Panorama Católico

Curiosa reacción de la dirigencia hebrea a la modificación de la “oración por los judíos”

Una polémica plegaria del Papa causó indignación a la comunidad judía

El rezo insta a los hebreos a que se conviertan al catolicismo.

 

Una polémica plegaria del Papa causó indignación a la comunidad judía

El rezo insta a los hebreos a que se conviertan al catolicismo.

 

Por:
Julio Algañaraz


Fuente: EL VATICANO CORRESPONSAL


Los judíos se consideran gravemente ofendidos por
una plegaria que el Papa anunció hace dos días para ser rezada en el
rito de la misa en latín. En lugar de superar las heridas que causaba
el anterior rezo por la conversión de los hebreos, el nuevo texto ha
servido para causar una seria fractura que llevó a proclamar una "pausa
en el diálogo" entre las dos religiones, según decidió ayer la asamblea
de los rabinos italianos.

La "plegaria por los judíos" sustituye
la oración preparada en 1962 por Juan XXIII poco antes de que comenzara
el Concilio Vaticano II, que absolvió al pueblo de Israel de la
acusación de deicidio, es decir, de ser los asesinos de Jesucristo.

El
paso explosivo del nuevo texto de Benedicto XVI pide que Dios "ilumine
el corazón (de los hebreos) y que reconozcan a Jesucristo como su
Salvador". Ayer, los miembros de la asamblea de rabinos de Italia estaban furiosos
y afirmaron que la frase es apenas un maquillaje del pasaje de la
oración de 1962 en la que consideraba a los judíos un "pueblo
enceguecido" que debía ser quitado "de las tinieblas".

Pese a
todo, el texto cambiado por Juan XXIII era mucho mejor que la oración
original que se decía durante el oficio de la misa en latín de rito
tridentino, en la que se mencionaba la "perfidia judía" y se insistía
en otra frase en denostar a los "pérfidos judíos" que debían
convertirse al cristianismo para salvarse.

El serio contraste se
extendió rápidamente de la comunidad judía italiana a otros grandes
centros hebreos del mundo. Desde Jerusalén y Estados Unidos llovieron
las protestas. La asamblea de los rabinos italianos emitió una
declaración en la que considera que la nueva plegaria es "una derrota del diálogo" y que se impone "una pausa de reflexión" antes de reanudarlo.

El
rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni, dijo que la oración de
Benedicto XVI "constituye una marcha hacia atrás de 43 años, porque
reclama la finalidad de convertir a los judíos por parte de la Iglesia
Católica".

El Concilio Vaticano II (1962-65) no sólo produjo
un revolucionario "aggiornamento" de la Iglesia, sobre todo
reconciliándola con el mundo contemporáneo, sino que cambió totalmente
la perspectiva con respecto al pueblo judío y a Israel. Este proceso
culminó con las relaciones diplomáticas entre Israel y la Santa Sede y
la histórica primera visita de un Papa a una Sinagoga desde los tiempos
de San Pedro, en 1986. En esa visita, Juan Pablo II pronunció una frase
histórica, llamando a los hebreos "nuestros hermanos mayores".

Los
judíos sostienen que si quería proponer una nueva plegaria para la misa
en latín del Viernes Santo, el Papa podría haberse inspirado en el
misal reformado de 1970, aprobado por Pablo VI sobre la base de las
decisiones conciliares. La fórmula relativa a los judíos tiene un
enfoque muy distinto. No ansía conversiones, sino que pide que "el
Señor Dios, que los eligió primeros entre todos los hombres, los ayude
a progresar siempre en el amor de su nombre y a la fidelidad de su
alianza".

El Vaticano aclaró que la nueva plegaria va a ser pronunciada
en el inminente Viernes Santo en los ambientes reducidos a tres docenas
de iglesias donde se celebrará la misa en Italia en latín. En cambio,
señaló que en el resto del país habrá miles de misas con el rito
reformado y que lo mismo ocurrirá en el resto del mundo, en la que se
leerá la plegaria elaborada por Pablo VI, que satisface a los hebreos.

La
declaración de los rabinos firmada por el presidente Giuseppe Laras
sostiene que "con esta plegaria se legitima también la praxis litúrgica
de una idea de diálogo que apunta, en realidad, a la conversión de los
hebreos al catolicismo, cosa que obviamente es para nosotros
inaceptable".

Fuente: Clarín

Comentario Druídico: "Los
judíos sostienen que si quería proponer una nueva plegaria para la misa
en latín del Viernes Santo, el Papa podría haberse inspirado en el
misal reformado de 1970, aprobado por Pablo VI sobre la base de las
decisiones conciliares. La fórmula relativa a los judíos tiene un
enfoque muy distinto. No ansía conversiones, sino que pide que "el
Señor Dios, que los eligió primeros entre todos los hombres, los ayude
a progresar siempre en el amor de su nombre y a la fidelidad de su
alianza".

El texto se comenta solo.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *