Panorama Católico

Conferencia Episcopal Coreana cuestiona el Moviento de Renovación Carismática

Seúl. (UCAN) Los obispos coreanos en un documento reciente han mencionado aspectos negativos del Movimiento Carismático en la Iglesia en ese país, mientras reconocen, al mismo tiempo, sus contribuciones a la vida de la Iglesia.

El Comité para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Espiscopal Coreana (CECC) dice que aunque el movimiento ha ayudado a renovar la fe de los católicos, algunos aspectos han sido cuestionables. Su documentos de 88 páginas “Una Comprensión Correcta del Espíritu Santo” cita ciertas confusiones en la fe y la conducta éticamente censurable de algunos de sus seguidores, el abuso de los dones espirituales, una atmósfera fanática en algunas de las reuniones de oración y desviaciones de las enseñanzas de la Iglesia por parte de algunos laicos, sacerdotes y religiosos.

Seúl. (UCAN) Los obispos coreanos en un documento reciente han mencionado aspectos negativos del Movimiento Carismático en la Iglesia en ese país, mientras reconocen, al mismo tiempo, sus contribuciones a la vida de la Iglesia.

El Comité para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Espiscopal Coreana (CECC) dice que aunque el movimiento ha ayudado a renovar la fe de los católicos, algunos aspectos han sido cuestionables. Su documentos de 88 páginas “Una Comprensión Correcta del Espíritu Santo” cita ciertas confusiones en la fe y la conducta éticamente censurable de algunos de sus seguidores, el abuso de los dones espirituales, una atmósfera fanática en algunas de las reuniones de oración y desviaciones de las enseñanzas de la Iglesia por parte de algunos laicos, sacerdotes y religiosos.

Seúl. (UCAN) Los obispos coreanos en un documento reciente han mencionado aspectos negativos del Movimiento Carismático en la Iglesia en ese país, mientras reconocen, al mismo tiempo, sus contribuciones a la vida de la Iglesia.

El Comité para la Doctrina de la Fe de la Conferencia Espiscopal Coreana (CECC) dice que aunque el movimiento ha ayudado a renovar la fe de los católicos, algunos aspectos han sido cuestionables. Su documentos de 88 páginas “Una Comprensión Correcta del Espíritu Santo” cita ciertas confusiones en la fe y la conducta éticamente censurable de algunos de sus seguidores, el abuso de los dones espirituales, una atmósfera fanática en algunas de las reuniones de oración y desviaciones de las enseñanzas de la Iglesia por parte de algunos laicos, sacerdotes y religiosos.

El documento que el comité a publicado el 24 de diciembre atribuye décadas de contribuciones al crecimiento  espiritual en el movimiento de renovación espiritual, que pone su foco de atención en el poder del Espíritu Santo para transformar las vidas, la dedicación de sus miembros. Sin embargo, señala que algunos seguidores han perseguido la fama, el dinero y el privilegio, que denomina “un gran obstáculo” para el movimiento. El comité episcopal afirma que algunas de estas personas han buscado obtener dinero de la gente, atribuyéndose poseer el don de la curación y de la profecía. También sostiene que algunos seguidores ha buscado dones espirituales para su ganancia personal antes que para el bien común, y que otros han enfocado en oraciones sanativas para la curación de enfermedades físicas más que para la renovación espiritual.

El Secretario del Comité, padre Benedict Son Hee-Song dijo a UCA News el 7 de enero que el documento apunta a proveer una guía para el desarrollo del movimiento. Ha llegado a un estadio donde uno puede ver sus virtudes y sus defectos, explicó el Padre Son, profesor en el Seminario Mayor de la Arquidiócesis de Seúl. “Por lo tanto necesitamos  revisar el movimiento y dirigir su futuro desarrollo”. El funcionario  eclesiástico  reconoció que el movimiento ha “mejorado en muchos aspectos desde sus pasos iniciales, pero necesita hacer un esfuerzo mayor para seguir las enseñanzas de la Iglesia”.

Fuente: UCAN

Comentario Druídico: Interesante y ambigua declaración, cuya moderación puede atribuirse a la necesidad pastoral de ir corrigiendo de a poco los errores de los caristmáticos, o bien a una confusión de los propios obispos coreanos. Si los juzgamos por la pinta… Sin embargo han dicho algo que todo católico medianamente informado sabe: que el carismatismo tiene un fuerte espíritu de secta, que tiene una concepción completamente confusa del Espíritu Santo, y de las gracias gratis datae, las que pretende adquirir y transmitir a voluntad, sin siquiera ampararse en los poderes sacerdotales.

Que haya mercachifles entre ellos es cosa de menor cuantía: el problema es la doctrina y sus prácticas "litúrgicas" de tono mágico y por momentos delirante. Su desprecio por la vía sacramental ordinaria, su afan enfermiso por lo extraordinario…

Es auspicioso que al menos se les señale que no siguen las enseñanzas de la Iglesia. Aunque ya es tarde para cerrar el corral, sobre todo cuando el predicador pontificio anda por el mundo ejerciendo estos dones, y aumentando la confusión que los buenasos de los coreanos quieren detener. Recordemos, no más, su paso por el Luna Park de Buenos Aires, donde junto con unos carismáticos protestantes bautizó "en el Espíritu" a nuestro inefable Cardenal Primado.

Bueno, que la intención les valga y todos enderecen sus confusiones, empezando por la confusión de atuendo.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *