Panorama Católico

El Clero Liberal y Tibio, Culpable de los Templos Vacíos

A veces, la voz del pueblo es la voz de Dios. El siguiente artículo reseña un estudio realizado en el Reino Unido e Irlanda, a fin de establecer las causas de la galopante deserción de fieles de las iglesias cristianas. Los resultados son sorprendentes: un testimonio de primera mano sobre la percepción que tienen los fieles y los que han abandonado la práctica cristiana confirma lo que desde Panorama venimos sosteniendo. Y una razón más para repensar los resultados del Concilio Vaticano II, que catalizó brutalmente esta decadencia, tanto entre católicos como entre protestantes.

Por Ruth Gledhill
Corresponsal religiosa del Times

Una encuesta reciente revela que la asistencia a los oficios religiosos está en caída libre en Gran Bretaña porque el clero y los ministros están defeccionando de su misión de sostener los valores morales y el tesoro de la fe.

Las iglesias se mantienen “silentes” y “tibias” frente al colapso moral y social de los tiempos actuales, afirma el estudio, que costó 20.000 libras esterlinas y cuya realización demandó un año, durante el cual se encuestaron a 14.000 británicos, tanto asistentes a iglesias cristianas como a otros que han dejado de asistir.

Los investigadores descubrieron que existe un “amplio sentimiento de ira y frustración” por lo que está pasando en las iglesias del Reino Unido e Irlanda. El informe, de 42 páginas, es una verdadera acusación contra la predicación y la liturgia modernas, un verdadero instructivo sobre como el excesivo liberalismo y la falta de convicción están echando a los fieles de los templos.

El informe testimonia el deseo de sermones basados en la Biblia y en las enseñanzas tradicionales, antes que en asuntos políticos o sociales, o en reduccionismos doctrinales para complacer a los oyentes.

También se reclama una apologética de mejor nivel, o un catecismo cristiano… sostiene que muchos de los miembros del clero son incapaces de estructurar un argumento convincente en defensa del cristianismo y que además no les interesa hacerlo. Cuando se les pregunta porqué el cristianismo sería la religión verdadera, la respuesta más común es: “se trata simplemente de una cuestión de fe”.

El mismo informe afirma “Esto ha traído como resultado que un creciente número de gente quede con a falsa impresión de que no hay razones de peso para sustentar las creencias cristianas. En los últimos tiempos ellos han venido abandonando la asistencia a la iglesia, engañados por la convicción de que el cristianismo prospera bajo cualquier forma en todo el mundo”.

También culpa a la práctica contemporánea de enseñar la naturaleza universal del amor de Dios. Porque la gente cree que Dios continuará amándolos no importa lo que ellos hagan, y por tanto no ven propósito alguno en asistir a la iglesia, confesar sus pecados o buscar asistencia para renovar sus vidas.  El objetivo del estudio es explorar las razones por las cuales el cristianismo está en decadencia en Gran Bretaña e Irlanda, aunque sin embargo prospera en otros países del mundo, incluso en países ricos, como los EE.UU.

Los estudiosos descubrieron que miles de personas que aún va a la iglesia lo hacen más por sentido del deber que no porque obtengan de ello un resarcimiento espiritual. Ellos critican ampliamente la moda de los servicios litúrgicos para la “familia” o para “todas las edades”, a los que consideran más como entretenimientos que como liturgia. Un feligrés del condado de Shropshire afirmó: “He visto globos elevándose desde el púlpito, bigotes de utilería y todo tipo de recursos para llamar la atención de la audiencia… pero ningún mensaje detrás de todo esto”.

En lugar de esto, los fieles quieren ser intruidos sobre como llevar una vida cristiana, y como aprender a evangelizar la sociedad, atrapada por el materialismo. El informe establece comparaciones estadísticas de los últimos 150 años, en las cuales se demuestra que la asistencia a las iglesias ascendió desde la mitad del siglo XIX y tuvo su pico por el año 1905, cayendo luego en una firme declinación, que va en un paralelo, aunque en sentido inverso, con el aumento del crimen, el alcoholismo y los nacimientos fuera del matrimonio, los cuales alcanzaron su pico más bajo hacia finales del siglo XIX y no han cesado de crecer desde entonces.

The Times, 5 de marzo de 2005

Volver a la Portada

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *