Panorama Católico

Consagración y Desagravio

Con referencia a un desmentido oficial del Arzobispado, negando la
reciente profanación de la Catedral, no obstante la patética confesión
de la ofensora jefa de las madres de Plaza de Mayo. De todas maneras,
una notable concurrencia (no menos de 1500 fieles) el 29 de Febrero se
reunió espontáneamente en el templo. Y aparte del masivo desagravio,
quedó reflejado en la vitalidad y devoción del rebaño huérfano, que
nada lo puede apartar, conforme al salmo, del amor al decoro de Su
casa.

Con referencia a un desmentido oficial del Arzobispado, negando la
reciente profanación de la Catedral, no obstante la patética confesión
de la ofensora jefa de las madres de Plaza de Mayo. De todas maneras,
una notable concurrencia (no menos de 1500 fieles) el 29 de Febrero se
reunió espontáneamente en el templo. Y aparte del masivo desagravio,
quedó reflejado en la vitalidad y devoción del rebaño huérfano, que
nada lo puede apartar, conforme al salmo, del amor al decoro de Su
casa.

Escribe Juan Olmedo Alba Posse

Postuladoras Al cumplir el cardenal Jorge Bergoglio diez años de actuación al frente del Arzobispado de Buenos Aires, el diario La Nación (28.2.08) publicó en dos crónicas un panegírico consagratorio. Podría resumirse el juicio de la primera -acerca de “la fuerza del bajo perfil” del purpurado- en la reflexión del titular de la pastoral universitaria, R.P. Guillermo Marcó: “Con los tedeums marcaba la cancha”. Refiriéndose en la elevada metáfora deportiva, a los pronunciamientos donde el arzobispo expresaba “intuiciones claras” o “palabras proféticas”. Cuya vigorosa esgrima ilustra un recuadro con los siguientes sablazos: “El sistema ha caído en un amplio cono de sombra…” (ante De la Rúa, el 25 de Mayo de 2000). “Somos prontos para la intolerancia…dispuestos a acusar a los otros antes que a revisar lo propio” ( frente a Kirchner el 25 de Mayo de 2004).

Pergaminos
La crónica inicial destaca de sus obras, el incentivo constante a la educación. Más allá, por supuesto, del resultado adverso de la nueva Ley nacional, la instrucción sexual de los jóvenes o los programas de salud sexual y procreación responsable; todo en el contexto del Decreto 1086/05.
En lo específicamente pastoral, el comentario subraya la preocupación del alto prelado por la prostitución infantil. Como lo hizo al presentar el documento conclusivo de “Aparecida”, denunciando con horribles ejemplos que muchos niños son prostituidos y explotados. Se recuerda empero, que aquella crudeza aterradora por otro lado fue acompañada de una recomendación misteriosa a los sacerdotes. Porque les pidió que no sean "puritanos" y no centren sus homilías en los aspectos morales… "Hablamos de lo moral porque es más fácil. Además, y esto es mal gusto, se eligen temas de la moral matrimonial y los vinculados al sexto mandamiento porque parecen más coloridos. Así damos una imagen de Iglesia tristísima”…

Santo, genuino, brillante
La otra nota recuerda desde Italia que al purpurado –“cuyo estilo sobrio parece chocar con la pompa del Vaticano”- no le gusta vestirse de púrpura (sic) ni viajar a Roma. A pesar de que allí goza de una inmensa estima, recordándoselo especialmente como el candidato más votado después de Joseph Ratzinger. Esta cronista, siempre aferrada a un espontáneo rol de sponsor, no dudó en revelar la infidencia inaudita. “Según reconstrucciones basadas en indiscreciones de los mismos participantes, fue en la tercera y penúltima votación que el arzobispo argentino –candidato de un ala más progresista enfrentada a la ultraconservadora que impulsaba Ratzinger- cosechó cuarenta votos. Pero Bergoglio habría dado un paso al costado…” Con ello induce a explicar su notable primicia: que Bergoglio “no tiene dificultades para acceder a Benedicto XVI, a quien sin embargo acude sólo cuando es necesario”. En tanto “el papa alemán” lo aprecia mucho y suele escucharlo con atención y respeto.

No por nada –dice- en el Vaticano, donde sienten gran respeto por el primado de la Argentina, piensan que “es un hombre santo, genuino, brillante”.

Abogados del diablo Pese a las facetas heroicas quizás disimuladas en el bajo perfil, no faltan los “abogados del diablo” apegados a su conocido rol. Sus comentarios in extenso exigen tratamiento aparte, excepción hecha de lo siguiente, por su actualidad y relevancia. Con referencia a un desmentido oficial del Arzobispado, negando la reciente profanación de la Catedral, no obstante la patética confesión de la ofensora jefa de las madres de Plaza de Mayo. De todas maneras, una notable concurrencia (no menos de 1500 fieles) el 29 de Febrero se reunió espontáneamente en el templo. Y aparte del masivo desagravio, quedó reflejado en la vitalidad y devoción del rebaño huérfano, que nada lo puede apartar, conforme al salmo, del amor al decoro de Su casa. Más allá de cierta tendenciosidad y la eliminación de por lo menos mil concurrentes, lo más expresivo –a juicio de los críticos- es la crónica del insospechable matutino “La Nación” (1.3.08). El título lo dice todo y reza así: “Acto de desagravio a la Catedral, sin el apoyo de la Iglesia”. Y su contenido quedó explicado con estas abismales palabras: “Fuentes eclesiásticas, en estricto off the record, señalaron además estar en ‘desacuerdo’ con la convocatoria de ayer”

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *