Panorama Católico

El Mito de las Muertes Maternas

Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Desde el pasado 26 de marzo, legisladores, representantes de organizaciones abortistas, y público en general, debaten sobre aborto en la legislatura porteña. La ronda de debates abiertos ha sido organizada por la Comisión de Derechos Humanos que preside la legisladora Noemí Oliveto, cofundadora de Autodeterminación y Libertad… y mujer de su líder, Luis Zamora. Los encuentros se llevan a cabo todos los viernes a las 18 hs, en el salón San Martin. Esta previsto debatir durante meses.

Entre los objetivos finales está conseguir el apoyo de la legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, para el “Régimen de educación sexual, anticoncepción y legalización del aborto”, proyecto de ley que presentó Zamora en la Cámara de Diputados de la Nación (exp n º 7750-D-02).

“Aborto legal para no morir”…”El aborto ilegal es, en la actualidad, la mayor causa de muerte de mujeres en la Argentina” reza la mendaz invitación de la Comisión de DDHH.

Aclaremos que el número de muertes maternas para el año 2002 fue de 356 a nivel país -según las cifras oficiales del Ministerio de Salud- y que ese número engloba todas las muertes producidas por complicaciones durante el embarazo, parto o puerperio. Es decir, la cifra suma mujeres que han fallecido por una infección diez días después de dar a luz, a las que han muerto mientras se le practicaba una cesárea, etc. Aún para las muertes que se produjeron a consecuencia de un aborto habría que distinguir las ocasionadas por abortos espontáneos, de las causadas por abortos provocados. Del cálculo surge, claramente, que el total de muertes vinculadas al aborto provocado no puede superar el centenar anual, en todo el país.

El mismo desglose del total de muertes maternas a nivel país, corresponde hacerlo en la Ciudad de Buenos Aires. Sólo que para esta circunscripción, y tomando nuevamente los datos oficiales del Ministerio de Salud, habría que partir de un total de 7 (siete) muertes maternas anuales.

Sin dejar de reconocer el valor de cada vida humana y la gravedad de su pérdida, no podemos dejar de destacar que el número de muertes relacionadas con el aborto provocado es abrumadoramente superado por el de muchas otras causales de muerte (accidentes de tránsito, enfermedades cardiovasculares, etc.)… incluso, por el número de víctimas fatales de la inseguridad. Las estadísticas no justifican que este tipo de muerte sea la primera preocupación de los legisladores argentinos, mucho menos la única. La insistencia en el tema y la manipulación ideológica de las cifras sólo denota el afán por instalar la falsa necesidad de legalizar el aborto.

Recordemos además, que la reforma del Código Penal, necesaria para despenalizar el aborto, es una tema que excede el ámbito de competencia de la Legislatura porteña… y que el tiempo, dinero y esfuerzo que los legisladores porteños dedican a un tema sobre el que no pueden legislar, se lo restan al estudio de los problemas que los vecinos de la Ciudad esperan que resuelvan.

La Plata, Argentina

La Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, por iniciativa de la senadora Nelda Giménez (UCR), pidió informes al Ejecutivo provincial sobre aspectos vinculados con la cantidad de mujeres afectadas por las consecuencias sufridas por la realización de aborto provocado, recibidas en hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires”. Cabe recordar que el aborto provocado es delito en nuestro país y que los hospitales públicos deberían denunciarlo, tal como hacen con otros delitos. De cumplirse la ley en la prov. de Buenos Aires, los senadores podrían verificar las cifras de abortos provocados en las correspondientes denuncias policiales y las subsiguientes actuaciones judiciales, y no haría falta pedir informes.

______________________________________

NOTIVIDA, Año IV, n º 215, 10 de abril de 2004
Editor Pbro. Dr. Juan C. Sanahuja
Coeditor: Lic. Mónica del Río

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *