Panorama Católico

El Comentario del Día

 La excomunión de referencia, doña Aida, es Latae Sententiae.

 

Automática.

No se requiere notificación especial. Lo hizo el Sr. obispo en Brazil sólo para subrayar la gravedad del hecho y de la pena.

El estupro es pecado mortal y delito penal. Es suficiente para condenar un alma al infierno por toda la eternidad.

La diferencia con la excomunión es únicamente la dificultad par alcanzar el perdón. No todos los sacerdotes están facultados para levantar la excomunión y absolver. Tampoco hay posibilidad a un excomulgado de resolver su problema por un acto de contrición in articulo mortis.

Me parece que adonde usted quiere llegar es a la necesidad de que se predique el infierno. Es, cuando además de predicársele debidamente, se le describe vivamente, una de las pocas medidas eficaces contra los pecados de la carne. Y por consiguiente una medida urgente en todas partes.

Es la medida eficaz que recomendaba San Ignacio de Loyola, y parte medular de sus ejercicios.

 

 La excomunión de referencia, doña Aida, es Latae Sententiae.

 

Automática.

No se requiere notificación especial. Lo hizo el Sr. obispo en Brazil sólo para subrayar la gravedad del hecho y de la pena.

El estupro es pecado mortal y delito penal. Es suficiente para condenar un alma al infierno por toda la eternidad.

La diferencia con la excomunión es únicamente la dificultad par alcanzar el perdón. No todos los sacerdotes están facultados para levantar la excomunión y absolver. Tampoco hay posibilidad a un excomulgado de resolver su problema por un acto de contrición in articulo mortis.

Me parece que adonde usted quiere llegar es a la necesidad de que se predique el infierno. Es, cuando además de predicársele debidamente, se le describe vivamente, una de las pocas medidas eficaces contra los pecados de la carne. Y por consiguiente una medida urgente en todas partes.

Es la medida eficaz que recomendaba San Ignacio de Loyola, y parte medular de sus ejercicios.

 

 

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *