Panorama Católico

El cuarto secreto de Fátima

Un escritor italiano de primer nivel cuestiona que el Tercer Secreto de Fátima haya sido completamente revelado. El Secretario del Papa Juan XXIII admite que hay dos textos. Fascinante investigación reflejada en el libro de Antonio Socci “Il Quarto Segreto di Fatima”.

Un escritor italiano de primer nivel cuestiona que el Tercer Secreto de Fátima haya sido completamente revelado. El Secretario del Papa Juan XXIII admite que hay dos textos. Fascinante investigación reflejada en el libro de Antonio Socci “Il Quarto Segreto di Fatima”.

Por John Venari

El 22 de noviembre de 2006, el libro de Antonio Socci Il Quarto Segreto di Fatima (El Cuarto Secreto de Fátima) impactó en las librerías italianas. El autor, después de mucha investigación llega a la conclusión de que el Vaticano no ha revelado el Tercer Secreto en su totalidad.

Difícilmente pueda exagerarse la importancia de este libro. El Sr. Socci es un famoso escritor italiano de primer nivel, y entrevistador de la televisión, que no está asociado a ningún grupo “tradicionalista”. De hecho, inicialmente su posición era firmemente oficialista cuando el Vaticano afirmó haber publicado el Secreto en su totalidad, el 26 de junio de 2006.

El desafío de Paolini

Socci escribe en la introducción de su libro que fue movido a la duda por un artículo del periodista italiano Vittorio Messori a propósito de la muerte de Sor Lucia: “El Secreto de Fátima, la celda de Sor Lucía ha sido sellada”. Allí Messori hablaba de los numerosos escritos y “Cartas a los papas” que Sor Lucía habría dejado en su celda. Messori aludía a la revelación vaticana del Tercer Secreto del 26 de junio de 2000 diciendo “que en lugar de resolver el misterio, ha abierto otros: en lo referido a sus interpretaciones, sus contenidos y sobre la integridad del texto revelado”.

Esto desató una vorágine de preguntas en la mente de Socci. ¿Por qué insinuaría un hombre como Messori, “un gran periodista, extremadamente preciso…” el columnista católico más traducido en todo el mundo”, una sospecha tal sobre el Vaticano? ¿Cómo podría una persona como Messori, tan cercana al ambiente del Vaticano estar persuadido de que la versión oficial del Tercer Secreto no es convincente?

 

Vittorio Messori

Esto era especialmente incomprensible porque cinco años antes, cuando la publicación de la Visión del Secreto, Messori no expresó reserva alguna sobre lo que el Vaticano había dicho. Ahora parece tener dudas. Ahora parece tener cuestionamientos que formular.

Socci respondió tomando parte en una amable disputa con Messori en la cual él defendía la posición del Vaticano. Pero luego, dice Socci, “fui golpeado por un artículo escrito por un joven autor católico, Solideo Paolini”, que fue publicado en una revista tradicionalista la cual participó del debate entre Socci y Messori.

Paolini, dice Socci, “proponía una lista de argumentos contra la versión oficial del Vaticano (que era la mía también, en ese momento)”. El argumentaba que el Vaticano estaba reteniendo la parte principal del Tercer Secreto “debido a su contenido explosivo”. El Sr. Paolini había investigado el tema de Fátima intensamente, y había escrito un libro sobre el Tercer Secreto, “Fátima: no despreciéis las Profecías”, que fue publicado en Italia. Para su propia sorpresa, Socci encontró los argumentos de Paolini dignos de consideración.

Socci expresa su punto de vista: fue un error que la Curia y los medios ignorasen el desafío de los católicos tradicionalistas que sostenían que el Tercer Secreto no había sido revelado en su totalidad. “Por ejemplo”, escribe, “en el libro editado por el padre Paul Kramer [La Batalla Final del Diablo] que reunía los trabajos y artículos de varios autores, hay una denuncia de que el Vaticano no ha cumplido con los pedidos de Nuestra Señora de Fátima, y se afirma que “el precio de la indecisión del Vaticano bien puede ser extremadamente alto y que será pagado por toda la humanidad”.

En síntesis, Socci reconocía que había muchas preguntas sin respuestas, muchos puntos enigmáticos en torno al Secreto.

La falta de respuesta del Cardenal Bertone

El Cardenal Bertone no respondió a un pedido de entrevista de Socci. El desconcierto de Socci se intensificó más aún cuando buscó respuestas en la jerarquía Vaticana, especialmente por parte del Card. Bertone, coautor junto con el Card. Ratzinger del documento del 26 de junio de 2000 sobre del Secreto: “El Mensaje de Fátima”.

 

Antonio Socci

 

Socci escribe: “Yo había indagado a muchos hombres de autoridad e influencia en la Curia, como el Card. Bertone, actualmente Secretario de Estado del Vaticano, que tuvo un papel central en la publicación del Secreto en 2000… El Cardenal, que realmente me había favorecido con su consideración personal, pidiéndome diera conferencias en su ex diócesis de Génova, ni siquiera consideró necesario responder a un pedido de entrevista de mi parte. Naturalmente que estaba es su derecho, pero esto no hizo sino incrementar en mí el temor de que existieran ciertas preguntas embarazosas, y principalmente, de que hay algo (extremadamente importante) que necesita mantenerse oculto”.

Cierra la introducción diciendo que no había esperado encontrarse un “enigma tan colosal” en torno al Tercer Secreto. Y si bien no puede suscribir ninguna de las teorías que postula la literatura tradicionalista, “en definitiva tuve que rendirme”, dice, “a la conclusión de que existen dos textos del Secreto, uno de los cuales no ha sido revelado al mundo”.

“Creo que hay algo más”

Los lectores recordarán que el 13 de mayo de 2000, durante la beatificación papal de Jacinta y Francisco en Fátima, el Card. Angelo Sodano, titular de la Secretaría de Estado, anunció que el Tercer Secreto habría de ser revelado y anticipó lo que él decía ser una parte del contenido. Sodano anunciaba que el Secreto hablaba de “un obispo de blanco” que, mientras camina entre cadáveres de mártires, “cae el suelo, aparentemente muerto, bajo un ataque de armas de fuego”.

El Card. Sodano señalaba así que esta era una predicción del intento de asesinato de Juan Pablo II en 1981.


Aunque la multitud congregada aplaudió la alocución de Sodano, algunos se mostraron inmediatamente escépticos. El 13 de mayo Associated Press cita el testimonio de Julio Esteleo, de 33 años, un comerciante portugués dedicado a la venta de automóviles: “Lo que ellos dicen ya ha ocurrido en el pasado. Esto no es una predicción. Es decepcionante. Yo creo que hay algo más”.

En verdad, muchos católicos dicen “Yo creo que hay algo más”.

Luego, el 26 de junio de 2000, cuando la Visión del Secreto finalmente fue publicada, supimos que el Card. Sodano no había dicho la verdad. El Secreto no dice que el Papa cae “aparentemente muerto”, sino que fue asesinado.

Hasta el Washington Post notó la discrepancia en su reporte del mes de julio: ”El Tercer Secreto espolea más cuestionamientos: La interpretación de Fátima se aparta de la Visión”.

“El 13 de mayo, el Card. Angelo Sodano, un funcionario de primer nivel del Vaticano, anunció la inminente publicación de un texto cuidadosamente guardado. Dijo que el Tercer Secreto de Fátima anticipaba, no el fin del mundo, como algunos habían conjeturado, sino el ataque del 13 de mayo de 1981 al Papa Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.

“Sodano afirmó que el manuscrito… dice que ‘un obispo vestido de blanco” que, mientras se abre camino entre cadáveres de mártires, ‘cae al suelo, aparentemente muerto, bajo una lluvia de balas”.

“Pero el texto dado a publicidad el lunes (26 de junio) no deja dudas respecto al destino del obispo, al afirmar que ‘fue muerto por un grupo de soldados que disparaban balas y flechas contra él’. Todos los que están con el Pontífice también mueren: obispos, sacerdotes, monjes, monjas y laicos. Juan Pablo sobrevivió a los disparos efectuados por un solo tirador, Mehmet Alí Agca, y nadie entre la multitud resultó herido en el ataque.”

 

Atentado del 13 de Mayo de 1981

 

Este periódico laico no pudo evitar una mirada sospechosa sobre el Cardenal Sodano, puesto que está claro que él dio una imagen falsificada del Tercer Secreto sobre la cual quiso forzar una interpretación fallida.

Los católicos atentos inmediatamente contrastaron la revelación vaticana presentada como el Tercer Secreto completo con lo que el Cardenal Ratzinger había dicho en 1984. En su famosa entrevista con Vitorio Messori, el Cardenal Ratzinger dijo que el Secreto concernía a “los peligros que amenazaban la Fe y la vida de los cristianos, y por lo tanto al mundo. Y también la importancia de los últimos tiempos (novissimi)”. El Cardenal explicó además que “las cosas contenidas en el Tercer Secreto corresponden a lo que está anunciado en la Escritura y confirmado en muchas otras apariciones marianas…”

Pero la visión del Papa siendo muerto por soldados no necesariamente refleja los “peligros que amenazan la fe”, ni se corresponden necesariamente con los “últimos tiempos”. Más aún, uno puede buscar “otras apariciones marianas” en vano si espera encontrar referencia alguna a la profecía de un papa que es muerto por un grupo de soldados. Tampoco la hay en las Escrituras.

La especulación se sustenta en el hecho de que notorios especialistas en el tema de Fátima, como el P. Alonso, y el Hermano Michel de la Sainte Trinité dedujeron, a partir de estudios amplios sobre lo que había sido dicho con anterioridad respecto al Tercer Secreto, que el contenido de la profecía se refería a una gran crisis de la Fe en la Iglesia Católica.

Hablan los expertos.

Respecto al Tercer Secreto de Fátima, del Cardenal Oddi resalta:

“No tiene nada que ver con Gorvachov. La Santisima Virgen nos está alertando sobre la apostasía en la Iglesia.”

El fallecido padre Joaquín Alonso (+1981) quien por dieciséis años fue el archivista oficial de Fátima, y que había tenido numerosas entrevistas con la Sor Lucía, testifica lo siguiente:

“Por lo tanto es completamente probable que el texto haga referencias concretas a la crisis de fe dentro de la Iglesia y a la negligencia de los pastores mismos [y a las] luchas internas en el seno de la Iglesia y a una grave negligencia pastoral de la alta jerarquía…

“En el período precedente al gran triunfo del Inmaculado Corazón de María han de suceder cosas terribles. Esto es lo que forma parte del Secreto. ¿Cuáles son? Si en ‘Portugal se preservara siempre el dogma de la Fe’… puede claramente deducirse que en otras partes de la Iglesia estos dogmas se oscurecerán o inclusive se perderán totalmente…

“Acaso el texto no publicado habla de circunstancias concretas? Es muy posible que hable no solo de una crisis en la fe en la Iglesia durante el período precedente, sino que como en el caso del Secreto de La Salette, por ejemplo, haya referencia más concretas a las luchas internas de los católicos o a la caída de los sacerdotes y la religión. Quizás inclusive se refiera a las defecciones de la alta jerarquía de la Iglesia. Puesto que ese asunto no es para nada extraño a otras comunicaciones que Sor Lucía ha recibido en este tema.”

Mons. Amaral, tercer obispo de Fátima, dijo lo siguiente sobre el Secreto una conferencia en Viena, Austria, el 10 de septiembre de 1984:

“Su contenido concierne a la fe. Identificar el [Tercer] Secreto con anuncios catastróficos o con un holocausto nuclear es deformar el sentido del mensaje. La pérdida de la fe de un continente es peor que la aniquilación de una nación; y es verdad que la fe está continuamente disminuyendo en Europa.”

 

 

Está luego la cita famosa del Cardenal Luigi Ciappi, teólogo personal de cuatro papas, incluyendo a Juan Pablo II:

“En el Tercer Secreto se anticipa, entre otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia comienza por lo más alto”.

Los católicos tienen buenas razones para creer que hay aún una parte del Secreto –un segundo texto que aún no ha sido revelado- que tiene un “contenido explosivo” referente a una apostasía masiva en la Iglesia.

Miró el sobre al trasluz

Los católicos también tienen buenas razones para sospechar la existencia de una segundo texto por la evidencia que presenta Mons. Venancio en Fátima.

En 1957, cuando el Santo Oficio del Cardenal Ottaviani solicitó al obispo de Fátima se enviara el Secreto al Vaticano, el obispo de Fátima, Mons. da Silva confió la tarea a su obispo auxiliar, Mons. Venancio. En determinado momento, cuando Mons. Venancio estuvo solo con el Secreto, miró el sobre al trasluz. Pudo reconocer dentro del sobre grande del obispo otro más pequeño, de Sor Lucía. Y dentro de este sobre había una hoja de papel común con márgenes en sus cuatro costados de unos tres cuartos de centímetro. El Hermano Michel señala que Mons. Venancio “se tomó el trabajo de anotar el tamaño de todo”. Es Mons. Venancio quien nos revela que el Secreto final estaba escrito en una pequeña hoja de papel en la que había unas 25 a 30 líneas.

Sin embargo el Tercer Secreto del Vaticano, revelado el 26 de junio estaba escrito por la Sor Lucía en cuatro hojas de papel que contienen 62 líneas de texto. Aquí, nuevamente, encontramos la evidencia de dos textos del Secreto.

Esta evidencia fue confirmada de un modo excepcional el verano pasado.

“Aunque yo supiera más sobre esto”

El Arzobispo Capovilla admitió la existencia de dos textos.

El Sr. Socci había entrado en contacto con Solideo Paolini, el joven periodista que originalmente debatió con él sobre el Tercer Secreto. Paolini le entregó generosamente a Socci todos los descubrimientos sobre el Secreto provenientes del ex secretario de Juan XXIII, Arzobispo Loris Francesco Capovilla.

Voy a atenerme estrictamente a la cronología de los acontecimientos que aparece en el libro de Socci

Solideo Pasolini visitó a Capovilla el 5 de julio de 2006 en la casa que el Arzobispo tiene en Sotto il Monta. Después de alguna conversación preliminar, Paolini le dijo a Capovilla la razón de su visita: su investigación periodística sobre Fátima. “Dado que Ud. es una fuente de información de primer nivel”, dijo Paolini, “me gustaría preguntarle algunas cosas”, particularmente sobre el Tercer Secreto.

El Arzobispo Capovilla respondió inicialmente: “No, realmente, para evitar malos entendidos, y dado que ya ha sido oficialmente revelado, yo adhiero a lo que se ha dicho. “Aunque yo supiera más sobre esto, debemos atenernos a lo que se ha dicho en documentos oficiales”.

La fascinante admisión de este hecho nos ofrece un pantallazo del modo como opera el Vaticano. El Vaticano presentó su “revelación oficial” sobre el tema, y un funcionario vaticano retirado insiste en que se debe adherir a ella, “aún si supiera más” sobre la cuestión. Le insinúa al Sr. Paolini cual es habitualmente la política en temas así, y a la vez levanta un poco el telón. Es una pista del Arzobispo que insinúa, “Si, yo sé más sobre esto”.

El Arzobispo en este punto de la conversación sonrió y dijo: “Por favor, escríbame sus preguntas y yo las responderé”. Dijo que buscaría entre sus papeles, si es que todavía conservaba alguno, puesto que ya había donado prácticamente todo a un museo. Luego le dijo a Paolini “le enviaré algo, tal vez una frase… solo escriba y espere”.

¿Una frase? pensó Paolini, ¿qué podría querer decir “le enviaré una frase”.

Tres días más tarde, Paolini remitió por correo electrónico una lista de preguntas al Arzobispo Capovilla. El 18 de julio, Paolini recibió un paquete de su parte en el que estaban las respuestas y algunos papeles de sus archivos.

Paolini escribe, “A lo referente a mis preguntas sobre la existencia de un texto no publicado del Tercer Secreto, que no habría sido aún revelado, cuya existencia es altamente probable debido a una masiva cantidad de pistas, Mons. Capovilla (que, como se sabe, leyó el Tercer Secreto) escribió literalmente, “No sé nada”.

Paolini estaba perplejo. El Arzobispo Capovilla leyó el Secreto, conocía su contenido, estaba en posición de afirmar inequívocamente que el Tercer Secreto había sido revelado ya en el año 2000 y que no quedaba nada sin revelar. Sin embargo dijo: “No se nada”.

Esta expresión, en opinión de Paolini, fue “una irónica alusión a cierta ‘omertá siciliana’… una especie de ley mafiosa de silencio”.

Esta no fue la última de las sorpresas.

El paquete enviado por Capovilla contenía algunos papeles oficiales y un tarjetón autografiado en el que se lee como sigue:

 

“14 de julio de 2006

“Estimado Solideo Pasolini,

“Le estoy enviando algunos papeles de mi archivo. Le sugiero que compre el librito sobre el Mensaje de Fátima publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el año 2000”.

“Con mis bendiciones

“Loris Capovilla”.

¡Extraña sugerencia! Por cierto que el Arzobispo Capovilla no ignoraba que el Sr. Paolini había estudiado el asunto del Tercer Secreto con toda profundidad y por cierto ya tenía el documento del 26 de junio. Quedó claro a Paolini que esta era otra pista del Arzobispo. Algo así como si Capovilla le dijera “Lea el documento del 26 de junio nuevamente, pero esta vez hágalo a la luz de lo que le estoy enviando yo”.

Y por cierto que Paolini encontró una bomba de tiempo en los documentos.

“Comparando el folleto publicado por el Vaticano con los documentos de los archivos enviados por el secretario de Juan XXIII”, afirma Paolini, “aparece inmediatamente una contradicción muy significativa en las ‘notas reservadas’ a los ojos del investigador. Con el sello de autenticidad bien impreso sobre el papel [sello oficial queda certificado que el Papa Paulo VI leyó el Secreto la tarde del 27 de junio de 1963, mientras que el documento oficial del Vaticano afirma que “Paulo VI leyó el contenido el 27 de marzo de 1965 y envió el sobre al los archivos del Santo Oficio, después de decidir que no se publicaría el texto.”

Tenemos, pues, una discrepancia de fechas. Los documentos oficiales de Capovilla dicen que Paulo VI leyó el secreto el 27 de junio de 1964 mientras que el documento del Vaticano del 26 de junio de 2000 afirma que el mismo papa leyó el Secreto el 27 de marzo de 1965.

Paolini telefoneó inmediatamente al Arzobispo Capovilla para pedir una explicación de esta contradicción de fechas. Capovilla, un poco evasivo al principio, respondió con frases como “no estamos hablando de las Escrituras”. A lo cual Paolini respondió inmediatamente, “Si, Excelencia, pero mi referencia es un texto oficial escrito (el documento oficial del Vaticano), ¡que es claro y se basa en otro documento de archivo! Mons. Capovilla respondió, “Bien, puede ser que el paquete Bertone [documento del 26 de junio] no sea el mismo que el paquete Capovilla…

En este punto brilló una luz en la mente de Paolini y aventuró la pregunta del millón: “Entonces ambas fechas son correctas porque hay dos textos del Tercer Secreto?”

Después de una breve pausa, el Arzobispo Capovila respondió “¡eso es exactamente!”.

(Continúa en la próxima edición)

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Comentarios

Anónimo
07/07/2009 a las 4:56 pm

verdad o mentira

es verdad el correo que estan enviando sobre el supuesto tercer secreto de fatima?? sucesos terrorificos y apocalipticos, terremotos y oscuridad, no salir de casa y pocos se salvaran??



    Moderador
    07/07/2009 a las 5:47 pm

    yo no recibí ninguno.

     yo no recibí ninguno.



      Anónimo
      07/07/2009 a las 10:22 pm

      GUGLEE ‘”APOPHIS” Y PUEDE GANAR US$ 50.000, DON MARCELO…

       Estimado Marcelo, diversos gnosticismos brindaron y brindan culto aplacatorio a "El Destructor", el enemigo de Ammón (Atén)-Ra. Este horribe enemigo es la divinidad egipcia Apep o Apophis.  Yo traduciría libremente apó + ophis como "serpiente íncubo". Es un monstruoso ofidio siempre anhelante de sumir al mundo en ruinas. 

      Y un tarado bautizó "Apophis" a un asteroide de casi cuatro cuadras de diámetro, que en unos veinte años chocaría la Tierra en la trayectoria de los paralelos, según algunos "cálculos" (que en realidad todavía no es posible realizar con precisión) "arando" desde Kamchatka a los Urales y destruyendo pues a Mongolia y a lo que fuera la ex-URSS.

      Busque "Apophis" en el Google.  Entre los 575.000 sitios de red, hallará hasta videos mostrando la colisión del maligno asteroide contra nuestro delicado planetita.

      Nuevaeristas, kabalistas, tripuntes y y seguidores de Barbeló se complacen en inundar Internet de correos avisando que viene Apophis, cuestión de tranquilizar su conciencia pasando el aviso a tiempo.

      No faltan algunos católicos que lo relacionan con el último mensaje de Fátima; no digo más, para no contribuir al infundado pánico a la gripe porcina.

      Pero istá que la platita es la platita, don Marcelo. 

      La Fundación Sociedad Planetaria ("Planetary Society") ya discernió siete premios de US$ 50.000 cada uno en la etapa preliminar de los diseños para enviar al asteroide un cohete que lo mande al… Sol, u otro proyecto similar.

      Vealó pr ejemplo en 

      http://www.planetary.org/programs/projects/apophis_competition/

      Hay más premios,  pero el desarrollo intelectual en los países dominados torna inesperado que los ganaren personas del segundo o tercer mundo. 

      Los ganadores hasta ahora tuvieron en promedio 19 años… (¡me quiero matar! ¿Alguno se acuerda, de cuando Balseiro, Tabanera y otros tecnocientíficos de primer nivel  escribían notas para los chicos en Mundo Infantil o Billiken, y después otros "giles" contribuían en "Más Allá", mientras los manuales de sexto grado primario incluían en matemáticas la regla de aligación y mezcla? Como en Paraguay, tras destruir el núcleo tecnológico a las dos o tres generaciones ya nadie recordaba ni valoraba ese aspecto de las pérdidas de guerra…)

      En jin, quien presente un mejor proyecto aun puede ganar ese premio u otros convocados… ¿Quién dijo que los pánicos milenaristas no sirven para nada! ¡Vamos todavía, Valentina de Andrade!

      ¿A quien delegará Panorama para presentar un proyecto y planos y venirse con la platita? Panorámix debiera proponer alguno y los demás elegirlo indemocráticamente… Yo me excuso porque no sé conducir cohetes, aún; el que vaya a Apophis, olvidé decir, debe conducir personalmente el aparato empujador que con precisión retire al asteroide de su órbita de colisión. 

      ¿Lo mandamos a Sandrini, a Cantiflas, al Chavo? ¿A Kirchner y familia? La plata del premio que la deje antes de subir.

      Salu2 afectuosos,

      Á. B. L.

       



Anónimo
07/07/2009 a las 10:39 pm

DELIRIO FREUDIANO: TAMBIéN SE LE PUEDE PONER FORRO AL ASTEROIDE

 Me olvidé: uno de los mejores proyectos es ponerle una sábana negra al asteroide-símbolo fálico  (la sábana pesa sólo ocho kilos). Al absorber más luz solar, su trayectoria se apartaría de la Tierra por lo menos por seis mil seiscientos kilómetros más, según la NASA:

 

http://neo.jpl.nasa.gov/apophis/

 

Ref.: Giorgini JD, Benner LAM, Ostro SJ, Nolan MC, Busch MW, Predicting the Earth encounters of (99942) Apophis, Icarus 193 (2008), pp. 1-19.

(Esos cálculos se van refinando continuamente).

Abz,

Á. B. L.



Anónimo
20/07/2009 a las 2:06 am

Conviertanse a Dios

Todos a arrepentirmos de nuestros pecados y a confesarnos, pues se viene el castigo de Dios por la perversión del mundo, con tre dias de oscuridad, ceanlo, pidan la la luz de Dios y la protección de la Virgen Maria



Anónimo
31/03/2010 a las 1:12 am

UNA PELICULA QUE NOS FALTA COMENTAR
Sí, ya sé que no está traducida. Pero aun quienes sólo saben un poco de inglés pueden entenderla fácilmente. Me refiero a la película “The Miracle of Our Lady of Fatima” – de 1952.

Lo más importante allí, porque lo hemos olvidado, creo que es el contexto policial. La persecución y el contexto político de la Europa de 1917, que de entrada distorsionó la apreciación del mensaje… nada nuevo tal vez, pero a menudo olvidado.

La peli empieza con los revolucionarios de 1917 prohibiendo en Lisboa y otras ciudades importantes de Portugal el uso de sotanas y hábitos, y encarcelando personas de vida consagrada… ninguna novedad, pero olvidado tras los horrores de la guerra civil española.

Lástima ser yo un burro en cinematografía; si no, quisiera decir algo. Pero tal vez pueda llamar la atención de otros que sepan de cine más que yo, y mi función sea destacar ese contexto político y, aun a través de una filmación, hacer repensar su relación con las reales comunicaciones del mensaje de Fátima.

La peli es de la Warner Bros y puede verse completa (y conviene ponerla en pantalla completa, claro está, cliqueando en el ángulo inferior derecho de la pantalla chica mientras pasan los títulos del principio), a partir de la siguiente URL:

http://www.youtube.com/watch?v=0_7Pup_C__o

Desde ahí salen los diez videos, trayéndolos uno por uno manualmente (picando en la opción superior del menú al terminar cada episodio).

Quien quiera ver la película completa con cada video en la serie descargándose automáticamente, lo que calculo dura hora y media, puede usar la siguiente lista de reproducción automática:

http://www.youtube.com/view_play_list?p=1D608819D03BFF36&playnext=1&playnext_from=PL

Un abrazo en Xto. y su Ssma. Madre,
Á. B. L.



    Moderador
    31/03/2010 a las 3:44 am

    La tengo en DVD
    Con subtítulos. Hay algunas lagunas en la historia, pero es educativa y una buena propedéutica al tema para los que no saben nada.



      Anónimo
      01/04/2010 a las 1:15 pm

      No me atrevo a pedirle que la suba a Youtube…
      Con todo lo que hace y aprovechamos, Marcelo, y las dificultades que enfrenta para hacerlo, sería una grosera desconsideración requerirle nada más; menos, una subida a la Red como esta. Yo aún no sé subir materiales a ese sitio de red, nunca lo he hecho, aunque supongo que pronto me tocará y aprenderé.

      Imagino que primero hay que copiar su disco (dvd) para resguardo y luego, empleando el nuevo disco copiado, convertir su video a .flv y aun luego dividir el film en diez .flv (tengo un programa gratuito para hacerlo, de los que hay muchos) y finalmente subirlo a youTube diez veces.

      Hacer todo de una vez, sin estar práctico, acaso exigiría dedicar casi una tarde completa.

      Y también hay más repositorios grandes de filmaciones, como eSnips, DailyMotion y otros, donde volver a repetir la labor…

      Pero tal vez conozca usted algún chico o chica capaz de hacerlo, y valore esa película como para pedirle al joven que haga el esfuerzo. Yo creo que lo vale.
      Un abrazo,
      Á. B. L.



        Moderador
        01/04/2010 a las 2:14 pm

        Estimado ABL
        Le planteo opciones:

        1) Comprarla: para los amigos que puedan, en el exterior de la Argentina:

        http://www.amazon.com/Miracle-Our-Lady-Fatima/dp/B000E1MXTG

        En la Argentina hay una esforzadísima familia que recopila cine católico el cual puede obtenerse escribiendo a este mail

        cor.i.mar@hotmail.com

        Tienen un catálogo muy interesante. Venden sus copias, pero comprárselas es lo menos que puede hacerse dado el carácter apostólico de su trabajo y sus necesidades. Sus versiones son buenas, en la presentación y en la copia, aunque no siempre están remasterizadas y pueden a veces tener problemas de zonificación, lo que no es dificultad en una pc y para muchos de los nuevos reproductores de DVD.

        Si encuentro alguna descarga subtitulada le aviso.



          Anónimo
          01/04/2010 a las 3:36 pm

          OPTIMIZANDO LA DIFUSION
          Muchas gracias por su pronta respuesta y sugerencias, Marcelo; aunque con una copia en mi mano estaría igual que usted, sin tiempo para ocuparme ahora de aprender a encarar esas tareas de trozar películas y subirlas (lo que no me acobarda, pero implica un tiempo que ahora no tengo) o bien sin alguien con tiempo, para delegarle esas tareas.

          El propósito no es promover el uso privado, sino ponerla en el espacio público, hasta que proteste el dueño del copyright en el caso del YouTube (para las películas viejas por lo común no protestan, simplemente lo toleran y obtienen publicidad extra, caso Los Diez Mandamientos, King Kong, Nosferatu, Le Voyage Dans La Lune o Iván El Terrible – pero no Caballito Criollo, “sorry to say”), o indefinidamente en los otros repositorios más nonchalant (eSnips, Daily Motion, etc.).

          Allí colocadas, centenares de descargas, o miles, las obtendríamos con la mera puiblicidad del Google o demás buscadores. Usted o yo, con una copia en la mano, no lograríamos jamás ese número de visualizaciones – y deberíamos esforzarnos, y armarle a cada visualizador un contexto ajeno al mismo (por ejemplo una reunión para pasarle la proyección), contexto que siempre arriesgaría incidir positiva o negativamente en el resultado edificante de la visualización.

          Por eso, como en toda venta, cuando se puede conviene empezar por la punta compradora – una vez con el interés en la mano, el producto es lo de menos. Con la peli subida a los repositorios, después el resto es mera cuestión de decir, “Véanla”, como ya ocurre con el original en inglés.

          Por eso, si conseguimos quien la suba, con gusto pagaré la copia con subtítulos (o le compraré a Vd. un duplicado en CD, que podría dejarle en Solís a quien realice la tarea). Pero hay que empezar por conseguir quien troce la versión .flv en segmentos de ocho o diez minutos y los suba; si no, nuestras buenas intenciones quedarán sin concretarse…

          Otro abrazo,
          Á. B. L.



Anónimo
31/03/2010 a las 1:21 pm

Fátima
Mons.Tissier de Mallerais sobre Fátima:

S.H. Mi señor, aparte de la posible culpabilidad sobre 1988, se dice que Benedicto siente culpa por Fátima; y Usted y los obispos obviamente han ido a Fátima para hacer un acto de reparación… ¿qué puede decir acerca del continuo silencio sobre Fátima, desde Pío XII?

T. de M. No puedo decir nada sobre eso. Fátima es una revelación privada. Disculpe, pero no hablo de eso.

Entrevista a Su Señoría, el Obispo Bernard Tissier de Mallerais
Colton, California, 21 de abril de 2006
Stephen L. M. Heiner
En nombre de El Resto



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *