Panorama Católico

El Fingerhakeln papal

Fingerhakeln define un tipo de juego que se practica en el sur de Alemania y en Austria y consiste en una competencia de fuerza entre dos contendientes que entrelazan sus dedos tratando de torcer el del adversario. El sitio Kath.net (Katolischer nachrichten) reproduce un artículo de Der Welt. En él se sintetiza la posición de las partes contendientes en favor y en contra de la liberación de la Liturgia Tridentina.

Fingerhakeln define un tipo de juego que se practica en el sur de Alemania y en Austria y consiste en una competencia de fuerza entre dos contendientes que entrelazan sus dedos tratando de torcer el del adversario. El sitio Kath.net (Katolischer nachrichten) reproduce un artículo de Der Welt. En él se sintetiza la posición de las partes contendientes en favor y en contra de la liberación de la Liturgia Tridentina.

Según el sitio católico alemán, el Papa ya ha tiene en preparació (¿tal vezlista para su envío, tal vez ya ha enviado?) una carta a cada uno de los obispos del mundo en la que les presenta el Motu Proprio y -posiblemente- invita a aceptar lealmente sus términos y cumplirlos. Una verdadera revolución cultural dentro de la Iglesia por la cual el actual pontífice da vuelta el curso de las reformas seguidas durante los últimos 40 años en materia litúrgica. No se trata de una "restauración" como podría analogarse a la de un sisema de computación fallido, sino un regreso al "modelo" litúrgico detrás del cual los fieles desorientados por la reforma de 1969 pueden alinearse y formar filas. "Un Fingerhakeln cósmico ha precedido esta decisión", dice el articulista. "Pero no es acaso el Fingerhakeln la especialidad de los bábaros", remata, aludiendo a la región alemana de donde es oriundo el Papa Ratzinger.

En otro punto se menciona como muy probable la publicación del documento para la Pascua. Habrá que ver quién tiene más habilidad en las destrezas del Fingerhakeln, si el papa o los episcopados francés y alemán…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *