Panorama Católico

Dice una lectora enojada…

La verdad es que solo me había registrado para poder enviarles un comentario, porque noté que enviarles dinero es sumamente sencillo, es más, es el primer item a la izquierda… lo primero que puedo realizar en vuestra página. Empero, enviarles un comentario es sumamente dificultoso. No encontré un item destinados al envío de comentarios. ¿Qué pasa, les molestan los comentarios, llegaban demasiados comentarios que no coincidían con vuestra mentalidad?

La verdad es que solo me había registrado para poder enviarles un comentario, porque noté que enviarles dinero es sumamente sencillo, es más, es el primer item a la izquierda… lo primero que puedo realizar en vuestra página. Empero, enviarles un comentario es sumamente dificultoso. No encontré un item destinados al envío de comentarios. ¿Qué pasa, les molestan los comentarios, llegaban demasiados comentarios que no coincidían con vuestra mentalidad?


En resumen, leí por casualidad el artículo sobre la inmoralidad de los libros de textos para adolescentes sobre educación sexual impulsado desde el Ministerio de Educación, y creo que la iniciativa es sumamente interesante, es una de las pocas propuestas del gobierno a las que adhiero. Uds para criticar están mandados a hacer, mas lo que es reflexión, están relamente flojos en esa esfera del pensamiento. Estos libros de texto, el estado sabe que en sus escuelas será censurado, y en verdad no le interesa la educación sexual que Uds. les den a sus alumnos. Este texto está dirigido principalmente a la mayoría de las escuelas de la ciudad y el conurbano bonaerense: escuelas marginales, con alumnos de bajos recursos. Que no es que deciden iniciarse a los 11 años en la vida sexual de forma inmoral, sino que abusan de ellos desde temprana edad, por lo que estos textos son sumamente importantes, son un apoyo casi único para estos niños tan desamparados en el mundo. ¿Acaso Uds hacen algo por estos niños? Es tan fácil lavarse las manos, mirar hacia otro lado y permitir que la injusticia se reproduzca. Lo que enseguida entendí de Uds es que avalan, amparan y procalman atrocidades en pos de vuestros principios.


Ya me cansé de escribirles, la verdad, caí en vuestra página por error del buscador más que por mi propia intención, mas debido a la carrera que estudio me pareció útil leer una mirada distinta sobre educación sexual. Pero nunca pensé que sería tan cerrada, limitada, etnocéntrica, fóbica, retardada, etc.


Saludos, que sigan bien. Aprendan a abrirse a la diversidad.

 

Firma: Rita Badín. 

 

Respuesta: Los comentarios se pueden hacer a cada artículo con solo registrarse como Ud. ha hecho. Y listo. Si mira un poco…

 

Pedimos plata a los lectores porque no nos financia la Fundación Ford ni el gobierno de Holanda ni George Sorós, como sucede con los que promueven los textos de corrupción sexual que Ud. defiende. 

 

Dice Ud. Rita: "Este texto está dirigido principalmente a la mayoría de las escuelas de la ciudad y el conurbano bonaerense: escuelas marginales, con alumnos de bajos recursos. Que no es que deciden iniciarse a los 11 años en la vida sexual de forma inmoral, sino que abusan de ellos desde temprana edad, por lo que estos textos son sumamente importantes, son un apoyo casi único para estos niños tan desamparados en el mundo".

 

La pregunta del millón: ¿Ha estado Ud. en algún tribunal de menores del Conurbano bonaerense? ¿Ha visto los casos? ¿Ha tratado a las "familias" y a los pobrecitos niños que leerán (o no leerán, porque ya casi son incapaces de leer) estos textos? ¿Cree que los protegerán de alguno de los espantosos abusos de los que son víctimas porque los progres que manejan leyes y justicia impiden que se accione contra los degenerados, y el Estado tiene a estas familias en la postración, indefensas, rehenes de un plan socilal, mientras gasta millones en subsidios a grandes empresas, negociados como son estos textos y otros "programas", y clientelismo político? No sea ingenua. A la familia se la defiende fortaleciéndo los lazos, apoyándola económica, cultural y sanitariamente. No enseñándoles perversiones sexuales.

 

Nosotros no avalamos ni amparamos atrocidad alguna. Trabajamos por la defensa de la familia. Su afirmación es temeraria y hasta diría calumniosa, porque no parece tener Ud. limitaciones intelectuales que le impidan advertir que no es posible juzgarnos sin conocernos, ni saber quienes somos y qué hacemos por las familias. Ud. piensa como es políticamente correcto pensar hoy: Ud es víctima de enormes prejuicios intelectuales y antirreligiosos. Ud. está cerrada a considerar los hechos y juzga dentro de una burbuja intelectual.

 

En una palabra: Ud. tiene una mentalidad progre (quizás ni lo sepa) y por lo tanto padece una grave enfermedad intelectual. No es una acusación, sino un descripción. O, para decirlo en términos que presumo gratos a sus oídos: Ud. está "discriminando" sus capacidades intelectuales al no permitir  a su inteligencia distinguir los hechos y a su voluntad aceptar lo que ve, sino tan solo aquello que está de moda aceptar como "realidad".  

 

Rita, por su bien y el de todos, aprenda a abrirse a la verdad.

 

 

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *