Panorama Católico

Carta a Pocho (Brizuela) el cura querendón… y progre…

“Recuerdo que la última vez que te ví y charlamos fue el 21 de marzo en la Plaza San Martín, en el acto de homenaje a los religiosos víctimas de la dictadura. Después, nos escribimos a raíz del lamentable mural en la Catedral de La Rioja, que no tiene un recuerdo del querido Pelado asesinado, pero podría tener el rostro de la corrupción”.

“Recuerdo que la última vez que te ví y charlamos fue el 21 de marzo en la Plaza San Martín, en el acto de homenaje a los religiosos víctimas de la dictadura. Después, nos escribimos a raíz del lamentable mural en la Catedral de La Rioja, que no tiene un recuerdo del querido Pelado asesinado, pero podría tener el rostro de la corrupción”.

Por Eduardo de la Serna *

Hola, hermano querido. Las noticias de los diarios, su trascendencia, y -sobre todo- imaginar cómo estarás viviendo esta tormenta, me motivaron a escribirte.

Son muchos los años compartidos entre los curas en la Opción por los Pobres. Muchos y muy buenos. Recuerdo que la última vez que te ví y charlamos fue el 21 de marzo en la Plaza San Martín, en el acto de homenaje a los religiosos víctimas de la dictadura. Después, nos escribimos a raíz del lamentable mural en la Catedral de La Rioja, que no tiene un recuerdo del querido Pelado asesinado, pero podría tener el rostro de la corrupción. Quedaron preguntas sin contestar que quizás el tiempo y los encuentros irán aclarando.

Pero hoy te quiero escribir a raíz de tu actitud, o de lo que sabemos de ella. Si es cierto aquello de “pueblo chico, infierno grande”, para empezar, creo que tomaste el toro por las astas. Si hay chimentos y rumores, que se sepa qué es verdad y qué no lo es. Es lo que nos hace libres, dice el Evangelio. Además, procuraste serle fiel a tu comunidad, lo que no hace sino mostrar de vos lo que ya sabíamos: tu amor por la gente.

Hoy vemos también que ese amor tiene rostro particular. Y nombre. No sé cómo seguirá tu vida en adelante, y no sé si vos lo sabés. Pero sí quiero que sepas que los amigos, los que están en las buenas y en las malas, los compañeros de camino, los soñadores de un mundo más semejante al Proyecto de Jesús, queremos seguir a tu lado, y que estés cerca nuestro. A vos, como persona, en la vida que elijas. Y con quienes elijas.

Es cruel, a veces, nuestra “Madre”. Incapaz de mirar algunas normas, aunque queden tantos y tantas en el camino. Parece una humanidad hecha para el sábado la que se pretende. O la clandestinidad de no mirar a la cara a los demás con nuestra carne, rica en vida y pasiones. Y vivir escondiendo lo que muchos saben, otros sospechan, pero en la “Madre” no se habla…

Pocho, hermano, sólo quería por este medio que sepas -o que recuerdes- que muchos seguimos a tu lado.

Un fuerte abrazo.

* Coordinador del Grupo de Sacerdotes por la Opción por los Pobres. La carta está dirigida al sacerdote Delfor Brizuela, que reveló a sus fieles, durante la misa que estaba enamorado de una mujer.

Página/12 Sociedad    |    Martes, 04 de Julio de 2006

Comentario Druídico: Muy breve. El diablo los cría y el viento los amontona. Vean quien elogia a quién, en qué materia, y quién lo reproduce. Conclusión: ese es el lado de los malos. Si buscan a la Iglesia, búsquenla en los que observan el oppositum per diametrum: en los que guardan sus votos, apacientan a sus fieles y son odiados por Verbistky y la troupe de Página/12.   Allí encontrarán a los fieles.

Ultima:   Kirchner ya había sondeado a Brizuela, el querendón, para ofrecerle una diputación en el Frente para la Victoria… ¿Falta algo más?

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *