Panorama Católico

El Arzobispo de Corrientes contra la Misa Tridentina

Pese a las innumerables señales de Roma a favor de los feligreses que quieren asistir a la misa tridentina, el ordinario de Corrientes, Mons. Castagna, acaba de emitir un comunicado advirtiendo contra ellas. Los fieles que asisten a dicha misa han dado a publicidad una carta dirigida al obispo, la cual ha tenido repercusión en diversos medios locales y de Misiones.

El Arzobispado exhortó a no asistir a las Misas Tridentinas

Pese a las innumerables señales de Roma a favor de los feligreses que quieren asistir a la misa tridentina, el ordinario de Corrientes, Mons. Castagna, acaba de emitir un comunicado advirtiendo contra ellas. Los fieles que asisten a dicha misa han dado a publicidad una carta dirigida al obispo, la cual ha tenido repercusión en diversos medios locales y de Misiones.

El Arzobispado exhortó a no asistir a las Misas Tridentinas

La Iglesia emitió un comunidado advirtiendo sobre las celebraciones llevadas a cabo en un oratorio de la calle Córdoba. Aseguran que los celebrantes no están en comunión con el catolicismo. Además, difundieron los horarios de misas y celebraciones en la capital

En un mensaje dirigido a la comunidad católica, ayer el Arzobispado advirtió acerca de la legitimidad de las celebraciones conocidas como Misas Tridentinas, que se realizan en el oratorio “San Miguel” de la calle Córdoba 1081 en esta capital. La Iglesia aseguró que dichas ceremonias no están autorizadas debido a que los celebrantes no se encuentran en plena comunión con el catolicismo.

“A los cristianos no les está permitido participar de dichas ceremonias”, rezaba el despacho de prensa hecho público ayer en carácter de “urgente” por la oficina de difusión del Arzobispado. […]

Diario El Litoral, de Corrientes, Argentina.

Carta de los feligreses a Mons. Castagna.

Con insólita extrañeza y perplejidad los católicos que asistimos a las misas Tridentinas (Misas en Latín) hemos leído por los medios gráficos que el señor Arzobispo se opone a ellas, lo llamativo es que un Santo de la Iglesia y Papa como lo fue San Pío V ( cuyo cuerpo aún hoy permanece incorrupto) dictó una Bula en el Año 1570, estableciendo a perpetuidad el uso de dicha Misa, nos referimos a la Bula Quo Primum Tempore., que a continuación se transcribe en su parte final:

“Nos queremos, al contrario, y Nos lo decretamos con la misma autoridad, que después de la publicación de la presente constitución así como del Misal, TODOS LOS SACERDOTES que estén presentes en la Curia Romana están obligados a cantar o a decir Misa según este Misal, dentro de un mes…”

QUE ABSOLUTAMENTE NADIE, POR CONSIGUIENTE, PUEDA ANULAR ESTA PAGINA QUE EXPRESA NUESTRO PERMISO, NUESTRA DECISIÓN, NUESTRA ORDEN, NUESTRO MANDAMIENTO, NUESTRO PRECEPTO, NUESTRA CONCESIÓN, NUESTRO INDULTO, NUESTRA DECLARACIÓN, NUESTRO DECRETO, NUESTRA PROHIBICIÓN, NI OSE TEMERARIAMENTE IR EN CONTRA DE ESTAS DISPOSICIONES. SI, A PESAR DE ELLO, ALGUIEN SE PERMITIESE UNA TAL ALTERACIÓN, SEPA QUE INCURRE EN LA INDIGNACIÓN DE DIOS TODOPODEROSO Y SUS BIENAVENTURADOS APÓSTOLES PEDRO Y PABLO.

Dado en Roma, año 1570, quinto de nuestro pontificado”

Se trata entonces de un deber del clero y un derecho exigible por parte de los laicos católicos el asistir a esta liturgia canonizada por el Santo Papa San Pío V y conste que ha sido pedido a Monseñor y existen pruebas de ello mas nunca se dignó siquiera contestar tal solicitud.

Actualmente, el Cardenal Darío Castrillón Hoyos, quien desde el mes de abril de 2000 es Presidente de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, el organismo vaticano que se ocupa de las relaciones con el variado mundo tradicionalista católico ha celebrado él mismo públicamente la Misa Tridentina en la Basílica de Santa María la Mayor del Vaticano ya en el año 2003.

Por su parte, S. E. R. el Cardenal Jorge Arturo Medina Estévez, (el que anunció por TV urbi et orbi la elección del nuevo Papa), Prefecto Emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Integrante de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, ya mencionada, ha declarado en una entrevista a la Agencia Apic ” Yo no pido permiso a nadie para celebrar el Rito Tridentino”.

Tampoco pide permiso Mel Gibson el Director de la afamada película “La Pasión de Cristo” para asistir a estas Misas canonizadas por San Pío V y que se remontan a los tiempos apostólicos, que fueron celebradas por TODOS los santos que fueron sacerdotes y a la que asistieron TODOS los santos y beatos de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Nadie niega las diferencias suscitadas por la reacción de parte del clero y de muchos fieles en todos los continentes, liderada entre otros por el Arzobispo Marcel Lefebvre y su Fraternidad San Pío X, motivada justamente por la “autodemolición de la Iglesia” tras ” cuyos muros ha penetrado el humo de Satanás” al decir del Papa Pablo VI, pero de allí a sostener que los fieles que asisten a las Misas Tridentinas (en latín) no están en comunión con el Santo Padre no sólo es un error sino también una ofensa y una falsedad.

También es erróneo que no puedan los fieles asistir a estas misas, al respecto Monseñor Camilo Perl, Secretario de la referida Comisión Ecclesia Dei Aflicta, en el año 2002 sostuvo en carta mediante la que contestaba una requisitoria de un fiel católico, que se puede cumplir el precepto dominical asistiendo a una misa celebrada por un sacerdote de la Fraternidad San Pío X y que las mismas son válidas.

El mismo Papa Benedicto XVI, cuando Cardenal, sostuvo en entrevista concedida al Periodista Raymond Arroyo, director de la cadena televisiva norteamericana EWTN: “Pienso que ayudaría que el sacerdote celebrase «Versus Orientem » ( «hacia Oriente », es decir, dando la espalda a la asamblea y mirando hacia el altar), ya que es verdaderamente una tradición de los tiempos apostólicos, y no sólo una norma, sino también la expresión de la dimensión cósmica e histórica de la liturgia. Celebramos la liturgia con el cosmos, con todo el mundo. Ésa es la dirección del futuro del mundo, de nuestra historia representada en el sol y en las realidades cósmicas. Creo que hoy, el redescubrir nuestra relación con el mundo creado puede entenderse mejor por la gente que hace 20 años. Además esta posición es común, ya que el sacerdote y el pueblo están mirando juntos al Señor (ad Orientem). Sí, pienso que ayudaría. Los gestos externos no son sencillamente un remedio en sí mismos, pero pueden ayudar, ya que es una interpretación clásica de la dirección de la liturgia. Hablando en general, pienso que era bueno traducir la misa a los idiomas hablados, para que se entendiera mejor y participásemos también con nuestro pensamiento. Pero una mayor presencia de partes en latín sería conveniente para dar a la liturgia una dimensión universal, para que en todos los lugares de la tierra uno pueda ver que «está en la misma Iglesia ».

“Yo pienso que la antigua liturgia en realidad nunca fue prohibida. Lo único que necesitamos son normas para que pacíficamente se apliquen. Así, liturgia reformada será la habitual para el común de la Iglesia, pero sin perjuicio de que también las demás formas sigan siendo válidamente usadas en la Iglesia y se celebren en obediencia a los obispos y al Santo Padre”.

“Sí, creo que es importante estar abiertos a esa posibilidad y demostrar así la continuidad de la Iglesia. Hoy no somos una Iglesia distinta a la de hace 500 años. Es la misma Iglesia. Lo que en un tiempo fue sagrado y santo para la Iglesia, siempre seguirá siéndolo, pues la Iglesia sigue siendo la misma”.

Es por demás llamativa la actitud del Arzobispo ante un pequeño grupo de fieles, discriminándonos, por querer gozar de la liturgia romana y elevar nuestras almas de pobres pecadores al son del sublime canto gregoriano, tan bendecido por los Papas.

Lamentablemente en esta diócesis no hay canto gregoriano en las misas sino extrañas melodías pentecostales, ya no es siquiera posible arrodillarse para recibir la Sagrada Eucaristía pues eso es impedido con autoritarismo blasfemo no sólo por los sacerdotes sino por los “ministros y ministras extraordinarios”, los sacerdotes carecen ya no sólo del conocimiento de la propia religión sino también de la más elemental cultura, en muchos y tristes casos y sin entrar a considerar otros temas más graves.

Muchos católicos, miles de ellos, en Corrientes, han abandonado la Iglesia y han ido a las sectas justamente por el mal ejemplo de los pastores y la desacralización de la liturgia.

La “Iglesia nos parece una barca a punto de hundirse, que hace agua por todas partes. Y también en tu campo vemos más cizaña que trigo. Nos abruman su atuendo y su rostro tan sucios” ha dicho el entonces Cardenal Ratzinger, hoy el Papa Benedicto XVI, durante el Via Crucis de 2005.

Es ya tan evidente el descalabro general y la autodemolición de la Iglesia, con obispos sodomitas incluidos, que el que no quiera aceptarla peca por no ser honesto intelectualmente pues se trata de un dato objetivo de la realidad y las causas ya se vislumbran, cada día más claramente.

Nosotros no nos hemos ido de la Iglesia, solamente nos hemos refugiado al amparo de la Tradición Católica de los malos pastores y de las desacralizadas liturgias que celebran donde cualquier iluminado se autoproclama “cura sanador” para espanto y escándalo de los fieles, todo ello ante los mismos ojos del señor Arzobispo y en la propia catedral como en tantos templos correntinos.

Los sacerdotes ya no se distinguen de la gente común y les repugna usar la sotana en contra de las disposiciones del Papa Juan Pablo II.

Ya no parecen sacerdotes ni hablan como sacerdotes ni se desenvuelven como sacerdotes, más bien se asemejan a lobos con pieles de ovejas pues espantan por sus iniquidades al pueblo fiel.

Eso lo hemos sufrido en silencio durante tantos y tantos años hasta que cada uno en momentos distintos y circunstancias disímiles dijo basta, los más viejos luego de mucha resignación y los más jóvenes antes, pues lo que están juego no es poca cosa, sino la mismísima salvación de las almas.

Además las ovejas reconocen a los buenos pastores, su trato es firme pero dulce. el camino es rectamente definido a la Luz del Evangelio y la Tradición de la Iglesia, la ley natural es enseñada, la Liturgia es solemne y Sacra, los cánticos son los queridos por los Papas y el lenguaje es prístino por ser Evangélico: Sí Sí No No.

El escándalo que ocasiona el señor Arzobispo es tanto más grave cuanto que se espanta ante el canto gregoriano y el latín pero nada dice y menos esclarece a la feligresía ante templos como el que promete “Pare de sufrir” que está ubicado a menos de 100 metros de su Sede Episcopal. Sobre este tema, ninguna palabra del Señor Arzobispo que sí tiene tiempo para mensajes de tipo político social pero no para prevenir a los católicos que caen en las redes de la impiedad a escasos metros de su Sede Episcopal como se dijo.

Al lugar donde se pretende hacer “parar de sufrir” van más ex católicos que a la Iglesia Catedral y sobretodo los domingos y el Señor Arzobispo… no se da por enterado, al menos públicamente.

También los fieles de su grey, Monseñor Castagna, hemos visto atónitos al Obispo de Goya y a otros sacerdotes ¿católicos y en plena comunión con el Santo Padre?, asistir no a misas en latín y con canto gregoriano sino a?.. ¡festividades paganas como las del Gaucho Gil, en enero del 2005 y Usted no se ha expedido al respecto!.-

Su silencio, que implica aceptación, ha confundido y causado escándalo no solamente a nosotros, los católicos, sino también a los hermanos separados y muchos de ellos, protestantes y gente de buena fe nos han preguntado: ¿Ha hecho santo al Gaucho Gil su Papa ya que sus sacerdotes y obispo van a su “fiesta”?

Monseñor Castagna, es como que usted ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, sus silencios ante el descalabro general de la porción de Iglesia confiada por Cristo y el Santo Padre a su custodia, nos causa pavor y por eso nos refugiamos hasta que aclare, como diría el paisano, pero no nos vamos a las sectas, perseveramos en la Fe a pesar de los malos pastores y los perros mudos.

Tenga además la certeza de que se lo tiene en cuenta en cada uno de los Santos Rosarios diarios que se rezan por la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana en los misterios de dolor, los gozosos y los gloriosos, cual Psalterio de la Virgen.

Y sepa también, Monseñor, que en cada una de las misas que Usted quisiera tener el poder totalitario de prohibir, paradójicamente, en el Canon Romano se reza y se pide específicamente no sólo por el Santo Padre Benedicto XVI, a quien somos fieles in totum, sino también por usted, nuestro Pastor, a pesar suyo, pues nos persigue y discrimina: “una cum famulo tuo Papa nostro Benedicto et Antistite nostro Domingo Salvador, et omnibus orthodoxis, atque catholica et apostolica fidei cultoribus”.

Con la seguridad de nuestras continuas oraciones por usted y por su ministerio episcopal le rogamos a su vez nos tenga en cuenta en sus oraciones y nos bendiga en Cristo Rey, Nuestro Señor y en la Pura y Limpia Concepción de Nuestra Señora de Itatí.

Dr. Walter Aragor (siguen firmas)

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *