución religiosa desatada durante la tercera década del siglo pasado en España, el Prelado destaca que tres de ellos nacieron en pueblos que hoy pertenecen a la diócesis de Sigüenza-Guadalajara.

El Prelado indica que además de Saturnino Ortega Montealegre y los franciscanos Ángel Remigio Hernández-Ranera de Diego y Julián Navío Colado, serán beatificados en octubre de este año en Roma 20 mártires que estudiaron en casas franciscanas o salesianas en la provincia de Guadalajara.

"En el caso de nuestros mártires consta que murieron en una persecución religiosa; ninguno en una acción de guerra, ni murieron matando, ni siquiera se defendieron, y murieron perdonando", señala el Prelado en su misiva.

Para el Obispo, los mártires "mantienen en nosotros viva la esperanza de que su testimonio es más fuerte que el pretendido poder y la manifiesta violencia de los falsos profetas, con sus vanas promesas del paraíso en la tierra y con su ateísmo".

Comentario Druídico: Mons. Sánchez dice muy bien que los mártires no forman bando en la guerra, porque mueren perseguidos por odio a la Fe, sin combatir y sin siquiera resistirse, perdonando a sus verdugos. Y bien darían confesión a sus propios enemigos. El mártir cristiano es muy diferente del así llamado "mártir" musulmán.

Sin embargo, el obispo pasa como avergozado el tema que toda persona informada habrá advertido: ¿qué bando de la guerra persiguió a la Iglesia? Es más, ¿no fue acaso la persecución de la Iglesia el detonante de la guerra española? Merecen los combatientes del lado nacional, los que iban a morir confesados y comulgados y bendecidos por muchos de esos mártres que un miembro de la jerarquía hoy, al recordarlos, se aparte de los combatientes que impidieron la destrucción completa de la Iglesia en España y evitaron muchos más martirios? Parece ingratitud. El precio de la corrección polítca…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *