Panorama Católico

El Inadi encubre la legalización del aborto… pero nadie firma


EL INADI ENCUBRE LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

 

El
Secretariado Nacional para la Familia pone a disposición un análisis
sobre la “Propuesta de Protocolo para la Atención Sanitaria de casos de
Abortos Legales” publicadas por el Instituto Nacional contra la
Discriminación, la Xenofobia y el Racismo – INADI

IT Nº 69 –SNPF-.
Buenos Aires 12 de septiembre de 2007

 


EL INADI ENCUBRE LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

 

El
Secretariado Nacional para la Familia pone a disposición un análisis
sobre la “Propuesta de Protocolo para la Atención Sanitaria de casos de
Abortos Legales” publicadas por el Instituto Nacional contra la
Discriminación, la Xenofobia y el Racismo – INADI

IT Nº 69 –SNPF-.
Buenos Aires 12 de septiembre de 2007

 

 

Con fecha 23 de
mayo de 2007, se encuentra publicado en la página de Internet del
Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo -INADI–
la “Propuesta de Protocolo para la Atención Sanitaria de casos de
Abortos Legales”.
El documento se encuentra redactado en la
Recomendación General Nº 002/07
Discriminación en la Atención
Sanitaria de Casos de Abortos Legales y Tratamiento Postaborto.

Objetivos del
Protocolo

En líneas
generales, el documento está destinado a legalizar el aborto a petición
y en cualquier período del embarazo, una vez que el documento haya sido
refrendado por el Congreso de la Nación, tal como figura en la
Recomendación V
-.

Son sus objetivos:
A) Legalización irrestricta del aborto mediante modificación sustancial
de la letra del Artículo 86, incs. 1 y 2 del Código Penal de 1.921

(1)
,
para que cualquier mujer, al margen de la circunstancia –B.1., 2., 3.
y 5.-
y periodo de gestación –C.2 y .3-, recurra a esta
práctica aberrante. El requisito esencial que prevé, más importante que
el diagnóstico médico, es la percepción de la mujer
embarazada respecto a su estado de salud” –Procedimiento
B.1-. En cuanto a la definición de “salud de la mujer”, emplea la
aportada por la OMS, según la cual es el “completo estado de bienestar
físico, psíquico y social y no solamente la ausencia de enfermedades o
afecciones –A.3”. Incluye en esta definición a toda violación,
sin los condicionamientos contenidos en el actual inc. 2. Con lo cual,
queda derogada “de facto” toda la legislación existente que protege los
derechos humanos de la persona por nacer, término con que la
jurisprudencia designa al niño en el vientre de su madre –art. 63 del
CC-.

B) Evitar el paso
por la Justicia de las autorizaciones médicas para la práctica del
aborto –Recomendación I- que, hasta ahora, sirvió para evaluar la
procedencia o no, dado que el aborto es la supresión deliberada de la
vida de un ser humano inocente e incapacitado para defenderse. Para la
Jurisprudencia, el aborto es un delito que no se penaliza en acotadas
circunstancias.

La vida es un bien
jurídico por excelencia, base de todos los derechos humanos. Si la
legislación no lo protege especialmente, todos los demás derechos que
emanan de el pierden su sustento para convertirse en meras
formulaciones demagógicas. Lo increíble es que el INADI, órgano creado
para erradicar la discriminación en la sociedad argentina, se refugia en
los mismos argumentos hitlerianos de perfeccionamiento de la raza que se
emplearon, en 1922, para su aprobación.

C) Derogar de facto
el derecho a la Objeción de Conciencia y obligar a médicos e
instituciones de salud a realizar abortos. Se transcribe párrafo final
del punto E.4 “Objeción de Conciencia”: “Ante la ausencia de un/a
profesional no objetor/a, ninguna objeción de este tipo,
aunque sea fundada en los términos de este punto,
podrá ser invocada
para eludir el deber de participar en un tratamiento que sea de carácter
urgente”. Al mismo tiempo, a esta medida la refuerza al establecer que
“Las maniobras dilatorias, el suministro de información falsa y la
reticencia para llevar a cabo el tratamiento
por parte de los/las
profesionales de la salud constituirán actos sujetos a la
responsabilidad administrativa, civil y/o penal correspondiente”-
E.4.3 “Información a las mujeres sobre la existencia de objeción de
conciencia
-.

Derechos
vulnerados por el documento del INADI

El Instituto
Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, recomienda
al estado la aprobación del
Propuesta de
Protocolo para la Atención Sanitaria de casos de Abortos Legales
que viola los
siguientes derechos humanos inalienables:

Derecho a la vida
humana "desde el momento de la concepción": Este derecho humano básico,
fundamento de todos los demás derechos, porque los muertos no tienen
derechos; está reconocido con rango constitucional, conforme la reserva
argentina a la Convención sobre los Derechos del Niño (art. 75, inc. 22
de la Constitución Nacional). Además, diversos tratados internacionales
de derechos humanos -también con rango constitucional-, tutelan la vida
humana, al igual que el Código Civil y el Código Penal. También la Corte
Suprema de Justicia de la Nación, ha reconocido la inviolabilidad de la
vida humana, "desde el momento de la concepción", es decir desde la
unión del óvulo y el espermatozoide humanos; en el fallo "Portal de
Belén", del 5 de marzo de 2.002. Obviamente, la autorización de
cualquier procedimiento abortivo, implica la frontal violación de este
derecho humano fundamental.

Abolición del derecho a la Objeción de Conciencia:
-Se mencionan sólo antecedentes nacionales-.

º Artículo 12
de la Convención Americana sobre Derechos Humanos

-que tiene rango
constitucional-: “Toda persona tiene derecho a la libertad de
conciencia…". Este derecho ha sido reconocido, además, por diversos
pronunciamientos judiciales, algunos de ellos emanados de la Corte
Suprema de Justicia.

º Ley Nº 25.673
“Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable”. Artículo
6:
“Las
instituciones privadas de carácter confesional que brinden por sí o por
terceros servicios de salud, podrán con fundamento en sus convicciones,
exceptuarse de lo dispuesto en el artículo 6, inciso b), de la presente
ley”. Nota: el artículo al que remite es el que ordena el suministro de
anticonceptivos

Fuentes del
Protocolo: Dec. 1086/2005 y la trampa de la CEDAW

El
documento sigue fielmente los lineamientos de la política familiar
diseñada desde las más altas instancias del actual gobierno Nacional,
centradas en el aborto y la planificación estatal familiar para las
poblaciones pobres, siguiendo las recomendaciones de los organismos de
la ONU, plasmadas en los planes de acción de las conferencias del El
Cairo, 1994, y Beijing, 1995, tal como figura en el texto del INADI. Por
otro lado, ratificadas por el presidente Kirchner, firmante del
Decreto 1086/2005
que crea el
“Plan Nacional Contra la Discriminación”, en el que se recurre
nuevamente al argumento del aborto para la pobreza.

Por
otro lado, fiel a su subordinación a los dictámenes internacionales, el
INADI para dar contundencia a su argumentación, recurre a las
recomendaciones al Estado Argentino por el Comité de la CEDAW, creado
por el Protocolo Opcional de la Convención para la Eliminación de todas
las formas de Discriminación contra la Mujer CEDAW, recientemente
aprobado por el gobierno nacional, con total conocimiento de causa.
Antes de su aprobación, la Comisión Episcopal Argentina dio a conocer un
comunicado denunciando la manipulación de la que sería objeto nuestra
legislación a manos de un Comité cuestionado por sus dictámenes
abortistas. En aquel momento manifestó “Nuestra inquietud se basa en
la autoridad legal que el Protocolo de la CEDAW otorga a un Comité
internacional con capacidad de recibir denuncias y hacer recomendaciones
a los países signatarios, en orden a que se introduzcan cambios en sus
leyes y costumbres. Este peligro, que el Episcopado Argentino ya había
denunciado en varias oportunidades, no es sólo una posibilidad. Hemos
comprobado, en efecto, que se han hecho realidad recomendaciones del
Comité a diversos países en favor de la legalización del aborto y en
contra de la objeción de conciencia de los profesionales de la salud.
Ese organismo también ha considerado la maternidad como un estereotipo
cultural y ha llegado incluso a recomendar la supresión del “Día de la
Madre” y de aquellas políticas de Estado que protejan el embarazo y la
maternidad. Presentamos esta reflexión a nuestro pueblo y sus
autoridades con la esperanza de que la identidad cultural de la
Argentina y la exigencia moral de los valores en juego no se vean
comprometidos por las consecuencias que otros países han experimentado”


Otras cuestiones a considerar: vinculaciones con el FNUAP

La presencia de los
organismos involucrados en el control demográfico aparece en las
instituciones que llevaron a cabo las encuestas que sirven de soporte
técnico al Protocolo. En este caso el Instituto Social y Político de la
Mujer y el Centro de Estudios de Estado y Sociedad –CEDES-, que cuentan
con el apoyo económico del Fondo de Naciones Unidas para la Población
–FNUAP-. Pero esta presencia se hace notoria en la destinada a medir la
aceptación del aborto en la opinión pública -1.3 “La opinión de la
población en su conjunto”.
El FNUAP es el responsable de campañas de
esterilización forzada en poblaciones pobres en China, Perú, Brasil,
Vietnam y Pakistán, entre otros, razón por la cual el Congreso de EEUU,
desde el 2001 mantiene su decisión de recortar sus aportes financieros a
este organismo.

Conclusión

“El anticonceptivo
más poderoso es el desarrollo”, según el Programa de Naciones Unidas
para el Desarrollo- Informe 1994-. Sin embargo, para los organismos del
Estado, pobreza se combate con el aborto.

El 14 de septiembre
el Congreso de Nicaragua votó a favor de seguir considerando delito al
aborto en el nuevo Código Penal. El voto negativo de la mayoría no se
baso en un fuerte rechazo al uso de la mujer y de la pobreza para
legalizar el aborto, negocio de los países ricos que les permite
controlar el crecimiento demográfico de las naciones pobres, por que la
población es el único potencial para el desarrollo y crecimiento
económico.

Quizás ha llegado
la hora de poner freno el “desenfreno abortista”. Todos sus argumentos
son rebatibles desde la ciencia, la economía y la sociología. Las
muertes maternas no disminuyen con la legalización del aborto, como
afirma la Academia Nacional de Medicina,
el daño también es inherente al procedimiento mismo por la
interrupción intempestiva y artificial del embarazo.

Hay experiencia mundial en que la legislación del aborto no termina con
el clandestino, pues es un procedimiento que se prefiere oculta
r”.

Hay que detener
esta arremetida contra la vida de los niños por nacer y de las madres
mismas que se pretende proteger. Mientras se las entretiene con la
"panacea del aborto", se les siguen negando las herramientas básicas
para mejorar sus condiciones de vida, como mayores opciones laborales,
salarios dignos que permitan matener una familia, educación de mejor
calidad que habilite al mundo del trabajo, viviendas dignas contra el
hacinamiento y tantas otra medidas ausentes en las políticas actuales.

Las
causas del aborto, en la Argentina, están más ligadas a problemas
estructurales, posibles de ser solucionados con buenas políticas
familiares, que a cuestiones ideológicas, como los llamados derechos de
la mujer.

Nota:


(1)

Ese artículo del Código Penal establecía dos supuestos en que el
aborto no era punible: a) peligro a la vida de la gestante, y b)
violación de mujer idiota o demente. Cabe destacar que hace más de 40
años que el mencionado art. 86 no se aplicaba, por el avance de la
medicina y por la superación de las tesis eugenésicas. Además, con la
reforma constitucional de 1.994, dicho artículo ha sido tácitamente
derogado. Desde el año 2.005, se han planteado algunos casos judiciales
solicitando autorización para abortar, encuadrados en alguno de ambos
incisos del art. 86 del Código Penal.

Fuente: AICA

Comentario Druídico: Lo curioso de este documento es que no lleva la firma de ningún obispo, si bien este Secretariado está bajo la responsabilidad Mons. Rubén Martínez, obispo de Posadas, Mons. Baldomero Martini, obispo de San Justo, Mons. Gustavo Help, obispo de Venado Tuerto y Mons. Néstor Navarro, obispo del Alto Valle de Río Negro. También hay una comisión de asesores laicos, entre quienes se destacan algunos acreditados militantes pro-vida.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube