Panorama Católico

Conmoción eclesiástica por la visita de Boff a Chile

El ex cura que dividió las aguas del Episcopado chileno Llegó a Aisén desde Argentina para apoyar al obispo Luis Infanti en sus demandas por las aguas de la zona. E inmediatamente surgió el ruido: ¿Qué estaba haciendo en Chile el creador de la denominada "Teología de la Liberación"? Su presencia marcó un quiebre en el Episcopado chileno. Tanto, que el viernes pasado, su conferencia, prevista para ser realizada en el centro de estudios Conferre, debió efectuarse en la Universidad Arcis. Hasta allí llegaron más de mil personas, muchas de ellas sacerdotes, seminaristas y religiosas de distintas congregaciones, quienes lo aplaudían a rabiar y lo llamaban "Padre".

Gustavo Villavicencio A

El ex cura que dividió las aguas del Episcopado chileno Llegó a Aisén desde Argentina para apoyar al obispo Luis Infanti en sus demandas por las aguas de la zona. E inmediatamente surgió el ruido: ¿Qué estaba haciendo en Chile el creador de la denominada "Teología de la Liberación"? Su presencia marcó un quiebre en el Episcopado chileno. Tanto, que el viernes pasado, su conferencia, prevista para ser realizada en el centro de estudios Conferre, debió efectuarse en la Universidad Arcis. Hasta allí llegaron más de mil personas, muchas de ellas sacerdotes, seminaristas y religiosas de distintas congregaciones, quienes lo aplaudían a rabiar y lo llamaban "Padre".

Gustavo Villavicencio A

 
¿Cómo llamarlo? "¿Padre?", "¿Leonardo Boff?" o simplemente tal y como fue bautizado cuando nació en Concordia, Brasil: Genésio Darci Boff. Lo cierto es que sigue firmando sus artículos y libros con el nombre que escogió cuando profesó sus votos como religioso franciscano, mucho antes de que se convirtiera en "teólogo de la liberación" y en dolor de cabeza de Paulo VI, de Juan Pablo II y de Joseph Ratzinger mientras fue Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

"Boff fue un conflicto permanente. En sus últimos años de sacerdocio, se obsesionó con temas como la injusticia social y la pobreza, y quiso poner eso como centro de la Historia de la Salvación. En abril de 1992 y ante las dificultades puestas por el Arzobispado de Sao Paulo a su libro ‘América Latina: de la conquista a la nueva evangelización’, amenazó con publicar su obra en una editorial no religiosa, eludiendo por tanto el control previo sobre sus escritos impuesto por el Vaticano. Ese mismo año, Boff anunció que dejaba el sacerdocio, a la vez que denunciaba la ‘incansable persecución’ a la que le habría sometido Roma. Calificó el poder de la Iglesia como ‘cruel y despiadado’ ", señala un religioso franciscano.

Infanti: "He recibido sólo alabanzas"

Boff arribó a la región de Aisén el lunes 25 de agosto, proveniente de la ciudad argentina de Neuquén. Su viaje fue financiado por la ONG Internacional Avina (que es una institución empresarial suiza) y respondió a una invitación personal realizada por monseñor Luis Infanti, Obispo Vicario Apostólico de Aisén. Fuentes cercanas al obispo señalaron a "El Mercurio", que el contacto vendría por medio del hermano de Leonardo Boff, que es religioso de la Orden Siervos de María, a la cual también pertenece Infanti.

Al ser consultado monseñor Infanti acerca de la repercusión del viaje a Aisén de Boff, señaló:

"He recibido solo alabanzas, ha sido una visita excelente".

-¿Y sus hermanos obispos que han dicho?

-Le repito, he recibido sólo alabanzas, algunos obispos me han felicitado…

"Danos hoy el agua de cada día"

Leonardo Boff (69 años, Sagitario) es Doctor Honoris Causa en Política por la Universidad de Turín y en Teología por la Universidad de Lund y ha sido galardonado con diversos premios; entre ellos, el "Right Livelihood Award", otorgado el año 2001 en Estocolmo y conocido como el "Nobel alternativo". En la actualidad, se desempeña como profesor de ética, filosofía de la religión y ecología en la Universidad de Río de Janeiro. Comparte su vida con Marcia Monteiro, quien era su secretaria y que es madre de seis hijos de una relación anterior.

Su paso por la XI Región fue breve. Contempló dos actividades masivas y ambas se desarrollaron en Coihaique. Primero, un encuentro con líderes sociales y agentes pastorales el 25 de agosto y la presentación de la carta "Danos hoy el agua de cada día" escrita por Infanti.

La intervención de Boff contempló la presentación de un video sobre la "Carta de la Tierra", una iniciativa llevada adelante por líderes internacionales y que pretende promover principios como la democracia, la solidaridad, el respeto a la diversidad y la igualdad de género, entre muchos otros.

Cambio de lugar

Para el día viernes 29 estaba previsto un encuentro en Conferre (Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile), cuyo auditorio había sido arrendado por los organizadores del evento. Si embargo, de la noche a la mañana, este centro de estudios cerró sus puertas a Boff.

Consultado sobre el punto, el padre Hernán Vargas, Provincial de los Religiosos Pasionistas y actual presidente de Conferre, señaló: "El evento se suspendió ya que nos enteramos de que Boff, en Paraguay, habló en contra de la jerarquía de la Iglesia. Nosotros tenemos una muy buena relación con la Conferencia Episcopal y no nos interesa tener problemas. Es por eso que solicitamos a los organizadores de la charla, cambiarla de lugar".

Pero Álvaro Ramis, presidente de la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales ACCIÓN A.G., organizador del evento, tiene otra mirada sobre el asunto: "Monseñor Goic solicitó a los directivos de Conferre suspender el encuentro, por considerarlo inapropiado".

El propio Ramis confirma su versión mostrando una carta firmada por monseñor Goic en la que el presidente de la Conferencia Episcopal señala: "La razón de fondo de este inconveniente radica en que múltiples entidades que pertenecen a la organización patrocinante de ese encuentro sostienen opiniones y posturas que contradicen claramente las enseñanzas de la Iglesia en aspectos esenciales de la fe. Un acto de tales características en el local de Conferre, que sirve a todas las congregaciones religiosas presentes en Chile, podría aparecer como una manera de avalar estas posturas y dañar la comunión eclesial".

"Visita irresponsable"

Consultado un obispo chileno en ejercicio, quien prefirió mantener su nombre en reserva, señaló a "El Mercurio":

"Es cierto, fue el propio presidente de la Conferencia Episcopal quien tuvo que intervenir. Los obispos estamos molestos y muy en desacuerdo con la venida de este señor. Nadie en el Episcopado estaba conforme con la visita de este ex sacerdote, pues esto produce divisiones al interior de la Iglesia. No nos hemos querido pronunciar oficialmente, porque se trata de una visita organizada por un hermano obispo, pero de verdad la califico de irresponsable. No nos manifestaremos públicamente en el tema, pero ya habrá oportunidad de hacerlo en directo con monseñor Infanti".

Finalmente, el encuentro tuvo que realizarse en dependencias de la Universidad Arcis, lugar hasta el cual llegaron más de mil personas. La tarde del día viernes, con un auditórium a tablero vuelto, Boff comenzó su charla diciendo: "Monseñor Infanti es un obispo inteligente; ojalá los demás fueran así".

Por más de una hora, Boff habló de medio ambiente y cambio climático. Nada de teología, a pesar de que el lugar estaba repleto de religiosos y religiosas de diferentes congregaciones, quienes lo llamaban "Padre" y lo ovacionaban como si fuera una estrella de televisión.

Boff se desempeña como profesor de ética, filosofía de la religión y ecología en la Universidad de Río de Janeiro. Comparte su vida con Marcia Monteiro, quien era su secretaria y que es madre de seis hijos de una relación anterior.

La tarde del día viernes, en la Universidad Arcis, Boff comenzó su charla diciendo: "Monseñor Infanti es un obispo inteligente; ojalá los demás fueran así".

"Monseñor Goic solicitó a los directivos de Conferre suspender el encuentro con Boff, por considerarlo inapropiado", asegura Álvaro Ramis, presidente de la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales, ACCIÓN A.G.

Monseñor Orozimbo Fuenzalida:

"Al obispo Infanti esto le podría costar la mitra"

Para el obispo Emérito de San Bernardo, monseñor Orozimbo Fuenzalida, la venida de Boff a Chile "fue una malura de cabeza del obispo Infanti; realmente un desacierto del colega. Aunque tuviera una necesidad muy urgente, no lo debería haber llamado. Aquí existió un error pastoral grave, y lógicamente al mal hay que llamarle mal. Además, es una falta de criterio muy grande… Como dicen en el campo, parece que a alguien se le arrancaron las yeguas… Al obispo Infanti esto le podría costar la mitra".

Fuente: El Mercurio, Santiago de Chile

Comentario Druídico: Boff ya no tiene ni el más elemental rasgo católico. Se ha convertido en un ecologísta globalizado. ¿De dónde el entusiasmo del clero chileno? ¿De dónde, también, la timidez de los obispos para condenar la visita y la doctrina del personaje?

Uno se limitó a impedir la conferencia en un local de vinculado a la Iglesia. Otro, emérito, lo cuestionó. El que habló, mantuvo su nombre en reserva. Mientras tanto cientos de clérigos y religiosos ovacionaron al ultraherético ex fraile, amancebado hoy con un divorciada… Algo huele a podrido en la Iglesia chilena…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *