Panorama Católico

El responsable de Liturgia del Episcopado, contra las misas en latín

MADRID. El obispo de León y presidente de la Comisión de
Liturgia de la Conferencia Episcopal, Julián López, pidió este lunes a
los sacerdotes de su diócesis que promovieran la celebración de misas
en castellano «para que todo el pueblo de Dios comprenda», algo que,
según indicó, «no creo que se consiga» con las Eucaristías en latín.

 

MADRID. El obispo de León y presidente de la Comisión de
Liturgia de la Conferencia Episcopal, Julián López, pidió este lunes a
los sacerdotes de su diócesis que promovieran la celebración de misas
en castellano «para que todo el pueblo de Dios comprenda», algo que,
según indicó, «no creo que se consiga» con las Eucaristías en latín.

 

El responsable de Liturgia del Episcopado, contra las misas en latín

por JESÚS BASTANTE

MADRID. El obispo de León y presidente de la Comisión de
Liturgia de la Conferencia Episcopal, Julián López, pidió este lunes a
los sacerdotes de su diócesis que promovieran la celebración de misas
en castellano «para que todo el pueblo de Dios comprenda», algo que,
según indicó, «no creo que se consiga» con las Eucaristías en latín.

En declaraciones a un grupo de periodistas después de
presentar una campaña de ayuda a Perú, el obispo de León consideró que
lo fundamental es que el conjunto de los fieles «viva la celebración de
la mejor forma posible», algo que, según afirmó, «con la lengua latina
no creo que se consiga».

Las declaraciones de monseñor López causaron el lógico
revuelo en sectores eclesiásticos, toda vez que el obispo de León es, a
su vez, el máximo responsable del Episcopado español en cuestiones de
liturgia y, como tal, el encargado de coordinar, en el ámbito de la
Conferencia Episcopal, todas las actividades en torno a la misa según
el rito tridentino, que el pasado 14 de septiembre volvió a ser
permitido como «forma extraordinaria» de la liturgia romana, en virtud
de un «motu proprio» de Benedicto XVI.

El Papa lo hará en Adviento


El propio Pontífice, según anunció esta semana la prensa
italiana, oficiará el próximo 2 de diciembre -coincidiendo con el
primer domingo de Adviento- la primera misa en latín presidida por un
Papa en los últimos cuarenta años, muy previsiblemente en la basílica
de San Pedro.

«No sé los que sentirán esta nostalgia» de celebrar
misas bajo el rito tridentino, subrayó monseñor López, quien añadió que
desconoce «si todavía hay sacerdotes que saben celebrar la misa con
aquella forma». «Otra cosa -puntualizó el obispo- es el Canto
Gregoriano, puesto que se trata de plegarias muy conocidas».

En la «misa Tridentina» o de San Pío V, llamada así por
haber sido establecida en el Concilio de Trento (siglo XVI), el
sacerdote oficia la misa en latin, de espaldas a los fieles (o «de cara
a Dios», como explican sus seguidores), quienes tienen participación
limitada. Así, los laicos no pueden leer pasajes bíblicos ni recibir la
hostia en la mano. Además, no se permiten guitarras ni instrumentos
folclóricos, únicamente el canto gregoriano.

Sin embargo, el «rito romano», establecido tras el
Concilio Vaticano II, hace especial hincapié en el uso de las lenguas
vernáculas, así como en la participación activa de los fieles en el
ceremonial. La música puede ser elegida con libertad, así como el
momento de la comunión, en la que los fieles pueden recibir
directamente la hostia en la boca o recogerla primero entre sus manos.

Por otro lado, la asociación «Deo Gratias», que promueve
el rito tridentino en España, anunció que, a partir del próximo 21 de
octubre, dejará de celebrarse la misa mediante esta liturgia
extraordinaria en la parroquia madrileña de San Luis de los Franceses.

Desde ese momento, las misas en latín en Madrid se
celebrarán en la iglesia del Tercer Monasterio de la Visitación (paseo
de San Francisco de Sales, 48), con el siguiente horario: de lunes a
sábados, a las ocho de la mañana (misa rezada), y domingos y festivos,
a las once (misa cantada).

Fuente: ABC Madrid


Comentario Druídico:
Nuevamente: la hostilidad de algunos obispos hacia el Motu Proprio, la franca desobediencia, apenas disimulada en este caso y el temor a la misa tradicional. No hay proporción entre la persecución abierta y también oculta que se lleva contra los saderdotes que optaron por la Misa Tradicional y la tan cacareada "convicción" de que es algo muerto y pasado a lo que nadie prestará atención. Recientemente un obispo residencial del Gran Buenos Aires, titular de una diócesis importante, destrató groseramente a un grupo de fieles que fueron a pedir su bendición para proseguir con la misa tradicional en una de sus parroquias. La misa inaugural en rito tradicional tuvo un gran éxito de público y estuvo notablemente bien rezada por el párroco. No solo los trató airadamente sino que les impuso condiciones ilegales, contrariando el Motu Proprio. El caso llegará a Roma, presumimos.Otro dato importante, se va confirmando la apertura del año litúrgico con una misa tridentina celebrada por el Papa, noticia que ya adelantáramos bastante tiempo atrás.

Autor

cabezadetortugamacho@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *