Panorama Católico

Cosechas argentinas, retocadas por USDA

Hoy, 13, hace cinco meses que empezó la primera protesta agraria. El trasfondo, analizando todos sus componentes, dista de haber variado en algunos aspectos, y por más que se ofrenden dones para calmar los designios de la “madre tierra” (en otro acto más cercano a la intrascendencia que a la real voluntad de solucionar los problemas del país) la realidad muestra, para ciertos casos, un agravamiento de las condiciones imperantes. Los precios agrícolas han bajado fuertemente desde marzo, el tiempo no acompaña como sería deseable, la dirigencia (de ambos sectores) insiste con actitudes poco serias y da la sensación de que quienes deberían haber -al menos- revisado sus actitudes no lo han hecho, entorpeciendo varias de las iniciativas en pos de arreglar de una buena vez los problemas pendientes. Dios quiera que mediante la intercesión de su Madre reine la armonía en nuestra bendita tierra… de pecadores, a juzgar por lo oído en la apertura del congreso de AAPRESID (su titular sostuvo que “si el (buen) éxito es pecado, quiero un país de pecadores”).

Escribe Alejandro Pérez Unzner
apucampo@hotmail.com

Hoy, 13, hace cinco meses que empezó la primera protesta agraria. El trasfondo, analizando todos sus componentes, dista de haber variado en algunos aspectos, y por más que se ofrenden dones para calmar los designios de la “madre tierra” (en otro acto más cercano a la intrascendencia que a la real voluntad de solucionar los problemas del país) la realidad muestra, para ciertos casos, un agravamiento de las condiciones imperantes. Los precios agrícolas han bajado fuertemente desde marzo, el tiempo no acompaña como sería deseable, la dirigencia (de ambos sectores) insiste con actitudes poco serias y da la sensación de que quienes deberían haber -al menos- revisado sus actitudes no lo han hecho, entorpeciendo varias de las iniciativas en pos de arreglar de una buena vez los problemas pendientes. Dios quiera que mediante la intercesión de su Madre reine la armonía en nuestra bendita tierra… de pecadores, a juzgar por lo oído en la apertura del congreso de AAPRESID (su titular sostuvo que “si el (buen) éxito es pecado, quiero un país de pecadores”).

Escribe Alejandro Pérez Unzner
apucampo@hotmail.com

En una jornada de bajas para crudo, oro y varios rubros financieros y bancarios, los granos “salvaron la ropa”, soportando el costado adverso del informe mensual USDA sobre oferta y demanda y sin mostrar marcados signos de posturas liquidadoras de posiciones, en una pausa en medio de la vorágine bajista. A nivel nacional, algunos indicios positivos pero, de nuevo, un trasfondo pesimista en varios aspectos, ya que los llamados a asambleas ruralistas renacieron a la par que se observa la indefinición en materias clave.   

USDA avala la “sojización” argentina

MAÍZ. Al mejor “estilo INDEC”, el departamento de Agricultura de EE.UU. rompió las calculadoras en maíz, estimando una súper-cosecha 2008/9 de 312,13 mill./t, o sea más de 14,5 millones más que su dato de julio (297,57) y 8 mill./t más que el promedio de los privados, más bien cerca del techo del rango previsto. Tiró un dato “de máxima”: 5% de suba productiva. Hay 200.000 ha más para ser cosechadas (32,1 millones) y sube casi 4 qq/ha el rinde medio (a 97,3) contra julio y 2,5 contra 2007, dado el buen tiempo reinante. Al contrario de algo que se esperaba, aumentó el uso forrajero de 132,1 a 134,6 mill./t y el consumo total en EE.UU. de 266,6 a 272,9 mill./t. Una vez más, la controversia sobre el maíz destinado a obtener etanol se potencia, ya que fue aumentando el dato en 3,8 mill./t mientras quedó igual la exportación (50,8). Entonces, la mitad del incremento productivo proyectado pasa a mayor stock final dentro de un año (de 21,1 en julio a 28,8 mill./t, ahora), exiguo, de cualquier manera.

Si bien estructuralmente el informe fue bajista para el forrajero, que viene cediendo un tercio de su precio en un mes y medio (100 dólares, aproximadamente), falta más de un mes de “mercado de las nubes” (con la cosecha ya en firme empezará el “mercado de las naves”). Este fundamento es algo alcista, frente a la catarata de fuerzas bajistas: un crudo que sigue cayendo, los metales que se suman, el dólar firme… La duda es cuánto más maíz liquidarán los especuladores, porque… que tienen, tienen.

Esos 14,5 mill./t más que se prevé obtendrá EE.UU. pasan al renglón “cosecha mundial”, desde la óptica del USDA, pues ésta sube de 775,3 a 789,6 mill./t, al tiempo que también se aumentan las existencias finales, que trepan 7 mill./t de 105,3 a 112,4. Una leve recuperación de stocks que lejos está de tranquilizar plenamente las posiciones, de cara al 2010. USDA tiene claro que acá manda la soja y que el maíz, caro, se sembrará con menor impulso que el originalmente previsto. De ahí que la cosecha argentina podría ser de 22 mill./t, un millón y medio menos que lo estimado hace un mes.

SOJA. Como se anticipó, en este rubro hay tiempo para ajustar datos de campo y agosto casi nunca entrega resultados para arriba, al respecto. Ergo, que USDA haya bajado de 81,65 a 80,90 mill./t su idea de cosecha, no por menos esperado debería sorprender demasiado. Lo cierto es que el dato oficial queda debajo del privado (promedio, 81,73 mill./t) y obedece a rinde menores, aunque sobre una superficie mayor: la productividad por hectárea cayó de 28 a 27,2 quintales (50 kg menos que el año pasado) y habría 500.000 ha más a trillar (29,7 millones). Otro rubro en el que el “mercado de las nubes” tendrá mucho que ver, de ahora en más, máxime pensando en que esa soja está como la argentina en pleno febrero. Otro signo alcista es la merma del stock final estadounidense (3,69 mill./ en vez de 3,8), aunque se haya “tocado” la molienda en 400.000 t, de 49,8 a 49,4 millones. El poroto ha entregado, en Chicago, más de un cuarto de su precio en las últimas seis semanas, es decir unos 165 dólares).

El reporte fue bajista desde los fundamentos globales, si se observa que el stock final subiría de 48,87 a 49,28 mill./t y que la Argentina estaría en condiciones de producir 49,5 mill./t en 2008/9 (48 millones, dados en julio).
Brasil compensaría, bajando de 64 a 62,5 millones. Y (¡cuándo no!) la olímpica China importaría más soja en este ciclo: 36 mill./t, medio millón más que lo previsto en julio.

TRIGO. Sinceramiento en la proyección USDA para la Argentina: 13,5 mill./t de cosecha y 8,5 de saldo exportable. Un millón menos de toneladas de trigo en nuestro país, contra 500.000 t más en Brasil (5 millones). Y más aumentos, en este informe mensual de estimaciones agrícolas: UE con casi 2,5 mill./t más (143,17), Canadá con medio (25, como Australia), Rusia con 3 millones (57), Ucrania con un millón más (22) e India, que trabaja en pos de asegurar su seguridad alimentaria, con más 1,6 mill./t de aumento productivo (78,4 millones). De resultas, la zafra mundial sería 6,5 mill./t mayor a la estimada en julio: 670,75 millones, y las existencias finales también subirían, de 133 a 136,1 mill./t.

La cosecha triguera total de Estados Unidos superaría apenas lo calculado por los privados y el dato de julio: 67,02 mill./t, contra 66,92 y 66,97 millones, respectivamente. El stock final treparía en un millón de toneladas, a 15,62, a la vez que caería el uso forrajero (bastante trigo regular habrá en el mundo este año) de 7,76 a 6,8 mill./t.

Altibajos domésticos, en medio de las dudas

En girasol, y no con referencia a USDA, mientras comenzó la siembra 2008/9, en puntas de pie, como siempre (2% del área, implantada), y podría haber un incremento tentativo de siembra, del 5%, sólo si las condiciones ambientales cambian hacia una transición más húmeda (2.840.000 ha contra 2,7 millones en 2007). El oleaginoso se paga apenas 850 pesos aunque dé para casi 200 más, pero el momento no es precisamente el adecuado para pedirle a industriales y exportadores que abran la chequera. Recordemos que, a nivel climático, se prevé un trimestre con alta chance de neutralidad y en desmedro de la seca “La Niña”, con lo cual podría recibirse cierta ayuda natural para el cultivo. Desde lo artificial, en cambio, esperar auxilio suena cada vez más utópico.

   
Se manejaron casi los mismos precios por soja disponible en Rosario, entre 840 y 850 $/t, con relativo interés de una oferta que va a seguir pidiendo al menos 900, sobre todo si ve que Chicago recupera terreno perdido, como ayer (subió u$s/t 6). En el sur se vieron 900 $/t, 20 más que el lunes, ante la nutrida programación de embarques. El maíz (CBOT +4 dólares) debió ser buscado por la exportación a 420 pesos como para que algo de oferta saliese a plaza. El trigo aflojó algo, a 550 pesos, nuevamente sin mayor interés de parte de los vendedores. En EE.UU., el cereal subió u$s/t 2 en Kansas City (tipo de trigo parecido al nuestro y evidentemente con impacto del informe USDA sobre la cosecha invernal) y bajó un dólar en Chicago. El MATBA bajó u$s/t 2 en maíz y trigo y ajustó para arriba 4,50 dólares en soja. El ROFEX mostró una tendencia similar en soja (+6)  pero subió 1,50 u$s/t en el índice maíz y bajó 1,10 en trigo/enero.

Todo, mientras continúan las acciones tendientes a esclarecer si hubo o no delito en el comportamiento de los exportadores que tributaron menor alícuota por derechos de exportación a fines de 2007, mientras el gobierno insistía en la suba de dicho tributo e impulsaba una normativa ahora cuestionada desde el sector privado. Sigo pensando en que el sistema impositivo, ajustado a derecho, debe ser cumplido por todos los actores del negocio, sin que haya hijos ni entenados, y que el Estado no puede estar ausente de la marcha de la economía, aunque, eso sí, mediante agentes cuya honestidad no pueda ni siquiera discutirse. Claro que si ese mismo Estado promueve leyes y decretos en contra hasta del derecho natural, poco fruto bueno cosechará.

Comentario del 13 de agosto de 2008

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *