Panorama Católico

De pseudoprofetas anticatólicos: James Cameron

“Hay hoy día una abundante y muy en boga literatura apocalíptica falsa; que dicen algunos críticos “es la literatura de la Nueva Era”; que “se extiende y se va a extender cada día más”; que “ha suplantado a la copiosísima novela policial”; que “es un medio de mejorar a la gente”; “en donde hallarán Uds. las más puras delicias, “a pure delight” –dice A. E. van Vogt, “Destination:Universe”, Post Script-Signet Books, N. York, 1933.

“Hay hoy día una abundante y muy en boga literatura apocalíptica falsa; que dicen algunos críticos “es la literatura de la Nueva Era”; que “se extiende y se va a extender cada día más”; que “ha suplantado a la copiosísima novela policial”; que “es un medio de mejorar a la gente”; “en donde hallarán Uds. las más puras delicias, “a pure delight” –dice A. E. van Vogt, “Destination:Universe”, Post Script-Signet Books, N. York, 1933. Se refiere a la llamada “fantaciencia”, de la que en efecto se publican centenares de novelas, algunas muy bien escritas, la mayoría apocalípticas, y la mayoría desa mayoría, hórridas y desesperantes.

(…) No quiero extenderme acerca deste nuevo género de visiones “en el cual la imaginación no tiene vallas”, dice van Vogt (pur troppo!) que conducen al lector al terror o al desaliento; o bien (y son las menos) a ilusiones eufóricas acerca del futuro. La mayoría son disparatadas, y no es el menor mal influjo que irradian, el despatarro del sentido común; pues algunas son dementes casi; como las del autor susodicho. Ponen como base un absurdo:-por ejemplo, que el tiempo es reversible (como es el espacio) hacia atrás o hacia adelante (The Time Machine de Wells, que ha tenido innúmera descendencia) y como consecuencia deste absurdo filosófico se pueden extraer las más descacharradas consecuencias, por supuesto: como por ejemplo, que yo puedo ser padre de mi padre, o bien asesinar a mi abuelo antes de que engendre a mi padre. “Ex absurdo séquitur quódlibet”.

Todos estos fantaciencios (sacando los pocos católicos a que aludí arriba, Verne, Benson, Lewis, Bauman, Artus…) son “naturalistas”; es decir, todo lo que según ellos sucederá en el futuro, sea próspero sea terrífico, es obra del hombre solo –o de los presuntos habitantes de otros planetas ¡o estrellas!, que nos los pintan de 40 o 50 diferentes monstruosas maneras.- Dios no tiene nada que hacer en el mundo; si no es manifestarse a través del hombre deificándolo; en los autores panteístas, como Clarke.

La actual fantaciencia –tanto la puerilmente promisoria como la atrozmente amenazante- es la expresión de la angustia y de la angurria del hombre actual ante la Técnica- su nuevo Idolo; y es la mitología de la nueva religión “vitalista” de la Humanidad, que añoró y conjuró Bernard Shaw en “Back to Mathuselah”, prólogo. O sea, es el Quinto Evangelio de la Ultima Herejía…

(…) Está claro que no condeno el “género” en sí. Este género literario es lícito (quedó dicho que hay en él algunas pocas obras maestras católicas). Es la mala mentalidad religiosa y moral de los autores quien lo hace “hic et nunc” pernicioso.

R. P. Castellani – El Apocalipsis de San Juan, Editorial Jus, México, 1967, págs. 337 a 340.

Ante el próximo estreno, súper-publicitado por el Mundo-Uno, del súper-film (U$S 300 millones) “Avatar”, de James Cameron, director del film más exitoso de la historia (“Titanic”), vale hacer el esfuerzo de recordar a qué se debe la promoción de este cineasta, en qué terreno se mueve y qué se puede esperar de su nueva súper-producción.

Alguno recordará que, tras haberse llenado de Oscars, la noche misma de la ceremonia, Cameron, imitando al protagonista de su “Titanic”, abrió sus brazos en cruz exclamando satisfecho: “¡Soy el rey del mundo!”, y que tiempo después este director produjo un pseudo-documental para Discovery Channel sobre “La tumba perdida de Jesús”, ejemplar perfecto de anti-cristianismo imbécil criticado por los más serios científicos del mundo, incluso de Israel.

Pero los antecedentes anticristianos de Cameron hay que rastrearlos más atrás, casi al comienzo de su carera. La sustitución de Dios hecho hombre por el hombre hecho dios –y por lo tanto la adoración del hombre y la negación de la intervención divina, son parte de la mirada gnóstica de Cameron, talentoso y hábil embaucador al que muchos bobos siguen adulando sin advertir el fraude. Veamos unos pocos detalles:

TERMINATOR:

Desde la base del absurdo –como decía Castellani- del “tiempo reversible”, esta película cuenta cómo el líder de la humanidad del futuro, John Connor, que dirige a los hombres en su guerra contra las máquinas, envía a un hombre al pasado (presente de la película) para que proteja a una mujer –que va a ser su madre- de un robot que también es enviado pero para matarla y evitar así que nazca el futuro salvador, él mismo. Este joven luchador que es enviado termina acostándose con la mujer y engendrando al líder. O sea, que el líder J.C. envió a quien iba a ser su padre…que muere en el combate. Por lo tanto, si murió, no pudo haberlo conocido y enviado. En fin, un absurdo rotundo, sin pies ni cabeza, que algunos admiten porque “es cine”, y entonces se permite cualquier cosa. Sí, anular el sentido común, o hacer del hombre un dios, ¿por qué no? Veamos más detalles:

El futuro salvador o líder tiene las iniciales J.C., como Jesús Cristo (además del mismo director, por otra parte).

El hombre joven enviado del más allá como un ángel protector de la mujer (ángel quiere decir “enviado”) no sólo es un anunciador, sino que por su intermedio la mujer ha de engendrar al futuro líder. Sólo que este hombre se acuesta con la mujer, la destinada a ser madre del salvador.

La mujer es perseguida por un robot (demonio) que nadie puede vencer, el cual tiene como misión matarla. El hombre que la protege muere, pero la mujer finalmente vence a esta criatura maligna. Recuérdese el Génesis: “Y podré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje; éste te aplastará la cabeza y tú le aplastarás el calcañar” (Gen. 3, 15). La imagen de la Inmaculada muestra a la Virgenaplastando con el pie la cabeza de la serpiente: humildad contra soberbia. En “Terminator”, la mujer finalmente, para matar al robot, debe aplastarle la cabeza, luego de que éste la persiguiera arrastrándose como una serpiente y le atrapara con su mano un pie. Pero la mujer lo aplasta accionando una prensa hidráulica, una poderosa máquina hecha por la mano del hombre.

La mujer decide huir –como la Virgen encinta debió huir a Egipto- al desierto. La mujer de la película no huye con un santo ni con un hombre, sino acompañada de un perro, a bordo de un jeep sobre el cual se lee la inscripción: “Renegade”.

Como se podrá ver fácilmente, hay en esta película una parodia tanto dela Anunciación como de la Sagrada Familia, a la vez que una pseudo-profecía sobre un futuro oscuro donde los hombres darán pelea sin ninguna intervención divina, sino a través de sus propias fuerzas y mediante el uso de las máquinas: Cameron siente fascinación por las tecnologías ultrasofisticadas.

También puede decirse que el mal, en Cameron –como en todo gnóstico- es una realidad positiva. De allí que los enemigos de los hombres sean robots, creados específicamente para combatirlos. En “Terminator II, Juicio Final”, se verá a este robot-demonio re-programado y convertido en ángel protector del líder, sin que cambie su imagen exterior.

ALIENS Y EL ABISMO:

El alien (monstruo) es una nueva muestra de la realidad positiva del mal –pues el alien no es un “ángel caído”. Mientras que en el cielo habitan los monstruos y no los ángeles (“Aliens”), en el abismo bajo el mar habitan las criaturas angélicas (“El abismo”): toda una inversión del sentido simbólico. El sueño de la protagonista de “Aliens”, cuando un monstruo sale de su vientre, es descripto por Ángel Faretta como una “Anunciación”, y de hecho la concepción de estos monstruos dentro de los seres humanos es de algún modo “inmaculada”. La mujer de “Aliens” vence al monstruo, pero por sus solas fuerzas y con la ayuda de la tecnología obra del hombre. Nuevamente: Dios aquí no tiene nada que hacer.

TITANIC: 

Acá nuevamente funciona a las mil maravillas la sustitución de la simbología católica por una celebración e infatuación del hombre en desmedro de la figura de Nuestro Señor Jesucristo. El personaje principal, llamado Jack (es decir, Juancito. John, Juan, era el líder de “Terminator” y Jack se llama el protagonista hombre-monstruo de “Avatar”. Es el nombre más común en inglés y aparece en numerosas expresiones: por ejemplo: Jack of all trades, master of none, que se refiere a la persona que sabe un poco de todo pero ninguna cosa bien) dice de sí mismo que es “el rey del mundo” . Dice Faretta, defensor a ultranza de este director: “El Rey del Mundo menta en la tradición esotérica a una figura enviada por la divinidad que actúa de Revelador y Salvador. A esta forma, avatar o modo del Rey del Mundo se la conoce en Occidente como el Preste Juan, un mistagogo encargado de salvar a la parte femenina de la humanidad, cíclicamente emblematizada como una Rosa” (“Para abordar el Titanic”, www.djaen.com).

Precisamente la protagonista de “Titanic”, que se llama Rose, es convertida en y tratada como prostituta “vestida de púrpura” por su madre y una clase que la entrega a un malvado –el demonio en la economía simbólica del film. Presa de la desesperación, esta mujer es encontrada en la popa del barco, sola, en la parte más distante y más alta con respecto al abismo del mar, por Jack el “Salvador”. Es rescatada y “salvada de todas las maneras posibles” como dirá después ella, a la manera en que Cristo salvó a María Magdalena. Cuando el barco se parte en dos, él la rescata llevándola a la parte más alta del mismo. Recuérdese que el nombre Magdalena quiere decir “La que vive sola en el torreón”. Ahora bien, Cameron hace que este nuevo “Salvador” y “Rey del Mundo” se acueste con la mujer que “rescata”, con lo que vemos que, a través de esta indisputable construcción simbólica se sugiere o se coincide con aquella infamia tantas veces propalada por los gnósticos y masones (últimamente a través de “El Código da Vinci”) de un supuesto secreto no revelado por la Iglesia el cual consistiría en que Jesucristo se habría casado con María Magdalena y tenido descendencia, etc. Se niega de esta forma la divinidad de Nuestro Señor y se afrenta a la Iglesia y su enseñanza (cosa que Cameron realizó más explícitamente en el referido pseudo-documental televisivo). Cameron, además, degrada uno de los motivos más felices y propios de la narrativa occidental, cual es el del Rescate: “Cristo se dio el lujo –nos dice el Padre Castellani- de salvar a una mujer, que es la hazaña por antonomasia del caballero; no sólo salvarle la vida, como San Jorge o Sir Galahad, sino restablecerla en su honor y restituirla perdonada y honrada a su casa –con un nuevo honor que solamente Él pudiera dar. En la caballería occidental, los dos hechos esenciales del caballero son combatir hasta la muerte por la justicia y salvar a una mujer-

“defender a las mujeres

y no reñir sin motivo”,

que dice Calderón –como en las cintas de “convoys”, reflejo pueril actual de una gran tradición perdida. Cristo hizo los dos; y siendo Él lo más alto que existe, su “dama” tuvo que ser lo más bajo que existe; porque sólo Dios puede levantar lo más bajo hasta la mayor altura; que es Él mismo.

Cristo ejerció la más alta caballería. Los románticos del siglo pasado y los delicuescentes del nuestro tienen una devoción morbosa por la Magdalena; pero no precisamente por la Penitente, que el Tintoretto pintó con toda la gama de los gualdas en su hórrida cueva de solitaria, sino por la otra, por la mujer “perdida”, por la “traviata” o la “dama de las camelias”; de la cual han hecho un tema literario bastante estúpido. Hasta nuestro Lugones se ensució con ese tema –que a veces llega a lo blasfemo- en una de sus “Filosofículas”. Pero todos estos filibusteros o fili-embusteros, de la Magdalena no saben mucho, de la caballería menos, y del amor a Cristo absolutamente nada. “¡Cristo se enamoró de una mujer!”-dicen muy contentos- “¡Qué humano!” Sí, Cristo se enamoró “perdidamente” de la Humanidad perdida; y la vio como en cifra en una pobre mujer –sobre la cual vertió regiamente todas sus riquezas”. (El Evangelio de Jesucristo, Breve Introducción a los Evangelios, V – Los Evangelios).

¿Hace falta decir que James Cameron es uno más –y de los más exitosos- “fili-embusteros” que menciona Castellani? Ahora bien, Cameron hace que su “Salvador” se acueste con la “mujer perdida” en el asiento trasero de un auto (algo muy yanqui, según parece) en la bodega del barco, a lo que el crítico antes citado –¡lamentablemente!- trata de justificarlo diciendo que de esa manera este “salvador” le pasa o entrega su alma a la muchacha. ¡Esto sí que es bueno! Lógicamente, cuando lo único que importa es la segunda historia que se cuenta, que se pliega a una teoría cerradamente delirante, entonces deja de interesar la primera historia, en cuanto que sólo está en función de la segunda, la historia oculta o “esotérica”. Creen los gnósticos que “del Abismo de la divinidad aparecen eones o emanaciones, el pensamiento, Ennoia, la Inteligencia, el Nous, el Hombre primordial. La divinidad es así concebida como una Plenitud de virtualidades, un Pleroma de potencias o de eones” (P. Meinvielle, Esencia del gnosticismo cristiano-De la Cábala al Progresismo), y esta transfiguración del hombre opera para ellos entre otras formas, a través del sexo. Por lo cual se tira por la borda no sólo la teología cristiana sino la moral y, finalmente, el sentido común. Cuando Faretta habla de la autoconciencia, lo hace a manera de justificación o coartada para una individual y muy propia forma espiritual o religiosa al margen de la religión tradicional católica y sus exigencias, hablando no ya en un sentido propiamente estético o formal, sino en un sentido místico-panteísta: “Por eso cuando en nuestra teoría hablamos de autoconciencia, empleamos el término en el sentido de aquello que el hombre, en su conciencia escindida por su separación de lo divino, puede alcanzar y vislumbrar, mediante lo estético o el entendimiento estético, del Espíritu Absoluto. Pero negamos radicalmente que el hombre pueda ser, o lograr ser, ese mismo espíritu. Sólo alcanza a rozarlo, a intuirlo, a través de la autoconciencia tal cual como la hemos definido.

De esta manera, la autoconciencia sería una forma o emanación de la Gracia, que se da traducida (o escindida) y revelada en términos estéticos”. (El concepto del cine, Ed. Djaen, 2005). 

No se habla allí del Espíritu Santo, sino de un “Espíritu Absoluto” que vaya uno a saber cuál es; ni tampoco se dice que Dios Uno y Trino nos hace partícipes de su Espíritu y nos da su gracia en orden a un fin, en orden a la consecución de la vida eterna mediante nuestra santificación:”La gracia actual consiste en un auxilio sobrenatural y transitorio que ilumina la inteligencia y fortalece la voluntad para realizar actos sobrenaturales” (R. P. Garrigou-Lagrange, “La providencia y la confianza en Dios”). Desde luego, Faretta no lee la realidad y el cine a la luz de las Sagradas Escrituras y la doctrina católica –de la Verdad revelada y transmitida por el Magisterio de la Iglesia, sino a la “luz” de su teoría muy heterodoxa. Todos podemos caer y tomar los desvíos que conducen al motel Bates (o, como Kurtz, al corazón de las tinieblas), y si tal sucede todos los delirios son posibles, todas las asociaciones pueden esperarse; puede justificarse todo porque se toman por “maestros” y “teólogos” a quienes ni siquiera tienen el Catecismo de la viejecita o el niño que van a misa los domingos, por no hablar de su moral. Hacemos hincapié en ello por los peligros que acarrea una cosmovisión errónea, apoyada por obras monumentales como las de Cameron. Algunos periodistas llaman a éste “un visionario”. Ahora este pseudo-profeta vuelve a impartirnos lecciones de moral y una visión del futuro en la que, según él, ofrece un “mensaje ecológico”, sin el regreso de un Cristo en el que no cree y con la supuesta salvación en manos del hombre, únicamente del hombre –o del monstruo- renegado de Dios. Tengamos presente quién es nuestro enemigo.

Fuente: Videoteca Reduco

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
09/01/2010 a las 9:56 pm

Sobre la subversión ideológica: cómo ha fabricado nuestro mundo
GLOBALIZACIÓN
(Yuri Bezmenov, que desertó del KGB, mostró en los años 80 las técnicas para subvertir y crear desafección en una sociedad.)

Dos décadas atrás un antiguo agente de los servicios soviéticos contó la forma en que se había llevado a cabo una de las mayores operaciones de éstos. Tanto que hasta hubo sorpresas.

—————

Sobre la subversión ideológica: cómo se ha fabricado nuestro mundo (y en particular los EE.UU.)

Al hilo de lo expuesto en esta misma columna la semana anterior acerca de la manera en que se subvierte un país, me viene a la memoria una entrevista realizada por un antiguo oficial del KGB soviético, que se hizo famoso allá por los años 80 hablando de la “subversión ideológica”. El mencionado oficial atendía por el nombre de Yuri Bezmenov pero su verdadero nombre era Thomas David Schuman y nació en la URSS en 1939. Su trabajo en la agencia de noticias comunista Novosti le permitía dedicarse a sus tareas como espía de la URSS en los EEUU. La cuestión no es que espiara sino que, como contó a Ed Griffin en 1984, su tarea no tenía nada que ver con el espionaje. La “subversión ideológica” era algo mucho más complejo que, en su opinión, de acuerdo con la información aportada por otros espías del KGB de su mismo calibre, también desertores en Occidente, acaparaba más del 80% de los recursos del KGB, algo muy distante de las tareas de inteligencia a lo James Bond.

¿En qué consistía la “subversión ideológica”? Se trataba de un proceso lento consistente en “transformar la percepción de la realidad de cada norteamericano de modo que, prescindiendo de la abundancia de información, nadie fuera capaz de alcanzar conclusiones significativas interesantes para la defensa de sí mismos, sus familias, su comunidad y su país”. Schuman añadía que se trataba de “un gran lavado de cerebro que procede lentamente y que se divide en cuatro fases”. La primera de ellas es la “desmoralización”, que dura entre 15 y 20 años porque este lapso de tiempo es el mínimo requerido para educar a una generación de estudiantes en el territorio enemigo, de manera que la “ideología marxista leninista es insuflada en el interior de los maleables cerebros (soft heads) de por lo menos tres generaciones de estudiantes… sin que sea contrarrestada por los valores americanos básicos”.

El resultado es una generación de intelectuales que “están programados para pensar y reaccionar a ciertos estímulos de acuerdo con un cierto patrón. No puedes cambiar su mentalidad incluso si les presentas información auténtica. Incluso cuando les demuestras que el blanco es blanco y el negro es negro, tampoco puedes cambiar la percepción básica y la lógica del comportamiento”. Para una persona sometida al proceso “desmoralizador”, “la exposición a información auténtica ya no importa” porque por que el sujeto “es incapaz de valorar la información verdadera… los hechos no significan nada para él incluso si recibiera una ducha de información con pruebas auténticas, con documentales y fotos… él rehusará creerlo. Esta es la tragedia de la situación de desmoralización”.

Llegados a este punto el proceso de “desmoralización es irreversible” y se necesitan otros 15 o 20 años para educar a otra generación en un sentido opuesto. Según Schuman (a) Bezmenov, el proceso de desmoralización había finalizado a mediados de los años 80 en los EEUU y había alcanzado, gracias a la “perdida de estándares morales”, esferas que ni siquiera el por entonces director del KGB Yuri Andropov y sus expertos hubieran podido sospechar.

El paso siguiente es la “desestabilización”, otro proceso de entre 2 y 5 años de duración, que afecta básicamente a la economía, las relaciones exteriores y la defensa. Bezmenov o Schuman, como se quiera, se asombra de la enorme influencia que alcanzaban por aquél entonces las ideas marxistas en los EEUU y es aquí donde su profecía verdaderamente truena: “La mayoría de los políticos americanos, periodistas y educadores enseñan a otra generación de gente que creen que viven una época de paz. Falso. Los EEUU se hallan en estado de guerra, una guerra no declarada y total contra los principios básicos y fundadores de su sistema. Y el que ha iniciado esta guerra no es el camarada Andropov, por supuesto, sino el sistema”.

Finalmente, en la fase siguiente de “crisis”, que se prolonga por un período de unos 2 o 3 meses, se alteran de manera crítica la concepción y la propia situación de relaciones económicas, de política exterior o de defensa. En opinión del experto soviético, puede llevar el tiempo señalado conducir a un país a la “crisis”, pero ésta desemboca finalmente en la última fase de “normalización”, un cínico concepto acuñado por la propaganda comunista cuando el aplastamiento de Checoslovaquia por los tanques, que puede durar indefinidamente y que hace que una situación que violenta radicalmente los intereses y la propia supervivencia de un país se enquiste como si fuera algo “normal”.

Es posible que el entrevistador de Schuman-Bezmenov fuera una persona controvertida e incluso dudosa. G. Edward Griffin era miembro de la John Birch Society, una organización de “extrema derecha” a la que se culpó del mismísimo asesinato de JFK, pero ese tipo de descalificación es irrelevante para un espíritu crítico sensato porque lo que de verdad importa es si lo expuesto por Schuman era o no cierto y si el KGB llegó a poner a punto técnicas para actuar a largo plazo, sobre generaciones enteras.

A nuestro juicio no es de extrañar. Quienes vimos por aquellas fechas la propaganda “pacifista” que solicitaba abiertamente el “desarme unilateral” de Occidente y pedía el desmantelamiento de los misiles Pershing mientras Europa era apuntada por infinidad de misiles balísticos SS-20, no podemos dejar de pensar que Schuman tenía razón. Además, observe ahora el lector crítico e inteligente –o sea, los que no leen prensa- y desmenuce este proceso tetrafásico para intentar explicar cómo se ha transformado la realidad española a golpe de “desmoralización” y subsiguientes. ¿Es que hay un agente del KGB debajo de la cama? Sin duda no. Pero sí que existen varias generaciones de personas educadas por la propaganda prosoviética y marxista en los 60 y 70 que ocupan ahora cargos respetables, sin rendir en absoluto cuentas de su pasado oscuro. Además, posiblemente este proceso de “desmoralización” sea el mejor que pueda idearse para transformar la mentalidad de una sociedad al punto de que llegue a aplaudir todo lo que le envenena, mina y reconcome hasta su destrucción.

Es posible que los plazos aquí expuestos deban modificarse y matizarse pero sin duda cuestiones como el invierno demográfico, la inmigración masiva, el aborto, el capitalismo global, la desmoralización absoluta o todo lo que fomenta el odio al propio país han llegado por medio de estrategias muy parecidas a las que aquí describe Bezmenov. La “memoria histérica” o la “educación para la majadería” que propone el gobierno son ejemplos paradigmáticos de técnicas soviéticas de educación de la población general. Sirva este modesto artículo para poner en guardia a nuestros compatriotas de qué es lo que realmente nuestro país enfrenta.

——

Fuente:
http://www.elsemanaldigital.com/blog.asp?idarticulo=103998&cod_aut=



    Anónimo
    15/01/2010 a las 5:27 pm

    Estos metodos comunistas de
    Estos metodos comunistas de subversion, ya los habia definido en esencia Antonio Gramsci.
    De hecho hoy por hoy en nuestro pais se ve que ha calado muy profundo lo que este tano mugriento quedo en llamar la “revolución cultural”.

    Lo mas grave es que ha calado tambien en una parte muy grande de nuestro clero lo cual es gravisimo, porque en su ignorancia se hacen herramientas de transmision del mal.

    Dios se apiade de nosotros.

    Benigno



      Anónimo
      25/01/2010 a las 8:39 pm

      como se ensañaron los judish
      como se ensañaron los judish con Argentina!, sin ser profesora de castellano puedo decir sin temor a equivocarme, que nos hicieron pelota. Cova de Iría.



        Anónimo
        27/01/2010 a las 1:28 pm

        El chancho y su proveedor
        Es verdad,Cova de Iría, pero en todo efecto hay una CAUSA.

        La “jerarquía” de la Iglesia Temporal a DESPRECIADO aquella advertencia de San Pablo a Tito,I :

        “Porque aún hay muchos desobedientes,CHARLATANES e IMPOSTORES; mayormente de los CIRCUNCISOS. A quienes ES MENESTER TAPAR LA BOCA, pues trastornan familias enteras, enseñando cosas que no convienen, por AMOR DE UNA TORPE GANANCIA”.

        Y se algún clérigo se rasga las vestiduras hay que recordarle que, también sin ser profesor de lengua, EL CALAVERA NO CHILLA.

        Fervac.



          Anónimo
          13/04/2010 a las 8:15 pm

          Señores nazionalistas:
          Cuando

          Señores nazionalistas:
          Cuando el judeo comunismo vuelva a tener fuerza , no olviden aliarse con los liberales!!
          Que fácil es ser católico, así, cobardemente, digo



          Anónimo
          14/04/2010 a las 12:15 pm

          Sr.Digo:
          El JUDAÍSMO creó al LIBERALISMO y al COMUNISMO . Las 2 caras de una MISMA MONEDA.

          Y en el S XX cambalache el ÚNICO que los enfrentó con COJONES fué ,providencialmente, el ÚLTIMO KATEJÓN. Y tal es así que Churchill se lamentó: “hemos matado al ENEMIGO EQUIVOCADO”.

          El judeo-comunismo hoy SOMETE a la Iglesia de Cristo en la Tierra, porque la Iglesia Temporal SE HA DEJADO SOMETER, desde JuanXXIII acá, análogamente a nuestras FFAA. (cf. Nostra Aetate,Doc.Conc.Vat.II)

          ¿Desde que planeta escribe que no le llegaron las noticias de Yalta?

          LIc.Urgo



          Anónimo
          14/04/2010 a las 2:30 pm

          Anonimo
          Por que no lee un poco lo que escrbio en su momento Su Santidad Pio XII sobre el nazismo? y de paso se ilustra un poco sobre lo que los catolicos pensamos del nazismo.
          Y si tiene tiempo lease tambien la rerum novarum que ahi tambien cuenta un poco que es lo que pensamos del liberalismo.

          Agarre los libros que no muerden.

          Benigno



    Anónimo
    24/01/2010 a las 11:38 am

    ViVa USA
    Que suerte para el nacionalismo católico que USA haya derrotado al marxismo!!!

    Eso de ” lavado de cerebro ” es muuuuuy católico y ortodoxo , ya sabemos que el alma no existe y que Dios nada tiene que hacer en el mundo
    .
    All señor Flavio:
    Muy inteligente lo suyo pegarle a Faretta.

    Para qué se necesitan sectas nuevas si dentro del mismo catolicismo cada cual es el papa de la suya propia.



Anónimo
13/01/2010 a las 1:19 am

biblia nova
Qué interesante la visión de Cameron como recreador de pasajes bíblicos. Obviamente entiende que malinterpretamos todo y por eso nos pone en evidencia con el documental de la tumba de cristo.
El que salta pierde!
A ver qué nos propone en Avatar. Pareciera un resumen de su obra.
La biblia rescatada por el cine, quién diría.



Anónimo
15/01/2010 a las 3:59 am

De pseudos profetas anticatólicos
No entendiste que es “Titanic” – Cuando la vieja Rosa (Gloria Stuart) , comienza el relato , todos están sentados mirándola como en el cine , y ella gira su cabeza y mira un monitor y la cámara entra y vemos al Titanic en el puerto y delante de la camara pasa un camioncito que tiene pintada esta leyenda: FRANCIS LTD SOUTHAMPTHON . El diálogo con el dueño de la pelota se inicia y luego veremos citadas todas las películas de Francis y también de Orson . El cine cumplia 100 años .
El gordo le dice a Paxton “esa vieja debe tener como 100 años” , y Paxton le responde : “101 el mes que viene” . Titanic se estrenó el 1ro de Noviembre y el 28 de Diciembre el Cine cumple años…
Jack es la última película de Coppola antes de Titanic y además están Fabrizzio , el Irlandés . el Sueco y el valijero del sueco que se liga una piña (obviamente Woody Allen) .
Asi que vieron a Jesucristo viajando en el Titanic? Lástima que no evitó el hundimiento!!!…
Chau bizcochuelo
Javier



    Moderador
    15/01/2010 a las 11:33 am

    Entonces
    El hundimiento del Titanic es una metáfora de la calidad de las películas de Hollywood… Y la vieja que tira la joya al mar es el modo en que Hollywood trata las películas que nos son holliwoodescamente correctas: por ejemplo, La Pasión. Y así, podemos seguir encontrando metáforas… que no excluyen lo que el autor ha propuesto. Porque las metáforas no son necesariamente excluyentes, ¿no?

    Por otro lado, Jesucristo sí viajaba en el Titanic, en la figura de un alter Chirsto, el cura irlandés que asiste a los que se van hundiendo, rezando con ellos hasta la muerte. Podría decirse que el cura y los que con él permanecieron están entre los que se han salvado… definitivamente.

    Chau, perejil.



      Anónimo
      15/01/2010 a las 1:56 pm

      Perejil
      La joya que Rose (la gloriosa Gloria Stuart) tira al mar es la que Kane le compra en Uropas a su novia según cable leído por Cotten . La diferencia es que la de Cal (Billy Zane) habia pertenecido al rey Luis XVI , decapitado por esa buena gente revolucionaria que tanto aman los maricas de la revista El Amante y tanto decapitados católicos dejaron antes que el Sagrado Corazón los hiciera moco. La joya tiene otro valor , que no es hollywoodense . Es la pérdida de la Reyecía en la amada (por los maricas) France…
      Cuando en La Ley de la Calle Rusty se cruza con Cassandra en la escalera , luego se toma del pasamano y gargagea y escupe todo su asco . Rose (Kate Winslat) quien había aprendido de Jack a gargajear y escupir por la baranda del Titanic , le estampa a Cal en la jeta todo su desprecio ; y al final quien rescata a los sobrevivientes es el barco “Karphatyos” lugar de Drácula , entonces Cal se esconde en la bodega (quizas en un ataúd) y una voz en off narra el final de Cal que coincide con el finalo del Inquirer .
      Drácula es la anteúltima peli de Francis.
      El curita irlandés no será John Ford??
      Y es cierto que detesto a La Pasión según Gibson porque toda la película es un desaforado manejo del látigo por parte de tres o dos centuriones alcoholizados . Y además detesto que algún perejil haga de Cristo . Lo tolero en la Misa cuando , “in person Christi” se consagran las especies , porque es herencia apostólica , pero que el flaco ese actúe “in person Christi” me parece una animalada (lo mismo para Cecil de Mille o Scorsese o Passolini , todos esos berretineros que nos imponen figuritas como si se tratara de Diego Maradona .
      Chau chaucha
      Javier



Anónimo
01/02/2010 a las 3:32 am

De: Zura Asimov.
Saben, mis queridos católicos, me salí de su religión por el control mental que intentan ejercer. Que si el símbolo del rock [m/] es demoniaco, que si el 666 es satánico, que si Avatar es un intento de control mental. No inventen… ¡¿Qué se fuman?! Lo único que dicen son viles ‘patadas de ahogado’, intentan por medio de infamias reforzar la fe de las personas. Dense cuenta de que diferentes sectas les están tomando el pelo. Las nuevas generaciones ya no confían en sus embustes. Seremos una raza nueva y el catolicismo ya pasó de moda [no, SeñorEspecializadoEnTeología, no se ría de esto]. La fe ciega es el método de control mental que utilizan para embaucar a la gente y ustedes no son una Iglesia reformada, siguen siendo igual de medievales que al principio. Roban al pobre para hacerse ricos, pero para que el pobre no se siente robado le dan un lugar imaginario en el cielo porque -a parte de todo, amadas RatasDeDosPatas- hacen que les ofrezcan tributo voluntariamente. Qué asco, mejor dejo de escribir. [Dice mi madre que orarán por mí, por lo menos siéntanse felices, ya le chuparon el cerebro a la pobre.] NOTA: Si borran esto son unos cobardes. Y si lo hacen, medítenlo por lo menos, mi tiempo es muy valioso y díganse afortunados de que les dí una parte para restregarles en la cara sus infamias.



    Moderador
    01/02/2010 a las 2:50 pm

    Gracias por su tiempo
    Tiene razón su madre, cuente con nuestras oraciones.



    Anónimo
    01/02/2010 a las 3:53 pm

    jajajaja si ocupa el tiempo
    jajajaja si ocupa el tiempo en esto no me quiero imaginar en que lo ocupa realmente.”seremos una raza nueva” jajajajaja veo que realmente a vos te hicieron un control mental, si vas a atacarnos que sea con fundamentos solidos(que no los hay obvio) y no con argumentos adolescentes y ridiculos que nos hacen reir, mandele saludos a su querida madre que es parte de nuestra secta de control mental jaja.
    Pero debo decirle que dice una gran verdad con respecto a nosotros:”ustedes no son una Iglesia reformada, siguen siendo igual de medievales que al principio.” El magisterio y cristo es el mismo ayer hoy y siempre y no se rige por las modas.
    “Numquam reformata quia numquam deformata”
    In Christo
    Darius



    Anónimo
    01/02/2010 a las 5:53 pm

    Seguramente Zura Asimov…
    No sólo orarán por Usted, sino que tal vez se de la oportunidad
    de que Usted ore. No toda búsqueda de Dios es fanatismo o
    fundamentalismo. Le haría un regalito, lea “Quien Soy de Dietrich
    Bonhoeffer” (google). Bonhoeffer al llegar a su final entendió
    que ahí no terminaba todo, sino que comenzaba.
    (Fue parte de una minoría en la iglesia, que no siguió la corriente
    inhumana y altamente destructiva dominante en aquella época).

    Pablo E.



    Anónimo
    02/02/2010 a las 11:55 am

    Zura Asimov
    En fin si usted es feliz creyendo en la nada, alla usted, cuando llegue el momento nos debera una disculpa, vuestros argumentos son muy pobres (parecen sacados de un resumen para brutos de las obras de Marx, mezclados con algo de Dawkings), en fin la unica verdad que hay en su posición es la posición de su madre, esperemos que sus pedidos tengan ecos en donde deben ser escuchados.

    Benigno



    Anónimo
    02/02/2010 a las 4:19 pm

    Pobre!! Qué problemas tendra
    Pobre!! Qué problemas tendra con su madre! Seguramente esta pobre mujer quiere enderezar lo torcido y de allí la rebelión. Durante muchos años mi asesor espiritual fue un sacerdote al que el Papa nombró exorcista en una amplia región que no nombraré. Este querido sacerdote, confesor de las Carmelitas de un claustro muy lejano de dónde hoy vivo, sostenía que el demonio se pone violento y ataca cuando se lo está por vencer. Sus insultos y agresiones crecen a medida que su poder decae. Al leer a este personaje lo recordé y veo que las oraciones de su madre están dando buenos frutos y que una adversidad, porque así culmina, lo llevará a ver con claridad y a liberarse.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube