Panorama Católico

Disparos contra el Papa

Queridos amigos,

Queridos amigos,

Seguimos sosteniendo que se acercan tiempos trascendentes. El gran escándalo "…armado"… sobre unas frases del Papa en Ratisbona es muy sospechoso de formar parte de una campaña de presión para retacear su autoridad. Campaña en la que, sin duda, habrán participado enemigos de afuera y de adentro de la Iglesia, según atestiguan diversas fuentes. "…Esto no hubiera pasado bajo Juan Pablo II"…, reproduce Inside the Vatican, en boca de un presunto "…monsigniore"… de poca monta, pero de mucha llegada a los medios.

Escribe Marcelo González

El Cardenal Bertone no es diplomático y su nombramiento ha disgustado a las diversas líneas internas que los agrupan. Sin duda han coincidido en los esfuerzos para evitar su nombramiento como Secretario de Estado, ahora probablemente concurran para desgastarlo.

No se puede descartar la hipótesis de que el terrible ataque contra Benedicto, -acusado de sostener lo que es público y notorio, en una conferencia académica cuya trascendencia para la gran prensa sería nula en otras circunstancias- sea un ataque "…preventivo"…. La doctrina Bush dentro de la Iglesia. Golpearlo duramente para que no tenga fuerza para hacer una de las cosas más deseadas por el pontífice: iniciar un camino de sanación de la liturgia. El documento sobre la Misa Tradicional puede estar en peligro. Unámonos en el rezo del Santo Rosario para que finalmente salga a la luz.

Las diversas aclaraciones posteriores, algunas de tono casi desmesurado respecto de la presunta ofensa (no así de las reacciones), como aquella del "…profundo respeto"… del Pontífice a un libro que contiene graves errores sobre la Fe católica, calumnias y hasta recomienda que se la combata con la fuerza de las armas, (*) no parece la frase más feliz que haya pronunciado este Papa. Juan Pablo II lo reverenció y besó, sin embargo, para gran disgusto del entonces Cardenal Ratzinger. escándalo y desconcierto de los fieles. Pero no fue suficiente para ganar la buena voluntad de los ulemas, ayatollas, imanes y todo el conglomerado de dirigentes político-religiosos del Islam, y menos del pueblo sencillo que ve el mundo según las opiniones de Al-Jazeera. Queda en evidencia, una vez más, que el "…diálogo interreligioso"… naufraga, apenas si sostenido por una obstinación comprensible de los miembros de innumerables comisiones ad hoc que, en caso de desaparecer, deberían ponerse a trabajar de curas…y obstinación ideológica de los nostálgicos del posconcilio.

Es que la forma mental, el hábito de pensamiento del clero posconciliar está de alguna manera reflejado en el personaje de Shakespeare, Hamlet. Desde Paulo VI hemos tenido papas-Hamlet. Decir o no decir. Actuar o no actuar. O peor, decir esto y lo contrario… Esto explica (Malachi Martin lo pinta magistralmente en "…El Ultimo Papa"…) las tensiones internas y externas. Paulo VI, un papa torturado por sus ilusiones personales y la recia realidad que comprobaba a diario. De allí sus idas y venidas. Juan Pablo II afirma y recomienda lo contrario de lo que él practica. Como ha dicho el "…renunciado"… maestro de Capilla de la Sixtina, Doménico Bartolucci, de poco sirven las admoniciones si el "…creativo"… monseñor Marini convierte las ceremonias papales en shows televisivos. Y, dicho sea de paso, Marini sigue siendo ceremoniero papal…

El santo padre, evidentemente, quiere hacer algunas cosas muy importantes por la Iglesia pero choca con obstáculos ad extra y ad intra.

Recemos intensa y fervorosamente para que no le fallen las fuerzas, para que no titubee. Su reinado no será muy largo, seguramente. Pero quizás sí lo suficiente como para virar el rumbo que nos lleva al abismo.

¿Otro Pío IX? Dios lo quiera. Otro santo pontífice como Mastai Ferreti que llegó al trono papal simpatizando con el liberalismo y tras una fuerte experiencia de gobierno no solo advirtió su perversidad, sino que dedicó su largo reinado a combatirlo. Hoy está en el camino de los altares, beatificado por uno de los papas-Hamlet.

La presunta amenaza de Al Qaeda nos recuerda la visión de Fátima, tercera parte. Un papa sobre las ruinas de Roma. Miles de muertos. Sin duda hay una metáfora espiritual, pero, a medida que el tiempo transcurre ¿no se prefigura con más certeza la posibilidad de la destrucción material de Roma?

Dios quiera, pues, que el actual sea el nuevo Pío IX, el hombre capaz de renunciar a sus ideas en el altar de la doctrina inmutable, infalible, definida por el Magisterio. Y gobernar acorde a ella. O al menos de morir en el intento.

(*) Ver la Sura 29, por ejemplo. "…… los cristianos dicen Jesús es el "…Hijo de Dios"… Estas son blasfemias salidas de sus bocas… Dios las condena sin dudas"….

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *