Panorama Católico

Discuten por fletes, mientras el mercado físico resiste

Finalmente, se fue uno de “los Fernández”… ¿Quién hubiera dicho un jueves como hoy, aquel 13 de marzo, que la implementación de las ´rets movs´ iba a cobrarse semejante capital político, casi en menos tiempo que el que llevaba por entonces de marcha la actual gestión? Porque da la sensación de que hay renuncias que venían madurando desde la tregua de abril, prácticamente… por más que se estén concretando en estos días.

Finalmente, se fue uno de “los Fernández”… ¿Quién hubiera dicho un jueves como hoy, aquel 13 de marzo, que la implementación de las ´rets movs´ iba a cobrarse semejante capital político, casi en menos tiempo que el que llevaba por entonces de marcha la actual gestión? Porque da la sensación de que hay renuncias que venían madurando desde la tregua de abril, prácticamente… por más que se estén concretando en estos días. Veremos cómo marcha el diálogo gobierno-agro, más allá de la tribuna de Palermo (muestra que hoy abre sus puertas, una vez más), y cómo plasma sus planes el flamante secretario de Agricultura, que, al menos, los tiene: ojalá sean viables; y no confrontativos.  

 

Escribe Alejandro Pérez Unzner

apucampo@hotmail.com

El 13 de marzo, en Chicago la soja promediaba unos u$s/t 515, el maíz 227 y el trigo 450 (Kansas, 470), y el FOB Golfo daba para soja 530, para maíz 245 y para trigo origen Kansas 515. FOB Argentina: maíz 223 y soja 483 dólares.

Ahora, hablamos de una soja a 511, tras los picos de suba, de un maíz a 235 y en baja, y de los trigos (en promedio) a 305 u$s/t (Chicago) y 315 (Kansas). En el Golfo, huracán “Dolly” mediante, soja a 530, maíz a 242, trigo origen KCBT a 336 dólares. FOB Argentina: maíz 226, soja 515 y trigo viejo 330.

Es decir, en el medio quedó el tendal y hubo varios tumbos, en el subibaja… que a esta altura y de a ratos, más se asemeja a un tobogán; de los más chicos, pero que al menos de lejos luce como tobogán al fin.

Igualmente, hay otro rubro en el que la Argentina juega fuerte y es el aceite de girasol, que como hemos venido sosteniendo se encuentra en franca baja en Europa y hace que cuando regrese nuestro país al mercado no lo hallará en su mejor momento, pues está aumentando la oferta de los competidores del Este.

El Chicago nocturno está cortando la nueva baja vista -ayer- en soja, ahora con 3,50 dólares de suba,  y en maíz mejora casi 3 u$s/t cuando ayer apenas cayó; el trigo copia al maíz pero su caída previa fue más fuerte, y evidentemente sigue caminando una vía bajista, ante la recomposición de la oferta septentrional. El panificable muestra, según operadores de Chicago y Kansas, una definitiva foto de sobrecompra en estos momentos y debe recortar niveles; por de pronto, las exportaciones semanales están previstas en hasta 750.000 t, y hoy cuando USDA brinde el dato habitual de los jueves se verá si este factor provoca que el rebote nocturno se afiance o no.

El caso del trigo es emblemático: habría que preguntarle a cierta senadora qué opina de los mercados de futuros, ya que sostuvo (durante el plenario del 9 de Julio, bajo la cúpula del Congreso Nacional, en el Salón Azul) que dichos entes para poco servían “porque los precios siempre suben, así que el productor ya sabe que cosechará granos que tendrán mayores precios que al sembrarlos”. Palabras más o palabras menos…

Se está cayendo lenta pero inexorablemente el trigo nuevo y no sólo aquí, toda vez que se van normalizando las expectativas de siembra, dentro del contexto global bajista que muestra el avance de la cosecha del hemisferio Norte, y que tanto desde Brasil (cuya campaña en plena marcha debería, salvo catástrofe, conducir a una mayor oferta que la habitual) como desde el gobierno, que por ahora no da señales estimulantes. Las figuras técnicas emergentes de las cotizaciones diarias del MATBA para enero fijan metas de “piso” en al menos 185 dólares, pero hay indicios de algo menos, aún. Hay que recordar que esto de haber perforado el piso de los 200 dólares (cerró a 197 enero09 y bajó 5, contra 227 el julio08 que subió un dólar, mientras que el ITR marcó 194 para enero y también bajó 5 u$s/t) no gusta, pero también que en los -para algunos dorados y para otros, nefastos- años ´90, ver a un trigo cerca de 100 dólares no era raro… como tampoco ver a un maíz más debajo de dicho valor, aquí.

El maíz rebotó un poco, hubo fuerza alcista hacia 450/460 pesos, pero me parece que, así como también en soja, se trata de hechos puntuales, de golondrinas que no creo hagan verano,  al igual que lo visto en soja, rubro en que se está trabajando al nivel de mejorar 10 pesos (a 970) si se junta un puñado de camiones para entrega en tal o cual terminal portuaria de Río Arriba. Claro que de la mano del ROE Verde no le faltan, a exportadores e industriales, motivos para mantener vigente la sed de mejores preciosa fuerza de tragos medio amargos, léase descuentos con respecto a lo que realmente se podría estar pagando. A término, el poroto sobre Rosario cayó 2,50 u$s/t en cercanos y 8,50 para mayo09, a 301.

Mientras, Chicago espera su agosto climático con ciertos temores y también las cifras de molienda mensual y de exportaciones semanales que, en el caso del poroto, podrían llegar a medio millón de toneladas. Todo, mientras en el corto plazo no se observan cambios en los pronósticos bajistas para petróleo y maíz, de su  mano.

Las distintas entidades que nuclean a los transportistas de las principales provincias cerealeras comienzan con las reuniones con autoridades locales y con actores del negocio granario, a fin de lograr aumentos en sus tarifas. Recordemos que los camioneros han sido uno de los sectores más castigados durante el conflicto, independientemente de los contrapiquetes y de las amenazas sindicales, que llegaron a mayores oportunamente. Se habla de entre 10 y 25% de aumento, según los casos.

Arranca La Rural, por primera vez -desde 1875- sin representante del gobierno nacional en el acto de apertura, aunque no por falta de invitación. Eso sí: a la asunción de Carlos Cheppi como titular de la SAGPyA no fueron invitados los referentes ruralistas. Tampoco estará presente en la muestra, como anticipamos, el INTA, que desistió, por orden suprema, de instalar su stand. El dato: los 50.000 pesos que el INTA “dejó de seña” por el espacio que finalmente no ocupa, ¿pueden equipararse a entre 4.000 y 5.000 raciones a distribuir en “comedores populares”? ¿Quién paga estos costos de la no-distribución de recursos públicos? Y otra cosa: ¿Qué socios ruralistas afrontarán la entrega de las medidas reses solicitadas -para sus comedores- por cierto dirigente que apoyó al campo en sus recientes manifestaciones? Hoy, Raúl Castells (de él se trata) prometió “arreglar” esta cuestión en Palermo.
 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *