Panorama Católico

El Papa advirtió sobre el peligro de los que dejan la Iglesia

“Es un deber cortar toda comunicación con aquellas personas que se han alejado de la doctrina católica”, advirtió Benedicto XVI.

Escribe Marcelo González

“Es un deber cortar toda comunicación con aquellas personas que se han alejado de la doctrina católica”, advirtió Benedicto XVI.

Escribe Marcelo González

Dice la noticia: CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Benedicto XVI puso en guardia a los fieles católicos contra las personas que han abandonado la Iglesia Católica. “Cuando el peligro de perder la fe se hace patente, es un deber cortar toda comunicación con aquellas personas que se han alejado de la doctrina católica”, advirtió el Papa ayer ante unas 30.000 personas congregadas en la plaza de San Pedro, durante la tradicional audiencia general de los miércoles en el Vaticano.

“Tanto ahora como en los primeros tiempos del cristianismo existe siempre el peligro de perder la fe debido a los acontecimientos que suceden en el mundo o a la debilidad de la Iglesia”, declaró el Pontífice al recordar los orígenes de la Iglesia Católica y del cristianismo.

“Hay que reconocer el peligro y aceptar que uno no se puede comunicar con aquellos que se han alejado de Dios”, agregó.

Benedicto XVI suele denunciar con frecuencia en sus sermones el relativismo y la laicidad de las sociedades modernas. (DPA) Hasta aquí la noticia.

A veces se sienten nuevos aires soplando desde el Vaticano. Es claro que la brisa no llega tan fresca y limpia como quisiéramos, porque la contaminación doctrinal es intensa y lleva ya demasiados años. Por lo cual, el solo recuerdo de aquellas enseñanzas evangélicas que no son tan fácilmente reducibles a lo políticamente correcto resultan siempre muy alentadoras.

¿Qué laico o clérigo no se ha llenado la boca con el “amor” en los últimos cuarenta años, como si fuese un concepto redescubierto después de siglos de engaño teológico sobre la auténtica naturaleza de la Revelación Divina. Pero, ¿cuántos de ellos han vinculado el amor de caridad con la verdad, cuya proclamación es el primer acto de amor? Son dos caras de la misma moneda, caridad y verdad. Veritatem facientes in caritate dice San Pablo a los Efesios (4, 15). Realizando la verdad en la caridad. Y en otro pasaje epistolar. Caritas Christi urget nos… La caridad de Cristo nos urge… principalmente a confesar la verdad, claro que en y por medio de la caridad.

El mismo autor del himno a la Caridad, la virtud que no cesará ni aún en el cielo, es el que nos recuerda que los ladrones, los impuros, los sodomitas, los mentirosos no entrarán en el reino de los cielos. (A menos que se arrepientan y hagan penitencia, claro, con lo cual dejarán de serlo).

Y San Juan, el apóstol del Corazón Misericordioso de Cristo, quien definió que “Dios es amor” (amor de caridad, por cierto) nos insta a reaccionar con gran dureza contra los que han abandonado las enseñanzas de la Iglesia… “Quien dice que conoce [a Jesucristo] y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él” (I Jn. II, 4). Y también en su carta segunda: “Todo aquel que no persevera en la doctrina de Cristo, sino que se aparta de ella, no tiene a Dios… (…) Si viene alguno a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni lo saludéis. Porque quien lo saluda, comunica con sus acciones perversas. (II Jn. 9-11).

Son palabras duras, pero de una claridad inequívoca. Por eso el Santo Padre, con evangélica prudencia nos invita a alejarnos de aquellos que “no traen esta doctrina”, es decir, la doctrina de Cristo. Son “anticristos”, dice San Juan en los mismos pasajes citados. “Porque la caridad consiste en que procedamos según los mandamientos de Dios”. (II Jn. 6).

Parece tan evidente a los ojos de aquellos que tienen buena voluntad…

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *