Panorama Católico

Críticas de la Iglesia a los Divorciados

Bajo títulos como este la prensa progre nuevamente pretende constituirse en censora de la doctrina de la Iglesia. Al reafirmar que los que viven en pecado mortal no pueden acercarse a la comunión la Iglesia no hace sino seguir un mandato evangélico.

CONFIRMAN QUE NO LES DARAN LA COMUNION A QUIENES VUELVAN A CASARSE

El mensaje final del sínodo de los obispos siguió la posición conservadora del Papa.

Bajo títulos como este la prensa progre nuevamente pretende constituirse en censora de la doctrina de la Iglesia. Al reafirmar que los que viven en pecado mortal no pueden acercarse a la comunión la Iglesia no hace sino seguir un mandato evangélico.

CONFIRMAN QUE NO LES DARAN LA COMUNION A QUIENES VUELVAN A CASARSE

El mensaje final del sínodo de los obispos siguió la posición conservadora del Papa.

Por Julio Algañaraz

Comentario Druídico: No es la “posición conservadora del Papa”. Es la doctrina de la Iglesia. Supongamos que el propio Papa hubiese decidido cambiar la doctrina… no tendría derecho alguno de hacerlo. “Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1:6-9)

Con la reafirmación de la posición doctrinaria tradicionalista de Benedicto XVI, el sínodo sobre la Eucaristía concluyó ayer con el triunfo de la línea dura contra las aperturas, que algunos de los 245 obispos que participaron de la asamblea que duró tres semanas plantearon sin éxito.

Comentario Druídico: El paladín de la “línea dura” parece ser San Pablo. En una de sus cartas afirma: «Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien, sin examinar su conciencia come y bebe el Cuerpo, come y bebe su propia condenación». 1 Cor 11, 28.

Los “no” fueron resonantes desde el primer momento, cuando en la inauguración, el patriarca de Venecia, cardenal Antonio Scola, hablando en latín, destacó el rechazo a cambios en el celibato de los sacerdotes, la llamada intercomunión (eucaristía conjunta de católicos y protestantes) y el acceso a la comunión a los divorciados vueltos a casar.

Comentario Druídico: Por fin una satisfacción. No solo reafirman la doctrina sino que lo hacen en latín. Para ilustración del Sr. Algañaraz, vaticanólogo, comentamos que el latin es la “lengua oficial” de la Iglesia. Digamos que hablarlo no es caprichoso, sobre todo en la Iglesia latina. Si todos los padres sinodales lo hubieran hablado… cuánta plata nos hubiéramos ahorrado en interpretaciones simultáneas, y en confusiones simultáneas. Ya Juan Pablo II había comentado, en un sínodo anterior que la pobre lengua latina se había refugiado en Lituania, aludiendo a la fluidez del Card. Primado de esa nación, que también ahora sostuvo todas sus ponencias en riguroso latín.

Esta mañana se celebrará la misa final del sínodo que oficiará el Papa, con una homilía en la que formulará reflexiones acerca de las deliberaciones.

El mensaje final y las 50 proposiciones del 11º sínodo de obispos venidos de los cinco continentes (tres de la Argentina, encabezados por el cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires), integraron 240 enmiendas y 500 cambios propuestos en los textos. Las 50 proposiciones contenidas bajo el título “Eucaristía: fuente y cumbre de la vida y de la misión de la Iglesia”, fueron presentadas al Papa como consejos, que Benedicto XVI puede integrar o no en su exhortación final de la asamblea, que se conocerá en unos meses.

Comentario Druídico: Tenemos la esperanza de que el Santo Padre sea menos optimista sobre el estado actual de la Iglesia, a fin de ser nosotros más optimistas sobre su estado futuro. Pese a las dramáticas descripciones sobre la pérdida del sentido de lo sacro, el caos litúrgico y la confusión doctrinal, la declaración dice que todo está bastante bien. ¿Habrán estado en el mismo sínodo?

Después de diez años, nuevamente las proposiciones fueron hechas públicas por “benévola decisión” del mismo Papa. Pero quien esperaba alguna sorpresa frente a una cumbre de la Iglesia decididamente orientada a las posiciones conservadoras, quedó francamente desilusionado.

Las proposiciones se alinearon en la ortodoxia más completa. En la conferencia de prensa de cierre del sínodo, varios cardenales y altos prelados recordaron que los obispos estuvieron muy de acuerdo en reafirmar el celibato de los curas. La proposición 11 destacó que era “un camino a no recorrer” el de los llamados “viri probati”, los hombres casados mayores de edad que podrían ser ordenados para suplir en algunas áreas la falta de sacerdotes.

Comentario Druídico: El Card. Kasper, sin embargo, salió a poner en los medios su opinión: él duda que el tema esté cerrado. Este tipo de “operaciones de prensa” no parece una contribución a la autoridad pontificia ni a la claridad doctrinal.

La proposición 40 ratificó el “no” a dar la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar por civil. Se les promete un mayor esfuerzo por facilitarles las anulaciones matrimoniales en la Sacra Rota. Si se mantiene la validez de sus casamientos, la única manera de obtener la comunión es la vida sin sexo con sus parejas. Tampoco podrán esperar la comunión eucarística con los cristianos no católicos, los que auspician la intercomunión en países con presencias mayoritarias protestantes.

Comentario Druídico: “Facilitarles las anulaciones”. Si es por “facilitar” podríamos poner un vínculo de Internet para los que quieran separarse, que enviando un mail con el asunto “unmarry”, tras la debida confirmación, haga todo rápido y sin costo.

No se trata de facilitar las anulaciones sino de no hacer eterno el trámite. La justicia eclesiástica, como toda justicia, si es demasiado lenta no es justicia. Si no hubo matrimonio, no se puede tener 10 años al pobre solicitante esperando la declaración. Estamos de acuerdo. Pero si lo hubo, y sale un fallo rápido de la Rota Romana, deberá ser acatado.

Tampoco es el caso de concubinarse porque Roma no me dio la razón. Ni concubinarse de antemano, a la espera de la buenas nuevas. Es como el caso de los curas que se amanceban porque tienen la certeza moral de que algún día Roma eliminará el celibato…

Vamos, seamos serios.

www.clarin.com

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *